Misteriosas esferas metálicas siguen cayendo del cielo alrededor del mundo

170
Misteriosas esferas metálicas siguen cayendo del cielo alrededor del mundo
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Existen numerosos casos de cosas raras que han llegado de arriba a lo largo de la historia, a menudo sin respuestas sólidas. En los últimos años, esto ha continuado con una sorprendente cantidad de casos en los que extraños orbes metálicos han caído de la nada, solo para dejar a las personas preguntándose que es lo que realmente son. Aquí veremos algunos casos extraños de bolas o esferas metálicas que han caído y han logrado evadir cualquier comprensión concreta real.

En 2012, los habitantes del norte de Brasil se sorprendieron cuando una esfera metálica cayó del cielo para estrellarse en Riacho dos Poços, en el estado brasileño de Maranhão, destruyendo un anacardo en el proceso. La persona que lo descubrió por primera vez dijo que quedo shokeado después de que un fuerte estruendo reverberó en el cielo. El salió a ver que lo causó. Lo que encontró fue un objeto extraño, de otro mundo, en una zanja aún caliente al tacto, y descrito como perfectamente esférico y de aproximadamente 1 metro de diámetro y un peso de 50 kilogramos. Cuando llegaron otros lugareños y lo desenterraron, descubrieron que la esfera parecía estar hueca, excepto por lo que parecía ser un poco de líquido que flotaba por dentro. La policía militar pronto llegó y retiró la esfera, diciendo que era solo una parte de un satélite caído.

El estado de Texas en los Estados Unidos tuvo un incidente similar en 2013, cuando un electricista llamado Dean Gentz ​​vio un objeto extraño cerca de un pastizal de vacas en su tierra, cerca de la ciudad de Buna, en el este de Texas. Tras la inspección, se pudo ver que el objeto era un orbe metálico marrón de unos 35 centímetros de diámetro y con signos de que había sufrido una exposición extrema al calor.

No mucho después se encontraría otra esfera misteriosa sobre el pastizal en la misma área, y a pesar de los esfuerzos de Gentz ​​para averiguar de dónde vino, no ha recibido respuestas de la NASA o de ninguna otra agencia a la que haya acudido para obtener más información.

Obtener Libro

En 2014, los residentes de la ciudad de Mengchang en la provincia de Heilongjiang, China, fueron despertados por un ruido fuerte, después de lo cual se vieron tres “bolas de fuego” descendiendo del cielo. Estas bolas de fuego procedieron a aterrizar en algunas áreas agrícolas, y cuando los lugareños fueron a investigar, supuestamente encontraron tres “bolas metálicas semicubiertas separadas por una capa de borde irregular”, que pesa alrededor de 40 kilogramos y con un diámetro de aproximadamente 75 centímetros. Una vez más, los funcionarios se apresuraron a confiscar los objetos extraños, ofrecieron la explicación de que eran escombros del cohete ruso Proton-M que transportaba un satélite, que se había desplomado en algún lugar de Kazajstán después de un lanzamiento fallido. ¿Es eso lo que era o es algo más misterioso? Los funcionarios chinos no lo quieren decir.

En 2015, aparecieron tres “extraños orbes negros” dentro de los cráteres de impacto en los campos de la zona de Villavieja y sus alrededores, en España. Se estimó que cada uno de los extraños objetos negros tenía 80 centímetros de diámetro con un agujero en un extremo y parecía estar construido alrededor de marcos de alambre. Un medio de noticias, La Verdad, informaría que estos objetos están hechos de un material desconocido, y parecen lo suficientemente fuertes como para sobrevivir al reingreso a la tierra e incluso a explosiones catastróficas. Curiosamente, la guardia civil pronto se desplazó para proteger el área y evitar que la prensa se acercara.

Ese mismo año, un criador de cabras en la ciudad de Calasparra, España, informó que un objeto metálico esferico se había estrellado ante sus ojos. Según los informes, funcionarios con trajes de riesgo biológico recuperaron el objeto y se lo llevaron en un vehículo. Curiosamente, aproximadamente a la misma hora el mismo día e incluso a la misma latitud, un objeto similar cayó en una playa cerca de la ciudad de Sakarya Karasu, Turquía. Una vez más, los oficiales militares se desplazaron al lugar inmediatamente, se llevaron el objeto y ni siquiera se molestaron en ofrecer una explicación.

En enero de 2016, comenzaron a circular las noticias de que “bolas espaciales gigantes de metal” caían del cielo en la provincia de Yen Bai y su vecina Tuyen Quang, en Vietnam. En diferentes ocasiones, se escuchó un “ruido de trueno”, y tres orbes de diferentes tamaños que iban de 6 a 50 kg de peso aparecieron en cielos despejados para estrellarse contra el suelo, muy cerca el uno del otro. Se descubrió que una de las esferas era hueca, mientras que otra tenía letras escritas parecidos al ruso, lo que llevó a especular que eran de un satélite ruso o un globo meteorológico, o los tanques de aire comprimido de un cohete o un avión. Al menos ese es el pronóstico oficial.

Finalmente, en 2018 se encontraron tres objetos esféricos metálicos en la comunidad andina del sureste de Perú, poco después de que se recibieran informes de objetos ardientes en el cielo. Los funcionarios que recuperaron los objetos afirmaron que eran piezas de un cohete o satélite que se había quemado y derretido al volver a entrar, aunque otros afirmaron que eran meteoritos.

Con las principales agencias espaciales del mundo dando un silencio absoluto sobre estos eventos, varias teorías de la conspiración han surgido, que van desde drones alienígenas o partes de estructuras alienígenas dañadas en el espacio a programas espaciales secretos de los gobiernos. Y estos han sido alimentadas por informes de que los oficiales militares se apresuraron a llevar las esferas y afirman que estaban hechas de una “aleación especial” desconocida. Los orbes permanecen sin identificar y han sido confiscados por los gobiernos para realizar pruebas.

Al final todo es bastante desconcertante. Estas cosas siguen cayendo del cielo y no parece haber una respuesta real y acordada para todo. ¿Son solo casos de fragmentos de desechos espaciales, o hay algo más? ¿Por qué es que en casi todos los casos los funcionarios se precipitan para quitarlo todo y dan respuestas vagas, si las hay? ¿Que esta pasando aquí? Es difícil de decir, pero estos informes siguen llegando y suscitan discusión y debate.

Fuente: conspiraciones1040

Obtener Libro
COMPARTIR