Un misterioso descubrimiento que ha dejado a los arqueólogos sin habla: momias de más de 4500 años

475

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Es cierto que las pirámides de Egipto no dejan de asombrarnos. Efectivamente hace más de 3000 años han sido (y seguirán siendo) unas misteriosas y enigmáticas construcciones. Sin embargo, en esta oportunidad queremos contaros de unos hallazgos que han impresionado en los últimos meses a toda la comunidad científica.

Anuncios

Se descubrieron varias momias que datarían de más de 4500 años de antigüedad. Estas fueron descubiertas el pasado mes de agosto. Se trata de momias que habrían pertenecido a sacerdotes del antiguo Egipto.

 El descubrimiento de las momias

Estas momias fueron descubiertas bajo 450 m3 de escombros y muy cercanas a las tumbas de Keops, Kefrén y Micerinos. No se ha precisado la cantidad de momias pero se cree que podría haber más de veinte. Sin embargo, el misterio recién saldría a la luz…

Antigüedad de las momias encontradas

Tal como hemos mencionado, algunas de las momias encontradas pertenecen a antiguos sacerdotes. Es importante recordar que la figura del sacerdote era casi tan poderosa como la del faraón. La diferencia, entre ambos, era que el faraón era considerado un semi-dios. Es decir, no completamente humano, mientras que el sacerdote sí era 100% humano.

Anuncios
Anuncios

Las diferencias de las momias

Luego de una exhaustiva investigación se pudo determinar que las momias encontradas no corresponden a la misma época. Esto se pudo verificar por la forma en que estas habían sido enterradas. Es importante hacer mención que el actual Egipto fue construido sobre el antiguo Egipto. Por esta razón, es que muchos de los descubrimientos del antiguo Egipto se encuentran en las excavaciones superficiales de estas tierras. Lo curioso es que estas momias fueron enterradas en diferentes períodos de la historia. Sería (por decirlo de algún modo) como una especie de tumba comunitaria

¿Por qué alguien querría ser enterrado en un lugar donde ya había otras tumbas más antiguas?

Debemos tener presente que, para los egipcios, la muerte era solo el pasaje hacia otro cuerpo, hacia otra dimensión. De hecho, las pirámides egipcias fueron construidas (se cree) para que los muertos puedan dar paso al más allá y alcanzar la vida eterna. Muchos de los pasadizos construidos en ellas, explicitan, entre los jeroglíficos, sobre esta antigua creencia.

Anuncios
darksouls1 / Pixabay

El culto a Kefrén

Lo que más sorprendió a los arqueólogos es que, por los jeroglíficos encontrados en las tumbas y sarcófagos, estas momias rendían culto a Kefrén uno de los faraones a quien se le llegó a considerar como un Dios. De hecho, los cultos a este faraón perduraron hasta 300 años después de su muerte. Esto indicaría el grado de devoción del pueblo egipcio hacia este faraón…

El descubrimiento dentro de las tumbas  

Durante el descubrimiento, se pudieron encontrar diferentes objetos: pulseras de oro, cabezas de animales talladas en madera (especialmente cabezas de chacal que representa al dios Anubis), etc. Esta era una costumbre bastante común entre los egipcios puesto que consideraban que estos eran objetos que podían llevarse al más allá.

Frente a esta nueva y reciente excavación, los arqueólogos han llegado a una conclusión: solamente se ha excavado el 30% de todo lo que aún permanece oculto en relación a tumbas y descubrimientos de momias de Egipto.

Si el clima de Egipto (las arenas y los vientos) cubren el 70% de las excavaciones que aún restan por descubrir, significa que actualmente la humanidad no conoce ni la mitad de lo que esta enigmática y antigua civilización ha hecho y dejado en sus construcciones. Resta, entonces, aguardar a que más descubrimientos nos arroje a la luz respuestas sobre algunas de las tantas preguntas que aún hoy, tenemos entre nosotros sobre las momias del antiguo Egipto…

Anuncios