Planeta nibiru es estudiado por la iglesia católica pero no dan detalles

345
El Planeta X es estudiado por la iglesia católica pero no dan detalles

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

A pesar de que la religión en general se denomina como antropocentrista y asegura que Dios únicamente creó a la humanidad, se sabe que el Vaticano, el seno del catolicismo (por lo que no es extraño pensar que otras religiones también lo hagan), existe un gran observatorio, de lo más actualizados de la humanidad, con el que estudian los movimientos planetarios. El interés de la religión por el cosmos podría tener muchos motivos comunes, sin embargo, expertos aseguran que su afición por la astrología y las estrellas va mucho más allá; desde la vida extraterrestre hasta la el seguimiento del planeta nibiru.

Anuncios

El Planeta X es estudiado por la iglesia católica pero no dan detalles

¿La religión le hace seguimiento al Planeta nibiru?

El gobierno de los Estados Unidos, a través de la agencia militar de la NASA, se encuentra siguiendo al planeta X en la clandestinidad, estudiando su recorrido y el tiempo de colisión con la Tierra. Esta misión astronómica se encuentra ubicada en la Antártida y podría haber comenzado hace doce años atrás.

Sin embargo, a pesar de que diferentes gobiernos están investigando todo lo relacionado con el Planeta X, la institución que sabe más sobre este tema es el mismo Vaticano, pues la Santa Sede posee dentro de su estructura una gran gama de telescopios astronómicos, además de poseer proyectos espaciales propios, con los cuales han estudiado el espacio desde cientos de años.

Anuncios
Anuncios

En el año 97, el padre Jesuita, Mlachi Martin, un sacerdote altamente conocido y sumamente conocer del Tercer Secreto de Fátima, y con cercanía al Papa, dijo varias entrevistas donde explicaba que el Planeta X provocaría miles de muertes en el mundo en un lapso similar a la de una década. Sin embargo, el padre Martin murió de forma inesperada dos años después. Muchos expertos han sugerido que la muerte de este hombre no fue más que una forma efectiva de silenciarlo ipso facto, y que la catástrofe que oculta la religión podría relacionarse con el Planeta X.

El Planeta X es estudiado por la iglesia católica pero no dan detalles

Anuncios

¿El Vaticano posee tecnología astronómica para observar al Planeta nibiru?

Pocas personas en el mundo tienen conocimiento sobre el Telescopio Hubble, mucho menos están conscientes de que este posee una réplica idéntica, con su mismo potencial, llamado SkyHole 12. Sin embargo, este solamente puede ser manipulado por el Vaticano.

La Santa Sede hace un  seguimiento de la trayectoria del Planeta X, especialmente desde dos puntos ocultos, especializados en la exploración del espacio. Una de ellas se encuentra en Alaska, la otra se mantiene oculta en Chile. Estos observatorios gobernados secretamente por el Vaticano son manejados únicamente por la rama científica y astronómica de la Santa Sede. Cosa que ya ha sido confirmada.

En la época del Papa Pío XII, el servicio secreto del Vaticano ya sabía que existía un planeta que se aproximaba a la Tierra, el cual implicaba un gran número de riesgos. Fue en ese momento que los durante el comienzo de los noventa, el Vaticano creó su propio programa espacial, llamado «Siloe», una misión clandestina que era parte de un proyecto espacial mucho más ambicioso, el cual, según los expertos, llevaba el nombre de «Kerigma».

El Planeta X es estudiado por la iglesia católica pero no dan detalles

Anuncios

El Vaticano envió una sonda espacial en busca del Planeta nibiru

Para el programa «Siloe», el Vaticano construyó en secreto una sonda espacial dentro del Area 51, muy apartado de las miradas de los científicos comunes de la NASA, los cuales habrían sido capaces de filtrar información. Para el lanzamiento de esta sonda espacial del vaticano, junto a la misión encargada de buscar al Planeta X, no se empleó ningún cohete de la NSAA, sino que se llevó al espacio mediante un avión militar supersónico llamado «Aurora», el cual es una aeronave a servicio de los Estados Unidos capaz de salir de la atmósfera terrestre a gran velocidad.

Este avión ya ha sido utilizado por el gobierno estadounidense en anteriores ocasiones de forma clandestina, cosa que ya conseguido muchas denuncias por parte de otras naciones pero, al no existir pruebas, la ONU no le queda más remedio que archivar dichas quejas.

Anuncios