El Cronovisor, el secreto mejor guardado del Vaticano

351
El Cronovisor, el secreto mejor guardado del Vaticano

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Muchas veces se ha comentado que la Iglesia guarda secretos bastante importantes. Existe la posibilidad de que en la Ciudad del Vaticano exista un dispositivo que es capaz de hacer ver eventos que ocurrirán en el futuro o lo que está por suceder, de la misma forma que permite observar eventos pasados. Este podría ser uno de los secretos más ocultos e importantes que ha tenido la humanidad y que, fácilmente, podría explicar toda la influencia y el poder que ha tenido la Iglesia Católica en la historia.

Anuncios

El Cronovisor, el secreto mejor guardado del Vaticano

¿La ciudad del Vaticano tiene en secreto un dispositivo capaz de ver el futuro y el pasado?

De acuerdo a varios teóricos e investigadores, este dispositivo se construyó en los años cincuenta por un equipo de doce expertos, todos dirigido por el padre Pellegrino Ernetti María, físico italiano que, con el pasar de los años, se hizo al sacerdocio. También recibieron ayuda de Enrico Fermi, ganador del Nobel de la Ciencia y de Wernher von Braun, científico de cohetes.

Anuncios

Mejor conocido como el Cronovisor, este aparato enorme poseía entre su equipamiento antenas fabricadas con aleaciones desconocidas, tubos de rayos catódicos, diales y palancas. De acuerdo al padre Ernetti, las personas que lo manipulan son capaces de captar y grabar zonas específicas, eventos y personas de gran importancia para la historia terrestre. Bajo las condiciones necesarias, podía vislumbrar posibles escenarios que estaban por ocurrir en el futuro próximo. Ernetti menciono que no estaba en libertad de discutir los detalles en relación a este aparato. Pero si dio a conocer que este funcionaba a través del procesamiento de la radiación electromagnética residual que queda por diferentes métodos. El sacerdote usó el Cronovisor para presenciar diferentes eventos relevantes, el más notable sin duda, la crucifixión de Cristo.

Anuncios

En el año setenta y dos, en una revista italiana se publicó una fotografía donde se mostraba el aparato, pero Ernetti cuestiona su veracidad. Sugiere que las grabaciones que se habían hecho en secreto y que no se habría ofrecido a nadie ajeno a la iglesia y, lo más seguro, es que se mantengan ocultos en los archivos secretos del Vaticano.

El Cronovisor, el secreto mejor guardado del Vaticano

Anuncios

Las ventajas que el Cronovisor le daba a la ciudad del Vaticano

Según ciertas fuentes no oficiales, Ernetti pudo ser testigo de uno de los discursos que dio Napoleón Bonaparte, además de una tragedia en Grecia conocida como Tiestes, una obra que es considerada perdida con solamente unos cuantos fragmentos que se consiguen en la actualidad. Si debemos creer dichas fuentes, entonces Ernetti debería ser considerado como un hombre con un gran privilegio.

En los años setenta, el Cronovisor poseía un objetivo distinto, obtener imágenes del futuro. De acuerdo a un antiguo miembro del Proyecto Pegasus, el equipo se usó para poder preparar el camino para los próximos viajes en el tiempo, o al menos una manera arcaica de la misma. Durante ese tiempo, el aparato proporcionó imágenes del año 2013, en el que el edificio del Tribunal Supremo había derrumbado bajo una inmensa cantidad de agua. El Capitolio también pudo ser vislumbrado en totalmente destruido y sumergido.

Pero cuando llegaron las fechas, esos desastres junto a otros sucesos no pasaron, por lo que los creyentes del Cronovisor aseguran que este no ofrecía una información exacta de cuando pasarían dichos eventos futuros. Se piensa que solamente tiene la capacidad para mostrar un resultado probable, en función a diferentes aspectos, incluyendo las condiciones geopolíticas del momento, o podría mostrar simplemente unas realidades de universos alternos que están en nuestro mismo plano existencial.

El Cronovisor, el secreto mejor guardado del Vaticano

Anuncios

¿Qué sucedió con el Cronovisor?

Quien fuera sacerdote y escritor, François Brune, sostuvo una reunión con el padre Enetti unos meses antes de su fallecimiento y recibió una respuesta dudosa; el Vaticano había decidido destruir el Cronovisor por el bien del mundo. De acuerdo a lo que escribió Brune, esta se desmanteló en los años noventa por el resto de científicos que lo fabricaron en un principio. En su lecho de muerte, Ernetti se retractó de todo lo que había dicho en relación al dispositivo, pero Brune piensa que fue obligado a ello por la misma iglesia.