Los 10 métodos e instrumentos de penitencia más sorprendentes de la historia

233
Ichigo121212 / Pixabay

Desde la antigua Grecia, pasando por los imperios europeos, las guerras mundiales hasta las practicas terroristas de hoy día, el hombre se ha ingeniado métodos e instrumentos para penitencias.

El toro de Falaris

Para reos que no confesaban sus culpas existía este método de penitencia. Era una estatua hueca de cobre en forma de toro donde existía una puerta donde se introducían los penitentes, debajo del estómago del animal de cobre se encendía una hoguera.

Al estar el reo dentro de la estructura y al estar la llama ardiendo, este era quemado salvajemente

La pera de la angustia

Un dispositivo que se introducía en la boca, recto o vagina de la víctima. Tenía un sistema de rosca que a medida que se giraba una perilla este se iba desplegando, abriéndose y desgarrando la zona en la cual era posicionado.

El desgarrador de senos

Este método correctivo era dirigido a mujeres acusadas de adulterio, herejía y magia. Eran unas pinzas con unas puntas que desgarraban los senos de la mujer, podían ser usados al rojo vivo o fríos.

Anuncios

El aplasta cabezas

A modo de prensa se colocaba el condenado apoyando la barbilla sobre un soporte, sobre su cabeza un casco con un sistema de rosca que iba girándose mientras se iba presionando hacia abajo el cráneo, presión de arriba abajo, comprimiendo hasta generar la implosión del cerebro dentro de la cavidad.

La doncella de hierro

Un sarcófago que gracias a su contenido dejaba al descubierto que el final estaba muy cerca. Constituido en su interior con unas púas metálicas se introducía el condenado y al cerrar las puertas era atravesado, generando la muerte por desangrado.

Anuncios

La jaula colgante

Luego de ser ajusticiado, el condenado era depositado en una jaula de dimensiones muy estrechas donde era colgado y dejado allí hasta su deceso ya fuese por causas de clima, por hambre por sed.

Anuncios

La celda fría

Es confinado el condenado a estar dentro de una celda donde se alteran de forma natural o mecánica las condiciones para que las temperaturas estén lo más bajas posibles. La persona es introducida sin ropa ni calzado, además no le permiten la ingesta de alimentos ni podían dormir.

La cuna de judas

Consistía en un dispositivo piramidal donde el acusado luego de ser atado de pies y manos se sentaba e izaba a forma de bandera sobre él. Subiéndole y bajándole a juicio del verdugo.

Anuncios

La gota china

Al acusado se le amarra dejando acostado boca arriba. Una gota de agua muy fría y de caída frecuente es dejada en la frente generando el desespero y la agresión por el frio en la piel del condenado.

El cinturón de San Erasmo

Provisto de muchas púas, era un cinturón o en muchos casos pulseras y collares que se colocaban en las extremidades, cintura o cuello del condenado, estas generaban daños al mínimo movimiento. Dejándoseles puesto para que se desangraran o murieran victimas de infecciones severas.