División en la comunidad científica por Nibiru ¿Es el planeta enano?

864
División en la comunidad científica por Nibiru ¿Es el planeta enano?

La larguísima elipse de «El Duende» (conocido científicamente como 2015 TG387), el planeta enano que se orbita en los límites del Sistema Solar ha ocasionado que expertos lleguen a pesar de que su movimiento es el efecto de Nibiru. Sin embargo, existe un gran movimiento de científicos que aseguran que los extraños recorridos de estos objetos pueden tener una explicación en los procesos de difusión orbital extrañas. Lo cierto es que el descubrimiento de El Duende ha ocasionado que la comunidad científica se haya dividido en dos opiniones.

¿El descubrimiento de «El Duende» ha dividido a la comunidad científica respecto a Nibiru?

Gracias al sondeo hecho a largo plazo por todo la parte externa del sistema solar realizado desde hace varios años por el telescopio  ubicados en Hawái y Chile, los cuales tienen como objetivo encontrar un nuevo planeta del sistema solar, parece que está empezando a dar frutos, pues 2015 TG387 ha sido descubierto.

División en la comunidad científica por Nibiru ¿Es el planeta enano?

Sin embargo, actualmente se está llevando un acalorado debate entre la comunidad científica con relación a estos nuevos objetos, pues han presentado elipses muy estiradas que les permite moverse desde Neptuno y el cinturón de Kuiper hasta alcanzar la nube de Oort interna. O sea, miles unidades cósmicas de distancia.

Una parte de la comunidad piensa que las extrañas características de estos cuerpos celestes no son asociables como el hipotético Nibiru. Por un lado sugieren que las características de estas órbitas extrañas son únicas, ocasionadas por efectos de selección o sesgos observacionales. Otros también sugieren que la existencia de otros objetos podría explicarse por los procesos de difusión orbital, en los que la órbita de un objeto va cambiando hasta tornarse excesivamente larga.

Anuncios
Anuncios

¿La confirmación de la existencia de Nibiru?

Sin embargo, hay una gran parte de la comunidad científica que piensa que estas anormales órbitas solamente se pueden explicar cómo las consecuencias provocadas por las variaciones provocadas por un objeto de gran masa no descubierto. Las que descubrieron al «El Duende» defienden esta hipótesis, afirmándolo en el nuevo artículo publicado al respecto.

El descubrimiento de 2015 TG387 se a 2015 BP519, también conocido como Cajú, otro cuerpo celeste que posee una extraña orbita alargada, siendo una de las más curiosas que se ha visto hasta el momento, la cual no parece poseer el mismo movimiento que el resto.

Cabe destacar que con este, ya van 30 cuerpos transneptunianos extremos que se han descubierto hasta la fecha. Sin duda alguna, estos podrían ser la confirmación de Nibiru.

Anuncios

Anuncios