Ángeles caídos conoce a los 14 más poderosos ¿Siguen existiendo?

291
ángeles caídos

This post is also available in: enEnglish

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Los ángeles caídos son conocidos en los textos bíblicos como los soldados y mensajeros de Dios padre, de hecho, si tomamos en cuenta su definición la palabra Ángel tiene un origen griego, el cual significa “mensajero”. En las sagradas escrituras se plasma la historia del ejército de Dios, aquellos que les fue impuesta la tarea de cuidar de los humanos y combatir cualquier fuerza maligna que pudiera existir en el universo. Los ángeles tienen diferentes clasificaciones, existen los Arcángeles, Querubines, Serafines, Guardianes y aquellos que en su momento osaron retar al mismísimo Dios, estos fueron denominados ángeles caídos.

Anuncios

No hay demasiada información sobre los ángeles caídos precisamente porque los textos sagrados nos hablan ampliamente sobre estas deidades que en principio formaron parte del ejército divino y que, posterior a sus deseos altruistas y llenos de pecado, fueron desterrados del cielo, de ahí su denominación como ángeles caídos. En Isaías 14 y Ezequiel 28 encontramos la historia de Lucifer, uno de los ángeles más hermosos e inteligentes que podían existir en el reino de Dios y líder de todas las jerarquías angelicales. Su nombre significa Lucero, hijo de la aurora, aquel con un brillo inalcanzable.

Debido a su inteligencia, perspicacia e inigualable belleza, Lucifer tenía el apoyo incondicional de muchos ángeles. Con el pasar de los años, se fue llenando de codicia y vanidad, se convirtió en el primer Narciso del mundo y en medio de sus pensamientos banales, llegó a creerse superior a Dios. Lucifer dijo que él mismo construiría su trono por encima de las estrellas, gobernaría a toda la creación de Dios y todo el mundo lo reconocería como gobernante. Su ambición fue en aumento y cada declaración fue escuchada por el Padre de todo y sus súbditos, causando así una guerra entre ángeles.

Ángel caído real
Ángel caído real

Al ser el líder de los ángeles, muchos estaban a su favor y decidieron batallar en contra de sus propios hermanos para cumplir la voluntad de su superior, fueron alrededor de 200 ángeles los que lidiaron hasta el final de la guerra que, por números y voluntades, ganaron las tropas celestiales. Fue Miguel el Arcángel el que dió el grito de amor para callar las banales palabras de Lucifer, fue él, con su espada, el que dio la estocada final y dio fin a una guerra celestial. Según las sagradas escrituras, San Miguel dijo: “¿Quién sino Dios podrá imponer su voluntad? Nadie puede igualarse a nuestro padre ¿Quién sino él gobernará su propia creación?”

Anuncios

Cuando la guerra llegó a su fin, Dios desterró a Lucifer y a los ángeles que le fueron leales, les arrancó las alas y los envió a la tierra, condenandolos así a vagar por la tierra por toda la eternidad, por lo que se consideran en términos generales unas criaturas desgraciadas, por no contar con la gracias de Dios. San Miguel le dijo a Lucifer: Mira ahora, tú que brillabas por encima de los demás, hijo de la aurora, has caído en el abismo. Decías que tu reino estaría encima del trono celestial, que reinarías mejor que el altísimo, tú, rey de naciones, te ha tocado caer hasta lo más bajo por avaricia y egocentrismo.

Después de esas palabras, Dios, San Miguel y el resto de ángeles se refirieron a Lucifer como Satanás. Esta palabra significa oposición, desvío, seducción al mal y Diablo. Se dice que Dios creó al infierno tiempo después para que ellos cumplieran su condena, sin embargo, no es algo 100% verificable porque en las escrituras antiguas se habla de Lucifer y de los demás ángeles caídos libres en la tierra, haciendo de las suyas y tratando de ensuciar la creación divina para impedir el nacimiento del mesías.

Anuncios

¿Cuáles fueron los planes de los ángeles en la tierra?

Luego de su derrota en el reino de los cielos. Satanás y sus lacayos descendieron a la tierra y aunque sus alas habían sido arrancadas, ellos aún tenían sus dones como ángeles divinos y pudieron usarlos a su favor para crearse los cuerpos que se asemejaran más a ellos. Satanás, luego de ver la última creación divina, los humanos, decidió tentarla de la peor manera, pues solo así podría impedir que el hijo de Dios viniera a la tierra y le arrebatara el reino que él pretendía crear, así que, con pensamientos más malvados que antes, se convirtió en una serpiente.

Transformado completamente, fue directamente hasta Eva y la tentó para tomar el fruto prohibido, luego ella fue hasta Adán para consumar un pecado que los expulsaría del Edén. Cuando Dios se dió cuenta lo que sucedía, fue directamente hasta Satanás, convertido en serpiente, y le condenó a arrastrarse por la tierra en dicha forma. Le otorgó alas muy parecidas a las de murciélago con el mismo tamaño de las anteriores, cachos y un rostro terrorífico, arrebatandole de una vez y para siempre la belleza que lo caracterizaba.

