Misterios de la creación: El universo nace de un agujero negro

101
Misterios de la creación: El universo nace de un agujero negro
insspirito / Pixabay

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Misteriosa teoría propone la idea de que el universo nace a partir de un agujero negro

Un nuevo modelo cósmico propone una nueva teoría, nuestro universo es hijo de otro universo (y así sucesivamente), una especie de cadena de San Antonio si se quiere, donde el último viene de un agujero negro.

Anuncios
Anuncios

Lee Smolin, físico teórico del Instituto de Física de Canadá, ha elaborado recientemente una teoría que podría explicar por qué las leyes de la naturaleza han alcanzado el estado en que se encuentran hoy en día. Partiendo de la premisa de que el tiempo es la concatenación de momentos reales (en contraste con la premisa de muchos científicos, entre ellos Einstein y Newton, que consideraban el tiempo como un concepto matemático que sólo existe en la eternidad), Smolin sugiere que el universo ha evolucionado de una manera similar a la selección natural, a saber: ha tenido que reproducirse innumerables veces para lograr un resultado similar en el que vivimos hoy. Esto sólo pudo haber ocurrido, como John Wheeler había sugerido anteriormente, a través de los agujeros negros, que actúan como plantas de reprocesamiento, o como semillas fertilizadas en el útero que dan vida a los universos recién nacidos.

Lo que agregué a esto para hacer que funcione como un modelo de selección natural, es que los cambios pasados de padre universal a hijo universal son lo suficientemente ligeros como para dar una acumulación de ajustes.

Como una especie de madre que muere después del parto, para que nazca un nuevo universo, es necesario que cuando el tiempo termina en un agujero negro, se produzca una unión con el comienzo del tiempo en un Big Bang, en un nuevo universo.

Anuncios

Así, según esta hipótesis, el nuestro es un cosmos producido por generaciones en generaciones de antepasados, un poco menos “refinado”. Y si la teoría es verdadera, entonces define la ley natural como el resultado de una evolución dinámica en el tiempo (y no intemporal y eterna) y el universo como parte del mismo proceso de selección natural.

Su hipótesis, sin embargo, tiene un “agujero negro” (ese lugar donde, según la ciencia, un espacio oscuro devora todo a su alrededor) en el que se pierde una información importante: la herencia cósmica. ¿Cómo es posible que estos universos transmitan su información genética a sus hijos?

Anuncios