¿Se cumple la profecía bíblica sobre el Mar Muerto?

706
Se cumple la profecía bíblica sobre el Mar Muerto

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Casi diez veces más salado que el océano, el Mar Muerto se es conocido ya que nada puede vivir en él. O al menos así lo era hasta ahora. La investigación científica pudo comprobar la existencia de vida en el fondo de esta región del mar, pero debido a un conjunto casi milagroso de circunstancia. La presencia de estas formas de vida en el mar muerto (el cual es un ambiente hipersalino) ha dejado sorprendido a gran parte de la comunidad científica, menos a los creyentes, que esto, tarde o temprano, sucedería, tal cual está escrito en las profecías bíblicas.

Anuncios

Se cumple la profecía bíblica sobre el Mar Muerto

¿La profecía bíblica del Mar Muerto se ha cumplido?

El Mar Muerto es, tal cual dice su nombre, totalmente muerto. Más de cuatrocientos metros bajo el nivel del mar, es el punto más bajo en tierra seca. Ninguna forma de vida puede existir en sus aguas excesivamente saladas y sus alrededores, los cuales están cubiertos por una capa de sal gruesa que mata cualquier tipo de planta.

Su hostilidad ha sido documentada durante siglos. Un  mosaico en el suelo de una iglesia en Medeba, Jordania, muestra una especie de mapa para los peregrinos bizantinos en su camino hacia la Tierra Santa, lo confirma. Este mapa enseña una imagen del nado de los peces bajo el río Jordán, y luego girando alrededor una vez alcanzan las aguas del Mar Muerto.

Anuncios
Anuncios

Se cumple la profecía bíblica sobre el Mar Muerto

Las profecías bíblicas, sin embargo, menciona un cuadro totalmente diferente de la zona.

«Y levantó Lot sus ojos y observó toda la naturaleza de Jordán, que era toda bien regada, antes de que el Señor destruyó Sodoma y Gomorra, y era como el jardín del Señor, como la Tierra de Egipto, cuando se entra en Zoar» Génesis 13: 10-10.

Anuncios

Las profecías bíblicas relatan que el pasaje cambió totalmente cuando el fuego y azufre que destruyó Sodoma y Gomorra dañó el valle, convirtiéndolo en un terreno baldío y sin vida. En realidad, las personas que visitan el Mar muerto en la actualidad se les hace difícil imaginar un hermoso valle en un lugar tan árido.

Aún más desconcertante son las profecías mesiánicas de que el agua fluirá desde el este de Jerusalén hacia el Mar Muerto, y esas aguas amargas se llenarían de peces y del desierto alrededor estará totalmente lleno de vida.

La profecía bíblica en Ezequiel 47

El nivel del agua en el Mar Muerto ha estado retrocediendo en una tasa increíble de hasta un metro de cada año. Esto se debe al agua que ha estado siendo desviada del río Jordán para fines agrícolas y por la evaporación provocada por las obras minerales en el Mar Muerto. El nivel del agua cayendo llevó a que se formaran los agujeros en las orillas del mar. En una visita a la región de Siegel, se descubrió que muchas de esas «piscinas» se llenaron de agua dulce, y aún más increíble, fueron habitadas por peces.

La prueba es totalmente irrefutable. Inclusive, las imágenes fueron captadas en video, donde claramente se observan peces nadando en las orillas del Mar Muerto en piscinas de agua dulce, rodeadas de pequeñas plantas.

Anuncios

Se cumple la profecía bíblica sobre el Mar Muerto

Las pruebas de que los profetas vieron más allá de la ciencia

La existencia de agua dulce en el mar muerto es un claro ejemplo de los profetas pudieron observar las cosas que estaban totalmente oculta para los científicos durante miles de años. En el 2011, un equipo investigador de la Universidad de Ben Gurion, en Neguev, envió buzos al fondo del Mar Muerto. Esta misión generó grandes dificultades técnicas por el ambiente salino de las aguas. Los equipos se deñaron totalmente. Sin embargo, gracias a esta expedición, se pudo descubrir la existencia de agua dulce.

Los buzos encontraron enormes cráteres en el fondo del mar, a unos quince metros de diámetro y unos veinte metros de profundidad, de los cuales estaba fluyendo el agua fresca que fueron cubiertos por microorganismos que mostraron que el Mar Muerto no estaba totalmente muerto. Dando así comienzo a una de las mayores profecías bíblicas.

Anuncios