La iglesia católica conoce la existencia y trayectoria del Planeta X

249
La iglesia católica conoce la existencia y trayectoria del Planeta X

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

A pesar de que la religión católica es, supuestamente, antropcentrista y predica que sólo Dios creó al hombre, desde el interior del Vaticano no se piensa exactamente lo mismo. El interés por el cosmos de la santa sede tiene muchos motivos, por ejemplo, la creación de calendarios, pero su interés y seguimiento por el ocultismo ancestral por las estrellas y la astrología, de la misma forma de la verificación de la vida extraterrestre y los antiguos dioses paganos. De esta forma, a pesar de que no se sabe a ciencia cierta, existe un rumor bastante sorprendente, en el que la religión católica le ha hecho un seguimiento desde hace cientos de años al Planeta X.

Anuncios

La iglesia católica conoce la existencia y trayectoria del Planeta X

¿La religión católica sigue la trayectoria del Planeta X?

Desde el Telescopio del Polo Sur, el gobierno estadounidense, mediante la agencia militar de la NASA, se encuentra siguiendo en total secreto el recorrido continuo del Planeta X, o Nibiru, como se le conoce mitológicamente, y su aproximación a la órbita terrestre. Esta misión, con sede en la Antártida, fue puesta en marcha durante febrero del año 2007.

Pero ese es un asunto en el que, quién mejor tiene información es el mismo vaticano, ya que la santa sede tiene en su poder una red de observatorios astronómicos y posee sus propios proyectos espaciales secretos.

Anuncios
Anuncios

En la década de los noventa, el padre jesuita, Malachi Martin, un sacerdote conocer del Tercer Secreto de Fátima, persona de confianza del Papa, explicó en varias entrevistas que el planeta X provocaría millones de muertes en poco más de una década. Pero el padre Martin falleció en circunstancias extrañas en 1999, por lo que muchos piensan que la verdad de su muerte fue silenciarlo por «hablar de más», ya que el apocalipsis que oculta el Tercer Secreto de Fátima se podría relacionar con el Planeta X.

Así, pocas personas saben que el Telescopio espacial Hubble tiene su contraparte oculta, el llamado SkyHole12. Solo que este trabaja exclusivamente para los astrónomos del Vaticano.

Anuncios

La iglesia católica conoce la existencia y trayectoria del Planeta X

El servicio secreto vaticano y su misión con el Planeta X

La Santa Sede hace un seguimiento de los movimientos del Planeta X, especialmente desde instalaciones secretas del vaticano de exploración espacial, convenientemente ocultas; una de ellas está en Chila, la otra en Alaska. Estos observatorios secretos están manejados únicamente por la sección de científicos astrónomos de la Orden de los Jesuitas.

Ya, desde la época del Papa Pío XII, el Servicio Secreto del Vaticano estaba al tanto del acercamiento peligroso del Planeta X, por esa razón durante la década de los noventa, el Vaticano creó el Programa spacial «Siloe», una misión secreta que era parte de un proyecto mucho mayor llamado «Kerigma».

Para el programa secreto Siloe, se construyó secretamente una sonda espacial dentro del Área 51, fuera del alcance de científicos comunes de la NASA, quienes podrían filtrar información. Para su lanzamiento y la misión de buscar al Planeta X no se usó ningún cohete de la NASA, sino que se llevó al espacio por un avión militar secreto, con la capacidad de volar a grandes velocidades fuera de la atmósfera terrestre.

Anuncios

La iglesia católica conoce la existencia y trayectoria del Planeta X

¿La religión católica tiene información secreta sobre el Planeta X?

El Objetivo de Siloe era aproximarse a  Nibiru y tomar imágenes del cuerpo celeste; una vez cumplida su primera fase, la nave invirtió su camino y se acercó al mundo para compartir las fotografías captadas en la base de observación del Vaticano en Alaska, la cual empezó a recibir datos desde el 95.

Las imágenes revelaron un planeta con unas dimensiones colosales que se movía en dirección a la Tierra. Dicha información secreta fue considerada de alto peligro, por lo que inmediatamente se ordenó desde el Vaticano clasificar «Secretum Omega» con el nivel uno; el máximo grado secreto par aun expediente.

Muchas veces se ha intentado asociar al Planeta X con Ajenjo, el cuerpo celeste que se menciona en la Biblia durante el Apocalipsis. Sin embargo, Ajenjo se describe como la caída de un inmenso meteorito en la Tierra y no como un planeta que se acerca y que luego sigue su rumbo, provocando desequilibrios catastróficos. Ambos casos no coinciden como si se tratase de lo mismo. De hecho, algunos informes del Servicio Secreto del Vaticano, previo al envío de Siloe, se mencionaba que el planeta era habitado por criaturas extraterrestres…

Anuncios