La Reina Loba y su leyenda

752

Cuenta una antigua leyenda que en la edad media, en la provincia de Orense en Galicia existió un reino que estaba al mando de una mujer, cuya crueldad le había acreditado el seudónimo de la Reina Loba.

A pesar de ser repudiada por todos los habitantes de aquel reino, el miedo les obligaba a someterse a ella, sin piedad alguna reclamaba el pago de tributos diarios, una vaca un cerdo y gran cantidad de alimentos eran exigidos a los campesinos sin falta cada día, de lo contrario serían incendiados sus casas y sus cultivos, sin importar que se hundieran en la miseria debían continuar haciendo el tributo. Para lograr sobrellevar la carga las familias se turnaban para cumplir con el pago.

Hasta el día en que, cansados de la cruel opresión, decidieron unir fuerzas para darle fin a la situación pero no sería suficiente con negarse a pagar el tributo, ya que solo traerían venganza sobre la comarca y en vista de que sus opciones eran morir de hambre o luchando decidieron que si sus vidas debían perderse debía ser en combate, ¡Lucharían contra la reina loba!

reina-loba La Reina Loba y su leyenda

Anuncios

Comenzaron a elaborar arcos, flechas, lanzas y todo tipo de armas rudimentarias incluyendo rocas. Cobijados por el sigilo de la noche incursionaron en el castillo con cautela, sin encontrar la menor señal de resistencia. La confianza en que los aterrorizados campesinos nunca se revelarían inundaba el castillo, a la reina y a sus servidores, todos se encontraban plácidamente dormidos y no vieron venir a la multitud que enardecida pero en silencio, se les encimaba trepando por los muros del castillo. Ya aseguradas las posiciones, inició el ataque sobre las ordas de la reina loba, quienes sorprendidos apenas pudieron reaccionar pero no atacar.

En menos de lo pensado habían sido reducidos los guerreros de la reina y al verse sin defensores, intentó buscar resguardo en la torre más alta del castillo, pero la determinación de los campesinos los llevaba a abrirse paso hacia ella para darle el castigo que no solo se merecía, el que se había ganado. Cual lobo herido y acorralado se notaba el terror que ahogaba a la villana, y en su desesperación su única salida fue una de las ventanas de la torre por la cual se arrojó al vacío.

Esta historia además de ser un homenaje a los valientes habitantes de Figueirós, se convirtió en un canto de libertad y una luz de esperanza para muchos pueblos que al igual que aquellos campesinos eran oprimidos en muchas partes por sus propios lobos.


Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: