Misterios en registros medievales ¿confirman la existencia de Nibiru?

1215
Misteriosos registros medievales confirman la existencia de Nibiru

Un equipo de investigación de la Universidad de Queen y la Universidad de Belfast, ambas de Reino Unido, asegura que existen registros astronómicos  medievales  que nos podrían proporcionar más información de la que pensamos del enigmático planeta Nibiru y el Sistema Solar, el cual se presume, podría estar orbitando en los alrededores de Neptuno. Esta nueva hipótesis nace después de que historiadores medievales y astrónomos hayan estudiado como las civilizaciones antiguas eran capaces de observar cometas en la antigüedad.

Los registros medievales podrían darnos la información final sobre Nibiru.

La teoría nació de que historiadores de épocas antiguas medievales y astronómicos hayan comparado registros sobre cometas avistados en la antigüedad con imágenes actuales, algunas de ellas de las computadoras de la NASA, las cuales fueron proporcionadas por la agencia espacial

Según los científicos, existe una gran cantidad de registros en toda la historia de cometas en inglés antiguos, irlandés antiguo y en latín y ruso que no han sido tomados en cuenta durante siglos. Además mencionan que estos documentos tienen fechas y horas que los convierten en útiles para los astrónomos de la actualidad.

Misteriosos registros medievales confirman la existencia de Nibiru

Anuncios

También se señala que dicha información recopilada puede ser utilizada como instrumento para estudiar las orbitas de cometas que se conocen en la actualidad y utilizar un ordenador para calcular el tiempo en que estos cometas podrían haber sido visibles en el cielo en la antigüedad.

Anuncios

¿Los registros antiguos podrían confirmar la existencia de Nibiru?

De esta forma, el equipo incrementa la creencia de la existencia del gigante planeta Nibiru, ya que de esta forma se podrían explicar muchas de las fuerzas gravitatorias que se han podido observar en el cinturón de Kuiper. El disco circunestelar que orbita más allá de Neptuno y del cual se cree provienen todos los cometas de periodos cortos. En ese lugar se ha podido observar cómo se comportan distintos objetos y todo apunta a que puede haber uno cuerpo mayor que ha estado alterando la fuerza gravitacional de ellos.

Según los astrónomos, si en los simulacros se incluyen los datos de esta enigmático planeta Nibiru, se podría usar los avistamientos de cometas en el medievo para verificar que estas simulaciones funcionen mejor y sean mucho más exactas. Las que no incluyen estos datos podrían no serlos tantos.

Muchas veces se han utilizados explicaciones rebuscadas para justificar la fuerza gravitacional dentro del cinturón de Kuiper, cuando la más lógica, sensata y sencilla es agregar la existencia de un planeta que aún desconocemos. Los avistamientos de cometas en la época medieval sería una prueba única y que, sin duda, tendría un impacto trascendental en la forma en la que comprendemos el funcionamiento de nuestro Sistema Solar.

Anuncios

Anuncios