¿Conoces a los enemigos de tu signo del zodiaco?

2453
¿Conoces a los enemigos de tu signo del zodiaco?
TPHeinz / Pixabay

¿Alguna vez has tenido que tratar con alguien muy duro? ¿Quizás te gustaría evitar hacer eso en el futuro? Abajo hay una breve guía para ayudarte a identificar a tu enemigo del zodiaco….

¿Alguna vez has tenido que tratar con alguien muy duro? ¿Quizás te gustaría evitar hacer eso en el futuro? A continuación una breve guía le ayudará a identificar a su enemigo zodiacal y a comprender, en particular, cuáles son sus armas secretas y cómo responder al ataque, para evitar o reaccionar mejor ante futuros enfrentamientos.

Anuncios

Aries, colisión frontal

El signo astrológico de Aries está gobernado por Marte, el planeta de la guerra: esta estrella ejerce una fuerte influencia sobre este signo astrológico, haciéndolo impulsivo e impetuoso. Los Aries, de hecho, no van allí por la sutileza: dicen las cosas en la cara de una manera demasiado directa y hacen muy poco para evitar el choque. Su enemigo número uno es el signo de Capricornio, igual de terco pero mucho más racional y tranquilo. Los nativos de este signo juegan a la guerra como un juego de ajedrez: pueden tomar a Aries como un contraataque, ponderando cuidadosamente sus movimientos. Para ganar al enemigo, por lo tanto, Aries debe mantener la cabeza fría o actuar con un ataque frontal, en términos claros, y luego huir.

Tauro, la unión hace la fuerza

El signo zodiacal de Tauro, gobernado por Venus, suele ser tranquilo y sereno. Simplemente no lo hagas enojar: toma tiempo enojarse, pero cuando lo hace, ve rojo y pierde el control. El Tauro suele ser sincero y leal, fiel y honesto, excepto en algunos casos raros en los que tiene una fuerte influencia en el ascendente. No es un tipo que se esconde, a diferencia de su enemigo más temible: el signo zodiacal de Escorpio, que no revela sus emociones o sus intenciones, engañando astutamente a los Tauro, a veces un poco ‘ingenuo’. Una sugerencia a los nativos de Tauro para enfrentar al Escorpio es buscar alianzas: la unión hace la fuerza, especialmente cuando alguien quiere engañarnos.

Geminis

Los Géminis, dominados por el planeta Mercurio, que representa velocidad, inteligencia y astucia, no nacen, como dicen, ayer. Los representantes de este signo son rápidos y capaces de hacer malabares con las dificultades, precisamente porque tienen muchas habilidades dialécticas y una gran velocidad de actuación. Seguros de sí mismos, sin embargo, son un poco impulsivos. Su enemigo puede ser el signo de la Virgen, también gobernada por Mercurio, pero mucho más racional y calculadora que los Géminis. El desafío, entre los dos, está al mismo nivel a nivel mental, pero, en la acción, la Virgen calcula mejor sus movimientos, poniendo en peligro la victoria de los Géminis, que harían mejor en coser sus bocas frente a este enemigo, sin correr el riesgo de revelar sus movimientos.

Anuncios

Cáncer, de la defensa viene la fuerza

El signo zodiacal de Cáncer está gobernado por la Luna, un planeta que representa la dulzura pero también la mutabilidad de los estados de ánimo. Estos nativos son muy emotivos y sensibles, pero también tienen una tenacidad dura, difícil de igualar. Lo que más temen, sin embargo, es la posibilidad de que alguien hiera sus sentimientos, sin ninguna medida: esto puede suceder con frialdad racional o con impetuosidad. Sus principales enemigos a este respecto son Capricornio, capaz de un frío destacamento, y Aries, que a veces cae cargado de palabras. Para ganar al enemigo debe ser el portavoz del grupo: Cáncer es un gran líder, si ejerce sus cualidades de protección y defensa.

Anuncios

Leo, el miedo a la sombra

Al signo zodiacal de Leo, dominado por el Sol, le encanta sentirse protagonista y ser el centro de atención. A veces es un poco egocéntrico y a menudo muy orgulloso: quiere brillar con su propia luz y no acepta la crítica, que vive con miedo. Su enemigo número uno es Acuario, que, a diferencia del rey del zodíaco, tiende a dar prioridad a los demás, odia el egocentrismo y evita la compañía de los que se sienten protagonistas en detrimento de los demás. Para enfrentarse a este enemigo, el León debe recurrir a su generosidad, otra dote que está a su disposición y que uno no esperaría de él. El Acuario, ante el altruismo del León, queda consternado.

