Las esferas de piedra de Costa Rica, la interrogante continúa

305
Las esferas de piedra de Costa Rica, la interrogante continúa

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Cuando hablamos de las Esferas de Piedras de Costa Rica, nos referimos a las trescientas misteriosas esferas de piedra pulida que se descubrieron en el delta del Diquis, en la Isla del Cañón del país centroamericano en los años 30. Muchas teorías se ha formado alrededor de esta serie de rocas perfectamente circulares, desde un posible origen extraterrestre hasta que forman parte de la misteriosa ciudad perdida de la Atlantis, sin embargo, a día de hoy, la interrogante sobre esta rareza continúa.

Anuncios

Las esferas de piedra de Costa Rica, la interrogante continúa

¿Qué son realmente las misteriosas Esferas de Piedra de Costa Rica?

Las esferas de piedra de Costa Rica son un grupo de unas trescientas esferas de piedra pulida, las primeras fueron descubiertas en el delta del Diquis y en la Isla del Caño en Costa Rica durante la década de 1930. Las esferas varían en tamaño, desde unos pocos centímetros hasta más de dos metros de diámetro y pesan hasta 16 toneladas. La mayoría están esculpidas en granodiorita, una roca ígnea similar al granito y su fecha exacta de la construcción es incierta.

En los años 30, los empleados de la United Fruit Company, en la búsqueda de nuevas regiones de plantación, destruyeron varias de las esferas. Rápidamente se comenzó a especular con lo que se encontraba en su interior, creándose un rumor de que contenían oro. Muchas de estas esferas se destruyeron con dinamita en busca del supuesto oro, todo esto antes de que los arqueólogos intervinieran para evitar que siguieran destruyéndolas. Pero desde que se descubrieron, la mayoría de las esferas pudieron ser resguardadas y actualmente están seguras en diferentes museos, hospitales o edificios del gobierno costarricense. Esferas de menor tamaño están ubicadas en colecciones más personales y se han vuelto tan famosas, que han sido mencionadas, incluso, en películas de Hollywood.

Anuncios
Anuncios

Las esferas de piedra de Costa Rica, la interrogante continúa

¿Qué esconden estas extrañas esferas?

Por su misteriosa forma, son muchas las teorías que se han hecho alrededor de estas extrañas esferas; entre las que más aprobación tienen por la comunidad teórica, se menciona un posible origen extraterrestre o que guardan una relación directa con la ciudad perdida de la Atlántida.

Anuncios

La superficie de las esferas son sumamente suaves al tacto y de acuerdo a las mediciones que se le han hecho con láser, las esferas son perfectas hasta en un 96%, lo que descarta completamente un origen natural.

Otra de las interrogantes que la rodean es que se han podido encontrar en grupos y, en algunas oportunidades con formas geométricas, como triángulos, rectángulos o líneas rectas. Estas alineaciones normalmente se encuentran apuntando al norte magnético, recordando la misma alineación que poseen las pirámides de Egipto.

Las esferas de piedra de Costa Rica, la interrogante continúa

La arqueología tradicional quiere darle un origen lógico a las esferas de piedra de Costa Rica

Los arqueólogos convencionales aún siguen sin poder dar una respuesta de su origen. Sin embargo, la arqueología no tradicional le da una fecha de creación alrededor del año 400 o 1200 a. C., algunos siguen pensando que las esferas guardan tesoros en su interior, pero esto no ha podido ser confirmado ya que algunas de estas fueron destruidas para localizar dichos tesoros. Además se debe tener en cuenta que ninguna de las esferas está catalogada y posiblemente, existen muchas otras sin descubrir.

Anuncios

La arqueología tradicional ha querido convencer a la población de que su creación se debe escultores costarricenses antiguos, pero esta teoría queda descartada prácticamente al instante ya que hubiese sido necesario altos conocimientos matemáticos, así como conocimientos y tecnología avanzada para tallar las piedras. Sumado a ello, los antiguos costarricenses no poseían un registro de lenguaje, mucho menos existen registros de la creación de las esferas. Además, la tecnología de la región para dicha época era imposible hacer, pues para realizar un trabajo similar en la actualidad, es necesario valerse de máquinas.

Erich von Däniken fue uno de los más creyentes de la teoría de los extraterrestres y así lo plasmó en su libro de los años 70, los Carros de los Dioses. De la misma forma, otros aseguran que son piezas que pertenecen a la Atlántida perdida. Pero la mitología local tampoco ayuda a darle un origen «lógico», pues explica que los antiguos costarricenses poseían una «poción» con el poder de suavizar las rocas y volverlas flexibles para moldearlas en la forma deseada.

Anuncios