Misteriosas Pirámides de Azores descubiertas en las profundidades del mar

1910

Desde la niñez nos han inculcado que vivimos en la época más avanzada de la historia, y a su vez nuestros hijos vivirán en una sociedad más desarrollada que la nuestra y así sucesivamente cada generación supera a la anterior, sin embargo, cada vez surgen nuevos hallazgos que contradicen radicalmente esta idea, como las misteriosas Pirámides de Azores descubiertas en las profundidades del mar, las cuales suponen una irrefutable evidencia de la existencia hace miles de años de una sofisticada civilización, capaz de realizar tan colosales estructuras en el fondo del océano.

Un descubrimiento casual

Tal como han ocurrido los grandes descubrimientos de la historia, el hallazgo de las Pirámides de Azores fue producto de un hecho fortuito, dado que el multimillonario portugués Diocleciano Silva se encontraba disfrutando del paradisiaco ambiente en el archipiélago de Azores, a bordo de su lujoso yate privado, cuando de pronto mientras practicaba buceo con sus acompañantes, visualizaron algo inesperado que llamó poderosamente su atención.

El primero en notarlo fue el propio Diocleciano, quien luego de hacer señas a sus compañeros nadó hacia lo que parecía el pináculo de una enorme roca, sin embargo, al verla de cerca pudieron notar que la majestuosa pieza de unos 60 metros de altura tenía acabados demasiados perfectos como para ser una formación natural, era evidente que se trataba de una edificación artificial ¿Elaborada por el hombre?

Anuncios

Vestigios de una civilización perdida

El grupo de turistas convertidos circunstancialmente en exploradores procedieron de inmediato a dar a aviso a las autoridades, quienes en un tiempo muy breve se presentaron en el lugar con un equipo especializado, que constató la veracidad del descubrimiento original, identificándolo como una pirámide de unos 10.000 años de antigüedad y además localizaron dos pirámides más grandes en las adyacencias de la primera, sumergidas a unos 100 metros de profundidad.

Todo parece indicar que estas estructuras representan vestigios de una civilización perdida, posiblemente la mítica ciudad de Atlántida o algún asentamiento alienígena.

Anuncios

Te invitamos a compartir el presente artículo en tus redes sociales para que tus amigos también conozcan el fascinante descubrimiento de las misteriosas Pirámides de Azores.

Anuncios