Anuncios

Virgo, valores frágiles

El signo de la Virgen, dominado por el planeta Mercurio, se basa en gran medida en la lógica y la racionalidad. Su vida está hecha de reglas, algunas de las cuales son muy estrictas y que la Virgen respeta estrictamente. No todos, sin embargo, viven la vida de esta manera: para sorprender a este signo del zodíaco podrían ser los Piscis, que, a diferencia de la Virgen, confían en su increíble sensibilidad para lograr los mismos resultados. Con Piscis la Virgen podía entrar en competición: la lógica del enemigo es muy diferente de la suya, ordenada y precisa. ¿Cómo, entonces, ganar la pelea con Piscis? Abrirse más valientemente a las emociones que la Virgen siente, pero que se mantiene en sí misma de una manera muy celosa.

Equilibrio, sin pérdida de control

El signo zodiacal de Libra, gobernado por Venus, está representado por dos platos equilibrados: la búsqueda de la armonía para estos nativos astrales es fundamental. Rechazan el conflicto y odian a las personas que son demasiado impetuosas: para ellos, expresar sus sentimientos de una manera mesurada, dosificar sus pasiones es fundamental. Libra teme la pérdida de control y se encuentra perdida frente a personas que son demasiado impulsivas o impetuosas: es por eso que Aries, un signo de Fuego, combativo y muy nervioso, despierta miedo y perplejidad en ellos. ¿Cómo puede un Libra contraatacar a su enemigo? Trate de no comunicarse directamente con él: dé a otros la función de mediadores con aquellos que no quieren mediar.

Escorpión, difícil de aceptar la derrota

El signo de Escorpio es muy terco y decidido y lucha por aceptar la derrota. Normalmente se enfrenta a los demás como un posible enemigo y a menudo se pone a la defensiva. Por orgullo y deseo de poder, cuya búsqueda es estimulada en él por Plutón, el planeta del inconsciente que guía el signo, está dispuesto a todo frente a su adversario. Sólo un signo puede llevarle por el mal camino: Géminis, con su irónico desapego y su capacidad para manejar las emociones con frialdad, puede derrotar a este signo del zodíaco, dejando una marca indeleble en su corazón. El Escorpión haría bien en mantener la relación con los Géminis en un plano frío, algo de lo que es capaz si se compromete: sólo así puede manejar al enemigo.

Sagitario, con las riendas sueltas

El signo zodiacal de Sagitario, liderado por Júpiter, un planeta de alegría y expansión, vive la vida como una gran experiencia interior, en la que le encanta sentirse libre. Al igual que el centauro que lo representa, le encanta explorar nuevos espacios, le encanta tener experiencias atractivas y teme sentirse atado a una situación demasiado apretada. Este riesgo para él está representado por el signo de Cáncer, que, a diferencia de este signo de Fuego, trata de esconderse en un nido cálido y seguro, escapando del atrevido personaje de Sagitario, que con Cáncer se siente estrecho y no da rienda suelta a su gran instinto. Sólo una es la manera de vencer al enemigo: compartir con él algunos espacios emocionales en los que Cáncer pueda expresar plenamente su individualidad.

Anuncios

Capricornio, miedo a las emociones

Capricornio, gobernado por Saturno, un planeta de racionalidad y sabiduría, teme las emociones fuertes y la dulzura excesiva. Según este signo del zodíaco, la emotividad debe ser controlada y medida en sus expresiones. Juzga de manera muy estricta a aquellos que, en cambio, no se comportan de manera razonable y permanecen en el control de sus emociones. Por esta razón, el enemigo número uno de Capricornio es el signo de Cáncer, su opuesto en el Zodíaco: los nativos de junio y julio son demasiado sensibles y frágiles, a diferencia del Capricornio correoso, que en cambio se dobla pero no se rompe. Capricornio, para llevarse bien con su enemigo, debería en cambio doblarse un poco más, abriéndose suavemente a las emociones y demostrando ser más sensible.

Acuario, sin venganza

El signo zodiacal de Acuario, gobernado por Urano, el planeta del cambio y el futuro, busca siempre una mediación con los demás y una solución inteligente a los problemas. Su búsqueda de la armonía es activa: es un conciliador y teme los conflictos. No le interesan las emociones fuertes: por eso su enemigo número uno es Escorpio, apasionado e instintivo, una señal de que no puede controlar sus impulsos profundos. En particular, el Acuario del Escorpión teme la venganza: una respuesta que los plutones del zodíaco dan ante las dificultades. Acuario prefiere la calma, pero es difícil razonar con Escorpio cuando está nervioso. ¿Asesoramiento? Deja que el enemigo se enfríe y, si ves que no quiere razonar, vete lo antes posible.

Piscis, la amenaza del orden

El signo zodiacal de Piscis está gobernado por Neptuno, el planeta de la fantasía. Su imaginación es muy ferviente. A menudo está distraído y soñador: su mente se pierde en mundos paralelos, que sólo él puede percibir con su profunda emotividad. Para Piscis, las sensaciones irradiadas

Anuncios