Estos son los secretos de la gran esfinge de Giza y de su gemela

738

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Aunque tal vez no lo sepas, los investigadores han indagado mucho en relación a eta esfinge pues se sabe que, dentro de ella, guarda el conocimiento de toda una civilización perdida.

Anuncios

No obstante, la misma esfinge es todo un misterio en torno al que giran muchos secretos que hoy se van a develar en las próximas líneas…

¿Cuáles son los secretos que esconde la gran esfinge de Giza?

  1. La estela del inventario. Este documento fue descubierto por Auguste Mariette. Allí se relata que la gran esfinge de Giza existía mucho antes de la aparición de los gobernantes de la 4° dinastía. Sin embargo, dicho documento no fue tenido en cuenta por los investigadores de las pirámides egipcias y de la esfinge por la simple razón de que, al admitir la veracidad de dicho documento, se tendría que asumir años de investigación equivocada.
  2. La cabeza de la esfinge no se corresponde con el cuerpo. Dadas sus proporciones se sabe que la cabeza no pertenecería al cuerpo. Con solo observar la esfinge, las patas no tienen relación con la cabeza (que es muy pequeña para el tamaño del cuerpo). Adicionalmente, la cabeza no tiene la misma erosión que el cuerpo, lo que indicaría que fueron construidas en épocas diferentes y/o con materiales diferentes.
  3. La segunda esfinge. Se cree que en la meseta de Giza se esconde, oculta por la gran cantidad de arena, una esfinge similar a la conocida esfinge. Esta teoría se sostiene en que según esta cultura las estatuas, esfinges, etc se presentan dos juntas.

¿Se trata entonces de una esfinge perdida?

Anuncios

 Existe evidencia de que, en muchos de los escritos egipcios, aparece la gran esfinge de Giza y otra gemela de la cual, hasta el momento, no existen datos más allá de las suposiciones de hallarse enterrada.

Anuncios
  1. El tamaño de las rocas con las que fue construida la esfinge no pueden haber sido trasladadas por el hombre sin ayuda de algún tipo desconocido de tecnología. Este misterio es el que también ronda a las pirámides, puesto que no existía ningún ser humano con la fuerza suficiente como para mover dichas rocas. Por otra parte se ha observado que el material de las rocas pertenecía a zonas que se encontraban a varios cientos de kilómetros de donde la esfinge fue construida. Esto asombró a los arqueólogos quienes, no descartaron, la posibilidad de un tipo de tecnología desconocida y la posibilidad de compañía alienígena en la construcción de la esfinge de Giza y de su gemela oculta debajo de la arena.
  2. El cuerpo y la cabeza original de la esfinge sería la figura de un león. Esto, se cree, es porque la misma ha sido construida hace 12.500 años cuando dicha esfinge apuntaba hacia la constelación de leo. Otra de las teorías sostiene que, el cuerpo de la esfinge tenía cabeza de chacal, en representación de Anubis.

Efectivamente, los secretos que guarda la esfinge de Giza son muchos y, la mayoría, aun no se han podido demostrar.

 

Anuncios