Para Satanás este había sido el peor castigo jamás recibido y a partir de allí comenzó un proceso para dañar todo lo bueno que había creado Dios. Con el pasar del tiempo, los humanos comenzaron a tener descendencia y sus hijas eran tan hermosas que no pasaron desapercibidas por los ángeles caídos, así que tanto Satanás como sus seguidores las sedujeron hasta tener relaciones sexuales y con ellas y procrear hijos que, más adelante, serían llamados Nephilim, híbridos que a simple vista parecían humanos, pero tenían la fuerza, destreza y belleza angelical. Los Nephilim fueron considerados los sujetos más malignos de la tierra.

Pero más allá de la atracción que los ángeles caídos llegaron a sentir por las humanas, su plan principal era manchar a la creación divina, hacer que ninguna mujer fuera digna de traer al mundo al hijo de Dios, al mesías. Si ellos seducían a cada mujer que habitara la tierra y las hacían cometer pecados, ninguna tendría pureza y, por consiguiente, no habría posibilidad de que el Mesías llegara para descontaminar al mundo de la maldad que ellos mismos se habían encargado de propagar.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, no contaban con que Dios mandaría un diluvio que acabaría con los hijos de estos ángeles caídos y con cada pecador que abundaba en la tierra y aunque estos ángeles eran inmortales y más adelante volvieron a sembrar codicia, lujuria, egocentrismo y maldad en los humanos que volvieron a poblar la tierra, tampoco tenían en mente que una mujer rechazaría cada insinuación y sería digna de traer al mundo a Jesús, hijo de Dios padre todopoderoso y aquel que salvaría a la humanidad de todos sus pecados.

¿Los ángeles son demonios?

Puede llegar a ser muy engorroso responder a esta pregunta tan común, pues en las sagradas escrituras y leyendas más famosas no se especifica claramente cuál fue el destino de los ángeles caídos. Mientras que Judas versículo 6 habla de cárceles subterráneas y llenas de oscuridad que fueron creadas únicamente para los ángeles que osaron batallar con Satanás en contra de Dios, la biblia en su totalidad menciona que Dios creó el infierno para que el diablo y sus súbditos se quemaran con el fuego eterno, pero nunca fueron llamados demonios, no al menos por el padre de todo.

Pero hay muchas disputas con respecto a la condena de los ángeles caídos. Si bien se dice que luego de perder la guerra angelical Dios los envió a cárceles subterráneas, la historia nos muestra otra cara de la moneda, nos cuenta sobre sus andanzas en la tierra, lo que nos demuestra que ellos estuvieron libres y a sus anchas por el mundo. Existe la teoría de que los ángeles caídos no son demonios pero sí fueron los responsables de crearlos. ¿Cómo es esto posible?

Los ángeles caídos crearon híbridos que propagaron la maldad por la tierra y a diferencia de estos, los Nephilim no eran realmente inmortales, podían vivir más años que los humanos, sí, pero eventualmente tenían que morir. Ellos no podían ingresar al reino de los cielos, su maldad y los pecados cometidos con los humanos eran demasiados y sinceramente, los Nephilim no tenían intención de redimirse ni de arrepentirse, así que Dios decidió mandarlos a quemarse en el fuego eterno, es decir, el infierno y lo mismo sucedería con cada persona que decidiera seguir el camino del mal.

Anuncios

La maldad no se extingue, se multiplica y cuando se ha llevado una vida de pecado, después de la muerte no hay mucho que hacer. Satanás les habría hecho una propuesta bastante atractiva a los que llegaran al infierno: Servirían para él y a cambio de su lealtad, les permitiría volver a la tierra, poseer a los humanos y hacerlos pecar hasta que las puertas del cielo les sean cerradas después de la muerte. Tomando en cuenta todo esto, los ángeles caídos no son demonios, pero sus acciones hicieron que los pecadores se transformaran en aquello a lo que tanto tememos, los descendientes y fieles seguidores del diablo.

Los ángeles caídos conocidos a lo largo de la historia

Aunque fueron al menos 200 los ángeles caídos que decidieron seguir el camino de Lucifer, no todos fueron tan destacados. Lucifer es el ángel caído con más renombre, aquel que todo el mundo conoce y teme, sin embargo, ángeles como Metistofeles y Azazel también tuvieron su protagonismo en la historia.

