Un pequeño elemento rocoso fortalece las esperanzas de encontrar a Nibiru el Planeta Nueve

375
Un pequeño elemento rocoso fortalece las esperanzas de encontrar al Planeta x

Un hallazgo encontrado recientemente por los investigadores a fortalecido la teoría de que el misterioso planeta X existe. Puede estar ubicado cerca de nuestro sistema solar, sin aun haberse captado.

Los especialistas han encontrado un minúsculo objeto que ha estado rodeando al Sol que tiene cierta similitud con la hipótesis del planeta X. los especialistas especulan que este objeto pudo haber sido golpeado por el misterioso planeta y por ello esta vagando cerca de la órbita de nuestro sistema solar.

Es el TG 387 el propulsor que necesitan los investigadores que encontrar al planeta X

El pequeño objeto hallado, catalogado como una pequeña roca, fue bautizada con el característica apodo de el Duende, pero su nombre científico es TG 387. Fue encontrada por especialistas de la astrología en un importante instituto de investigación en los Estados unidos. El grupo de especialistas captaron el pequeño objeto en el 2015,  posteriormente dicho elemente continuo el transcurso que llevaba por las cercanías del son en estos últimos años. Dentro de esas investigaciones se pudo captar la presencia de un elemento que estaba bastate lejos.

Un pequeño elemento rocoso fortalece las esperanzas de encontrar al Planeta x

Este hallazgo es de gran importancia, ya que el pequeño objeto encontrado (TG387)  está dentro de un conjunto importante de elementos distantes del sistema solar que acercan más las posibilidades de confirmar la existencia del planeta X.

Anuncios
Anuncios

¿Son importantes estos nuevos hallazgos?

Cada hallazgo nuevo favorece a los especialistas a concluir con el paradero del planeta X. Aunque todos estos pequeños elementos que son hallados cuentan con similares trayectorias, siempre tienden a tener una pequeña diferencia lo que dificulta un poco hallar la ubicación exacta del planeta misterioso.

Actualmente existen más de una docena de pequeñas rocas interestelares distantes que tienen características de orbitas similares, lo que amplía la hipótesis de que el incognito planeta está por ahí afuera. El camino que recorren estas pequeñas rocas son extensos, y tienden a aglomerarse en la misma zona cuando están a una distancia cercana del sol. También, todas sus orbitas señalan a la misma dirección y están inclinadas. Como si un elemento de grandes dimensiones estuviera golpeándolas hacia el mismo lugar.

Este tipo de elementos sirven como los testigos más fuertes que tienen los especialistas para fortalecer la teoría del Planeta x, y encontrar distintos nuevos objetos ayudaría aun mas a la creencia que la existencia del planeta x es más que una simple hipótesis.

Anuncios

Anuncios