Asherah, la pareja de Dioses borrada de la Profecía biblica

723
Asherah, la pareja de Dios borrada de las profecías bíblicas

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Para nadie es un secreto que las profecías bíblicas han sido modificadas por el hombre. Uno de los ejemplos más claros de estos es el de la Diosa Madre, la pareja de Yahveh, la cual ha sido totalmente removida de los textos bíblicos ante la construcción del paradigma de la hegemonía masculina. Así lo ha revelado una investigadora especializada en religió. El nombre de esta deidad es Asherah, la eterna Astarte, Isthar, Diosa del Mar, del Cielo y símbolo del Árbol de la vida.

Asherah, la pareja de Dios borrada de las profecías bíblicas

¿La Diosa Asherah fue removida de las profecías bíblicas?

Información que ha sido presentada por la investigadora de la Universidad de Exeter, Francesca Stavrakopoulous, asegura que, originalmente, las grandes religiones abrahámicas (qué son, actualmente, tres grandes monoteísmos) adoraban también a un Dios femenino llamado Asharah, junto a Yahveh (Asherah es, a veces, conocida como Astarot,  y es la misma deidad que era adorada como Ishtar por los babilónicos y Astarte por los griegos, arquetipo del divino femenino: Luna, Tierra, Venus). Si esto llegase a confirmarse, significa que el origen de estas grandes religiones posee una concepción mucho más equilibrada de la vida, tanto el principio masculino como el femenino, como ocurre, por ejemplo, en el hinduismo con la Diosa Shiva y Parvati, o Vishnu y Laksmi.

Stavrakopoulous basa su teoría en unos textos antiguos, amuletos y figuras halladas en la ciudad de Ugarit, conocida como Siria actualmente, en los que se puede ver que Asherah era una diosa muy poderosa de la fertilidad que se adoraba a la par de Jehovah.

En una vasija datada del siglo XIII, encontrada en el desierto de Sinai, en Kuntillet Arjud, se pide bendición a la pareja divina. Y actualmente, varias inscripciones parecidas se han encontrado, las cuales fortalecen el caso de que el Dios de las profecías bíblicas tuvo una pareja. Asegura la académica.

También es muy significativo la admisión bíblica de que Asherah fue adorada en el mismo templo de Yahveh en Jersulén y en el libro de los Reyes, se asegura que una estatua de Asherah estaba en el templo que y que personal femenino tejía prendas en rituales para la diosa.

Asherah, la pareja de Dios borrada de las profecías bíblicas

¿Referencias a esta diosa en las profecías bíblicas?

En las profecías bíblicas de Jeremías existe una posible referencia a esta diosa, cuando se menciona a la «Reina de los cielos».

A veces, su nombre es traducido como la diosa del árbol de la vida, pero también se relaciona con el mar, en uno de sus nombres Athirat, rbt ‘ atht ym, rabt ‘ Atirat yammi, Señora del Mar, o aquella que camina sobre el mar.

El otro nombre que se le adjudica en los textos ugariticos es «qaniyatu ‘jlhm», «la creadora de los dioses».

En dichos textos, Athirat es la consorte del Dios EL; existe una referencia a los setenta hijos de Athirat, presumiblemente los mismos 70 hijos de El. Además se le llama Elat, la contraparte femenina de El, en los textos acadios es mencionada como Ashratum, la esposa de Anu, el dios del cielo.

Asherah, la pareja de Dios borrada de las profecías bíblicas

¿Por qué se quiso eliminar de los textos sagrados?

  1. Edward Wright, del Arizona Center for Judaic Studies, asegura que Asherah no fue editada totalmente de las profecías bíblicas por sus escritores masculinos, trazos de ella aún se encuentran y evidencia arqueológica junto a referencias en textos de naciones en las fronteras de Israel permiten reconstruir la importancia que tuvo en las religiones.

Otras referencias a esta diosa en las profecías bíblicas están en el libro de Deuternomio, en un marco siempre hostil. El Rey Manasseh es juzgado como alguien que hizo un mal ante Dios cuando colocó el poste, símbolo del árbol de Asherah, en el templo. El Rey Hezekiah, que removió el símbolo de Asherah del Templo y lugares sagrados fue alabado como el más justo de los reyes. Los profetas Isaías, Jeremías y Micah también condenan su idolatría, ya que, de acuerdo a sus palabras, la adoración a Asherah aleja de la adoración del dios único y verdadero.

Esto nos da a entender que la diosa de la femenina, del árbol de la vida, del mar y el cielo, se le equiparó a la falsa idolatría, con Baal, y se alejó al hombre de la adoración de la pareja divina de la mujer, posiblemente, en ediciones siguientes de las profecías bíblicas.