El misterio de la Matrix dentro de nuestro pensamiento

796
El misterio de la Matrix dentro de nuestro pensamiento.

En estos días nos es difícil reconocer el progreso. Y la gran incongruencia es que, mientras tenemos datos que afirman que estamos viviendo nuestra mejor época en cuanta prosperidad y paz de toda la historia humana, seguimos con la percepción de que estamos en tiempos difíciles, como si lo que vivimos no es real. Platón lo dijo en se momento, nosotros vivimos en una cueva. Elon Musk también piensa que podríamos estar encerrados en una realidad virtual, tal cual la película Matrix. Y así, muchos visionarios a través de los tiempos señalan que lo percibimos como el mundo no es real.

¿El mundo en el que vivimos es real o estamos dentro de una Matrix?

Esas dudas parecen haber sido resuelta por un equipo de científicos que ha demostrado que existe un mecanismo en el cerebro que nos imposibilita captar objetivamente la realidad. Su nombre es bastante extravagante: «Cambio conceptual pro la prevalencia», pero provoca muchas contradicciones en nuestro día a día.

Lo que quiere decir es que, a pesar de que estamos frente a un problema, por ejemplo, la pobreza o el racismo, el humano amplia o exagera esa definición. De esta forma no sentimos mejoría alguna.

El misterio de la Matrix dentro de nuestro pensamiento.

Varios estudios realizados por el equipo científico demostraron que, a medida que un fenómeno ocurre con menos frecuencia, solemos incluirle más elementos. Un ejemplo sencillo de esto es que, si tenemos puntos azules en una hoja de papel y estos comienzan a escasear, empezamos a contar como azules los puntos púrpuras. Trayéndolo a la vida real, eso significaría que mientras las amenazas que conocemos, empezamos a ver eventos neutros como si fuesen amenazas. O cuando las planteos poco éticos se vuelven ocasionales, empezamos a rechazar iniciativas que antes habríamos reconocidos como correctas.

Anuncios
Anuncios

¿Puede deformar nuestra realidad como en la Matrix?

Aún no existe una afirmación de que, tal cual sucede en Matrix, este mecanismo cerebral deforme nuestro modo de ver la realidad, o que haya sido implantado manualmente en cada uno de nosotros. Los científicos lo atribuyen a que es un mecanismo evolutivo de nuestra especie, otra función de «almacenaje» del humano.

Sin embargo, eso no quiere decir que no tenga consecuencias sociales. Somos un colectivo que es incapaz de dar importancia relativa a ninguna preocupación. Por ejemplo, hace años una agresión era la definición de una invasión a la propiedad privada o ataques físicos sin provocación previa, actualmente el término agresión equivale hasta una simple mirada, o un mísero saludo.

Actualmente estamos en un periodo de la historia donde las agresiones (a pesar de que siguen existiendo muchas) son mucho menos habituales que antaño, sin embargo, la humanidad cada vez se siente más agredida (lo que nos convierte, paradójicamente, cada vez más en potenciales agresores).

Anuncios

¿Seremos el producto de un experimento, para ver hasta qué punto el humano es capaz de maximizar sus eventos cotidianos hasta que entremos en un punto en el que nada será correcto?

Anuncios