  1. Lucifer: Conocido por ser el rebelde de Dios, de gran belleza y suma inteligencia, fue el líder de los ángeles y luego de su destierro, se proclamó Rey de la tinieblas.
  2. Metistófeles: Este ángel nunca tomó a Dios en serio, no le dio el respeto que todos le brindaban al creador de todo lo existente y ese fue el principal motivo por el cual fue expulsado. Su nombre significa oscuridad y hablamos literalmente porque según los escritos sagrados, él huye de la luz. Metistófeles es la mano derecha de Lucifer y su encargo principal es buscar almas en la tierra para llevarlas al infierno. Suele encontrarse en las masas que no creen en Dios o seducir a aquellos cuya fe va en decadencia.
  3. Los Grigori: Aunque la bíblia no les otorgue un nombre, en realidad estos fueron los ángeles que sedujeron a las primeras hijas de los humanos para procrear a los Nephilim. Fueron el grupo de ángeles más grande en retar a Dios y generar tanta furia en él, que mandó el diluvio para exterminar a los híbridos que iban en contra de su creación divina.
  4. Belial: Muchos lo conocen como el ángel Belhor, es considerado como el más avaricioso de los ángeles caídos, sus acciones son totalmente corruptas y se menciona a sí mismo como el príncipe del fuego eterno.
  5. Kasyade: Este fue el ángel con el que los humanos más se comunicaron, de hecho, es recordado por ser aquel que les enseñó sobre la existencia de la espiritualidad y la importancia que tiene para todos en el mundo. Kasyade hizo que todos los humanos creyeran que ellos tenían la misma importancia que Dios.
  6. Penemue: Considerado el ángel del engaño, fue el que enseñó a los primeros humanos a mentir y a desobedecer las órdenes de los mayores. Él creía que nadie se daría cuenta de sus acciones, pero Dios lo hizo y lo desterró del reino de los cielos.
  7. Gadrel: Según la historia, este fue el tercer ángel que fue influenciado por Lucifer. Es conocido por ser el ángel de la muerte, le enseñó al resto de los ángeles a ser tan diestros en la espada como lo era él y les empujó a usarla en contra de sus propios hermanos para comenzar la guerra.
  8. Kesabel: Este ángel pensaba fielmente que los humanos eran seres inferiores a ellos y que no merecían su adoración. Fue el segundo en seguir a Lucifer en la guerra y el que propuso tener relaciones sexuales con las humanas, de manera que así se pudiera evitar la venida del mesías al mundo.
  9. Yekun: En conjunto con Lucifer, sedujo a todos los ángeles que estuvieron a su alcance y, cuando fue expulsado, se encargó de enseñarle a la humanidad el lenguaje mediante signos, la escritura y la lectura.
  10. Samyaza: Es el líder de más de 100 demonios y el encargado de hacer el pacto de Armón. Este consistía en que ningún ángel, luego de ser desterrado, podía cambiar de opinión respecto al nuevo propósito que tenían. Guió a cada uno hasta el final de los planes de Lucifer y aún sigue siendo uno de sus mejores lacayos.
  11. Leviathan: Aparte de Lucifer, es uno de los encargados de gobernar el infierno, tiene forma de mujer y le encanta ser llamado el príncipe de las tinieblas. Es responsable de las herejías y el orgullo en los mortales, es la encarnación vívida del mal.
  12. Azazel: Es llamado el ángel de la guerra, le enseñó a la humanidad a utilizar diferentes tipos de armas y a utilizarlas entre ellos, retó al Arcángel Miguel y al Ángel Gabriel, sin embargo, no logró ganar la batalla y fue sentenciado por el Ángel Rafael. Durante su recorrido por la tierra, se encargó de que la guerra reinara en cada rincón del mundo.
  13. Abaddon: Este ángel era muy maligno, tanto que era respetado por todos aquellos caídos por voluntad de Dios. Se dice que Moisés lo invocó para destruir Egipto.
  14. Asmodeus: Principal creador de las orgías en la tierra, incluso llegó a protagonizarlas con hombres y mujeres a la vez para que todos entraran en pecado.

¿Siguen existiendo los ángeles caídos?

Así como muchos creen en Dios, también existe el diablo y, por lógica, cada uno tiene a sus seguidores para hacer cumplir sus voluntades. Los ángeles rectos existen para brindarnos apoyo, sabiduría y guiarnos en el camino de Dios. Por otro lado, están los ángeles caídos, aquellos que nos prueban diariamente para poner en duda nuestra fe, hacer que cometamos un sin fin de pecados y, luego de la muerte, llevar nuestras almas directo al infierno. No podemos negar que ambas comunidades existan y seguirán existiendo por muchos años o al menos, lo que dure el universo.

Queda en nuestra elección ser fieles a las enseñanzas bíblicas y adorar o seguir a un Dios que creó todo el universo y a la vida en general, o entregarnos a la maldad y seguir los designios de un ángel caído que desborda belleza, arrogancia y maldad. Lo que queda en nuestras manos es el libre albedrío. Utilicemos esa arma con precaución.

Anuncios