El misterio de las presencia paranormal en los amigos imaginarios

699
El misterio de las presencia paranormal en los amigos imaginarios

Todos nosotros tuvimos, de una u otra forma, compañeros imaginarios. Jugando solos en el patio de casa, quizás formamos todo un equipo de fútbol o una alianza de súper amigos para vencer al villano. Eso es, incluso, normal entre los infantes. El problema recae cuando esa  trata de amigos imaginarios. Seres con los cuales, el niño, parece convivir y relacionarse con él como si se tratase de una persona más. Los amigos imaginarios muchas veces son eso, seres imaginarios, pero otras veces pueden tratarse de algún evento paranormal sin saberlo.

¿Los amigos imaginarios podrían ser un evento paranormal?

Viéndolo desde la perspectiva del adulto, se nos hace complicados saber cuándo los compañeros imaginarios pasan a ser amigos imaginarios para nuestros hijos. Incluso, para los adultos que tuvieron alguna vez amigos imaginarios. Muchos de esos adultos recuerdan a la perfección a sus amigos imaginarios y son capaces de describirlos con todo lujo de detalles, lo cual lo convierte en seres que poco o nada tienen que ver con la imaginación; juegos, conversaciones y hasta secretos se pueden dar entre los niños y los amigos imaginarios.

Desde las civilizaciones antiguas se ha creído que los niños tienen una facilidad para relacionarse con lo sobrenatural, quizás por su inocencia o por ser un portal natural a otros mundos. La mentalidad infantil, es mucho más abierta que la del adulto, no tiene restricciones típicas de los mayores. Para los pequeños, lo sobrenatural muchas veces forma parte de lo natural y se acostumbran a vivir en un mundo donde la realidad y lo creado con la mente conviven.La misteriosa presencia paranormal en los amigos imaginarios

De esta forma, a pesar de que muchos pequeños muestran verdaderas habilidades para comunicarse con lo sobrenatural, los padres lo achacan normalmente con eventos creados por su imaginación.

Anuncios

¿Se puede saber si el niño comparte con un ser paranormal?

La imaginación de los niños no suele ser muy estable. Fluye con facilidad y cambia con el tiempo. Si un pequeño muestra relacionarse con un amigo imaginario, lo más fácil es interrogarle sobre ese personaje. Por ejemplo, si al preguntar sobre su descripción, su respuesta cambia con el tiempo, podemos estar tranquilos y saber que nuestro hijo solamente está creando algún compañero con el cual jugar cuando esté solo-

Anuncios

Sin embargo, cuando esta descripción no varía y, por el contrario, el pequeño se muestra totalmente seguro al describir al personaje, tanto física, como psicológicamente, podríamos estar en presencia de un ser sobrenatural.

De cualquier forma, lo más recomendable es que los adultos no muestren un rechazo por el amigo imaginario. Debemos saber que no todos los amigos imaginarios son positivos, de hecho, hay ocasiones donde estos se muestran violentos o capaces de influir en la conducta de los pequeños. Lo mejor de los casos es mostrarse receptivos y aceptar al amigo imaginario y, poco a poco, explicarle al pequeño los productos que crea su imaginación para que sea el mismo quien se deshaga de él.

Anuncios

Anuncios