El futuro de la humanidad inevitablemente será en el planeta Marte

359
El futuro de la humanidad inevitablemente será Marte

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Para genios de la ciencia, como Stephen Hawking, era claro que la humanidad, para poder sobrevivir como especie, tendría que buscar la manera de «mudarse» de la Tierra y buscar un nuevo planeta cuando la vida sea insostenible. Sin embargo, Hawking no era el único, para Stanislav Drobishevski, la humanidad tendrá que emigrar inevitablemente a Marte mucho antes de lo previsto, justo cuando la ingeniería genética en humanos haya sido perfeccionada. Sólo así, podremos sobrevivir como civilización.

Anuncios

El futuro de la humanidad inevitablemente será Marte

¿La humanidad modificada genéticamente deberá vivir en Marte?

La manipulación genética en la humanidad será ineludible en el futuro a pesar de las grandes protestas éticas y sociales. Así lo ha asegurado el biólogo ruso Stanislav Drobishevski.

La ingeniería genética podría ayudar a ajustar los genes necesarios para obtener individuos con las cualidades que se necesitan. Y esto no es algo que se verá dentro de cientos o miles de años, sino que lo veremos mucho más rápido de lo pensado.

Anuncios
Anuncios

Drobishevski notó que las organizaciones sociales, especialmente las religiosas, se oponen a la manipulación genética en humanos. Sin embargo, a pesar de esta oposición, la ingeniería genética se convertirá en una parte esencial de nuestra vida, en un futuro muy cercano. Después de todo, la sobrevivencia como especie es un impulso natural y eso es imposible con una procreación incontrolada y el agotamiento de todos los recursos naturales.

El biólogo asegura que estamos a punto de entrar en un proceso de extinción; los recursos útiles de la Tierra disminuyen frenéticamente y ya pasaron los picos de producción de carbón o petróleo. El problema de población del planeta puede resolverse de muchas formas, incluyendo la modificación genética.

Anuncios

El futuro de la humanidad inevitablemente será Marte

Posibles vías de evolución tras la colonización de Marte

De acuerdo a Drobishevski, el homo sapiens que pueda colonizar Marte también podría evolucionar hasta convertirse en una nueva especie, después de pasar, al menos, unos cincuenta mil años aislados en el planeta rojo.

Esto se debe a que no se podría vivir en Marte con nuestros cuerpos actuales, y eso no pasaría solo con Marte, sino en cualquier planeta, ya que necesitaremos otro tipo de órganos, partes inferiores y otras modificaciones.

En la actualidad, la ingeniería genética se está desarrollando a una velocidad mucho más alta que la tecnología que nos brinde la posibilidad de alcanzar a Marte. Ya se puede redactar el genoma, pero aún no se puede llegar a Marte, así que cuando se consiga fabricar una nave que sea capaz de enviar humanos a Marte, la ingeniería genética estará tan avanzada que podrá modificar humanos específicamente para vivir en ese planeta.

Anuncios

Sin embargo, para que el ser humano pueda convertirse en seres marcianos, los cambios genéticos tendrán que durar durante muchas generaciones.

El futuro de la humanidad inevitablemente será Marte

Una nueva especie en Marte

Estamos al tanto de que, para que una nueva raza se forme, deben pasar al menos unos cuatro mil años. Es el periodo que se necesita para que los antepasados sean diferentes de los antecedentes, y para una nueva especie, se necesitan al menos unos cincuenta mil, a doscientos mil años. De esa forma, necesitaremos que los humanos vivan en Marte al menos unos cincuenta mil años, sin tener más contactos con la Tierra.

Drobishevski admite que es sumamente difícil imaginar que los humanos vivan totalmente aislados en otro planeta sin tener contacto con la Tierra y que se reproduzcan con éxito. Pero es un paso necesario para la supervivencia de la especie.

Anuncios

Cuando se le preguntaron qué con cuantas personas podría ser necesaria esa colonización marciana, aseguró que con varias decenas sería suficiente. En la Tierra, muchas tribus viven en minoría, por ejemplo, los aborígenes de las Islas Andamán, en el océano índico, que son solo doscientas personas, o los sentineleses, que habitan la isla Sentinel del Norte. Tribus que han vivido aisladas, evitando todo tipo de contacto extranjero y han conseguido sobrevivir, por lo que es posible.