Una vitrina que cubre un meteorito en el Museo Ruso se eleva misteriosamente – VIDEO

750
Una vitrina que cubre un meteorito en el Museo Ruso se eleva misteriosamente - VIDEO
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Los trabajadores de un museo en Rusia no saben cómo explicar un misterioso incidente en el que una pesada cúpula de cristal que cubre un enorme meteorito se elevó inexplicablemente por sí sola.

Obtener Libro

El extraño suceso, según se informa, tuvo lugar el pasado fin de semana en el Museo Histórico Estatal de los Urales del Sur, situado en la ciudad de Cheliabinsk.

Una de las atracciones distintivas del lugar es una enorme pieza de 1.100 libras de un meteorito que, como es sabido, cayó a la Tierra en 2013 y causó un daño considerable a la comunidad.

“No hay explicación para lo que pasó, la razón no está clara, ya que sabemos con certeza que no hubo problemas técnicos”, dijo a los medios de comunicación rusos el portavoz del museo, Yuri Bogatenkov.

La vitrina que cubre un fragmento del meteorito de Cheliabinsk que se exhibe en el Museo Estatal de Historia de los Urales del Sur, en la ciudad rusa que da nombre al famoso meteorito, levitó espontáneamente el sábado pasado, dejando perpleja a la administración del museo.

El evento ocurrió en horario de atención al público, cuando la estructura del vidrio comenzó a elevarse por sí sola hasta detenerse a una altura de unos 10 centímetros. Al principio, ninguno de los presentes lo notó, ni siquiera los visitantes que estaban cerca del objeto. El problema se resolvió después de que un empleado de seguridad notara la posición inusual del vidrio.

Escaparate misterioso con un fragmento del meteorito de Chelyabinsk.
Inicialmente el museo expresó toda su perplejidad sobre las causas de lo ocurrido, indicando que el sistema que mueve la vitrina no registró ningún problema técnico. El miércoles, el director del museo especuló que el sistema electrónico que mueve la vitrina podría haber sido influenciado por el campo magnético del propio cuerpo celeste o por una señal externa.

El meteorito tiene un fuerte campo magnético.

“El meteorito tiene un fuerte campo magnético y quizás esto afectó de alguna manera los componentes eléctricos del mecanismo de elevación”,
dijo el director del museo. “La otra versión: una fuerte señal electromagnética – o un conjunto de estas señales – desde el exterior, que coincidió en parte con la señal del panel de control”, añadió, especificando que la aclaración de lo sucedido será tarea de los especialistas.

La caída del meteorito.

El meteorito de Chelyabinsk explotó al entrar en la atmósfera el 15 de febrero de 2013 a varias decenas de kilómetros de altura sobre la región rusa del mismo nombre, liberando una energía de unos 500 kilotones -más de 30 veces la potencia de la bomba nuclear de Hiroshima- y dejando caer numerosos fragmentos en la zona.

En total, cayeron al suelo entre 4 y 6 toneladas de meteorito, incluido un fragmento de 650 kilos que se recuperó posteriormente en el lago Cherbakul. El fenómeno causó alrededor de 1500 lesiones y dañó casi 7000 edificios.

Obtener Libro
COMPARTIR