La historia del Mesías Prometido, creador de una real profecia

3260
La historia del Mesías Prometido, creador de una real profecia

Muchas son las personas que han declarado profecías a lo largo de la historia. A pesar de que la gran mayoría han sido falsos profetas, no se puede negar que hasta los más escépticos han tenido que aceptar que ciertos personajes parecían tener un poder divino más allá de la humanidad. Este es el caso del «Mesías Prometido», Mirza Ghulam Ahmad, un practicante del islamismo que sorprendió a gran parte de la humanidad por sus certeras predicciones. El Mesías Prometido llegó al punto de ser comparados con grandes personajes del tema, pero que pasó desapercibido a nivel popular por sus creencias religiosas.

El Mesías Prometido ¿Profecías a través del Islam?

Nacido en el año 1835, tuvo su descenso en el año 1908, tuvo un recorrido por más de 70 años en el tema divino de las profecías, siendo bastante certero en muchas de ellas.

Este hombre predijo que un poder Oriental causaría una condición crítica en corea en el año 1904. Una profecía que se cumplió a la perfección, cuando Japón tomó el control de Corea, conquistándola y convirtiéndose en un gran poder Occidental.

De la misma forma, el Mesías Prometido pudo profetizar la primera Guerra mundial en abril del año 1905. En el famoso libro Baraheen-e-Ahmadiyya de su autoría, se puede leer un poema una descripción de un terremoto prometido, interpretado por muchos como un evento que movería al mundo entero. En un extracto del poema se puede leer: Hasta el poderoso Zar se encontrará en condiciones míseras cuando llegue esa hora.

La Guerra no había comenzado para ese entonces, pero Mirza Ghulam Ahmad ya había predicho una especie de terremoto. Cabe destacar que durante la guerra, el Rey ruso (más conocido como Zar) falleció, tal cual como lo profetizó el mesías.

Anuncios
Anuncios

La historia del Mesías Prometido, creador de una real profecia

La polémica muerte del Doctor Dowi.

Alexander Dowei era un estadounidense que se autoproclamó como un profeta de Dios a finales de 1899. Su popularidad alcanzó niveles muy altos y en dos ocasiones retó al Mesías Prometido a un debate de religión. Las invitaciones fueron rechazadas por Ahmad, lo que causó que Dowei lo apodara como el «tonto Mesías de Muhammad».

El Mesías Prometido solamente declaró que no perdería el tiempo con seres tan bajos como las moscas y si quisiera matarlos, solamente bastaría con aplastarlo con sus botas. Solamente se dedicó a rezar para que Allah vengara la falta de respeto a lslam y castigara al arrogante hombre.

Anuncios

Tan solo pasaron dos años más, en 1905, Dowie se vio afectado por una inesperada parálisis cuando subía a un escenario. Sus idólatras rápidamente empezaron a darle la espalda, confinándolo al olvido y llevando al hombre a la quiebra.

Anuncios