Profecía azteca predice que terremoto destruirá la tierra

2369
Profecia azteca terremoto

Hay muchas profecías que indican que la tierra será destruida en un futuro cercano. Algunas hablan de una invasión extraterrestre, otras hablan de una guerra civil y, por supuesto, las más aceptadas, sobre aspectos naturales que poco a poco terminarán por aniquilar la totalidad de nuestro planeta y por consiguiente, a sus habitantes. La profecía azteca, por ejemplo, dice que nuestro planeta subumbirá ante un potente terremoto que separará continentes y acabará con más del 70% de la vida en la tierra.

Según los aztecas existen 5 soles, el sol de la tierra, aquel que fue habitado por gigantes que posteriormente fueron exterminados por los jaguares. El sol del viento, allí vivían seres de forma extraña, no hay documentos que describen cómo eran, lo cierto es que disgustaban al dios creador de este astro y acabó con la mayoría de las criaturas. Al resto los convirtió en monos.

Profecia azteca terremoto final

El astro de lluvia de fuego, el Dios Tlaloc envió una lluvia de fuego ardiente  a los habitantes de la tierra para aniquilarlos, sin embargo, estos eran inmortales en ese entonces y no sufrieron mayores daños, no hasta mucho tiempo después, cuando fueron muriendo poco a poco y transformados en aves. El sol del agua, allí gobernaba una diosa que, furiosa con los humanos, envió un diluvio que duró cerca de 52 años. Sólo sobrevivieron un hombre y una mujer.

Anuncios

Ahora bien, el quinto sol es el más temido y de donde proviene la profecía del fin de nuestros tiempos. Este astro ha estado camuflado por muchos años, se originó luego de la supervivencia de los dos humanos bajo el diluvio y se dice que cuando menos se espere, la tierra temblará a tal magnitud que todos los dioses aztecas desatarán su furia y acabarán con todo a su paso de una vez por todas.

Anuncios

La naturaleza ha dado muchos indicios de que esto es cierto y que más pronto que tarde tendremos un mega terremoto que destruirá todo lo que conocemos hasta ahora. Y lamentablemente, no parece que alguien pueda sobrevivir a este fatídico final.

Anuncios