Mansión Winchester y Sarah winchester, la maldición (Caso real)

590
Mansión Winchester

¿Alguna vez has escuchado las historias sobre la famosa viuda Winchester? Es imposible que no las veas de camino a California, pues es uno de los inmuebles más terroríficos de la zona y, además, el sitio turístico más visitado en el Oeste de los Estados Unidos. En el pasado se llegó a decir que la mujer estaba loca, más aún cuando se mudó a california y emprendió la construcción de una gran mansión con rarezas que aun en la actualidad no se pueden explicar, de allí nace la leyenda de la Mansión Winchester, un sitio embrujado y hogar de miles de espíritus víctimas de las armas fabricadas por la familia Winchester.

Anuncios

Pero vamos a remontarnos al pasado, específicamente en el año 1881 cuando su esposo fallece por tuberculosis. William Wirt Winchester era el tesorero de la empresa de rifles más importante de los Estados Unidos, falleció en el año 1881 luego de padecer la enfermedad de tuberculosis, pero esta muerte no fue la única que destrozó la vida de la viuda, pues años antes, su hija de solo 15 años había fallecido bajo circunstancias extrañas.

Mansión Winchester

Sarah Winchester no solo heredó la fortuna de su esposo, sino que también se convirtió en una de las dueñas mayoritarias de la empresa de rifles, obteniendo así más de 20 millones de dólares y un sueldo de 1000 dólares diarios de la época, lo que en la actualidad serían unos 26.000 dólares.

Anuncios

Origen de la leyenda de la Casa Winchester

¿Pero qué tiene de terrorífico todo esto? No se trata de la muerte de la familia de Sarah lo que originó las leyendas, sino lo que sucedió después de ellas. La viuda se sumergió en una depresión que casi la consumía y siguiendo los consejos de un viejo amigo, decidió visitar a una Médium que le dijera si su familia estaba bien en el otro plano y qué era lo que debería hacer para vivir una vida tranquila, al menos durante los años que le quedaban.

Sarah Winchester

Anuncios

Cuando la viuda Winchester acudió con la Médium, esta le dijo que su esposo estaba muy cerca de ella junto con su hija, pero que todos ellos tenían una terrible maldición, una que se cobró la vida de la pequeña Winchester, del gran tesorero de la empresa de rifles y próximamente la vida de la viuda si esta no actuaba a tiempo. La Médium le dijo que debía buscar un nuevo lugar para vivir y construir una gran vivienda para que tanto ella como los espíritus de las personas que fueron asesinadas con las armas que la familia fabricaba pudieran vivir. Esa era su maldición, vivir con espíritus incluso hasta después de la muerte.

Según la Médium, más de 8.000 personas fallecieron bajo el sello de los rifles de la familia Winchester y cada uno de ellos quería venganza, por eso se llevaron las almas de su esposo y su hija, pero además, querían atormentarla día y noche, volverla loca hasta el punto de que ella misma buscara arrebatarse la vida. Algunos dicen que esto está demasiado lejos de realidad porque la viuda nunca llegó a creer en el espiritismo, pero la desesperación de una madre y esposa que ha perdido a su familia pudieron empujarla a creer.

La construcción de la Mansión

La advertencia era precisa: Sigue construyendo la vivienda y vivirás por mucho tiempo. Para la construcción y morirás de la peor manera. Los muertos quieren venganza, tu familia se cobró la vida de muchas personas y no tardarán en ir por ti para que sus almas descansen, estás advertida, actúa ahora.

La viuda no tardó en irse de Connecticut y buscar un sitio en California, encontró una casa que aún se encontraba en construcción, era de dos pisos y tenía 6 habitaciones, sin embargo, Sarah desechó la idea principal de construcción y buscó a sus propios hombres para dar comienzo a una obra que no tendría fin. Según Sarah Winchester, si ella empezaba a construir una gran mansión con cientos de habitaciones, laberintos y puertas que no llevaban a ningún lugar, ningún espíritu podría vivir allí y ella viviría en paz.

Anuncios

Así lo hizo. Sarah Winchester no contrató arquitectos para llevar a cabo esta extraña obra, sino carpinteros y albañiles. Les ordenó mantenerse trabajando las 24 horas del día y cada noche se la pasaba elaborando nuevos planos para que, al día siguiente, sus trabajadores siguieran sus órdenes. La mansión Winchester consta de 4 pisos, 160 habitaciones, 6 cocinas y 52 tragaluces. Las escaleras no llevan a ningún lado, hay puertas que solo te llevan directo a una pared o al vacío, la mayoría de las ventanas no muestran el paisaje del gran jardín, sino, como las puertas, una fría pared.

Anuncios

Estas no son las únicas rarezas que posee esta mansión, a nivel numerológico:

Trabajar de carpintero en la Mansión Winchester

La casa tiene repeticiones extrañas y una obsesión palpable con el número 13.

  • 13 escalones para las escaleras
  • 13 paredes de madera
  • 13 candelabros en algunas de las habitaciones
  • 13 cúpulas ubicadas en el invernadero
  • 13 paneles de cristal de todas las ventanas de la mansión…

Para muchos esto era realmente perturbador, además, el mobiliario y las chimeneas también lograron brindarle un ambiente tétrico a la instancia.

Anuncios

Para explicar estas peculiaridades de la gran mansión, los fanáticos de los paranormal manifiestan que los pasadizos y entradas al vacío que ofrece esta vivienda son más que portales a otras dimensiones o a la nuestra, de manera que más y más espíritus pudieran ingresar a nuestro plano y vivir en ese lugar a sus anchas. Quizás era la única manera de que Sarah Winchester no se sintiera tan sola en esa amplia mansión.

¿Sarah Winchester realmente veía fantasmas?

Sarah Winchester en su mansión de California

Según la leyenda, Sarah Winchester construyó la mansión para confundir a los espíritus e incluso dormía en habitaciones diferentes todas las noches para evitar que alguno de ellos pudiera atacar. Nadie, aparte de los constructores, había entrado a ese lugar hasta el año 1922, fecha en la cual Sarah fue encontrada sin vida en su habitación, aparentemente había muerto mientras dormía. Nadie sabe a ciencia cierta si realmente la mansión estaba embrujada o si allí se encontraban los miles de espíritus que la Médium había mencionado.

Existen testimonios de algunos de ellos en los que se afirma que en esa mansión podían escucharse ciertos ruidos y que, en más de una ocasión, hubo eventos paranormales, pero nunca se recopilaron pruebas fehacientes que verificaran esos testimonios. Sarah se vestía siempre de negro y pocas veces se le vio salir de su mansión, solo algunas personas llegaron a verla merodeando por el vecindario, ella simplemente estaba encerrada en su mansión con los constructores, los espíritus y su depresión.

Anuncios

Lo cierto es que las rarezas y peculiaridades que envuelven a la mansión Winchester han dado pie a que las personas saquen sus propias conclusiones y divulguen ciertos rumores, después de todo, no es normal que una vivienda, indiferentemente de que sea mansión o no, tenga pasadizos secretos, escaleras que no llevan a ningún lugar y puertas y ventanas que solo sirven para engañar a los visitantes.

Winchester hoy

Actualmente la mansión es un sitio turístico y los guías recomiendan que ninguna persona se separe de ellos, pues no se sabe si se puede perder o si algo haría acto de presencia.

Foto real de la Mansión Winchester

Por otro lado, algunas personas alegaron que la viuda le habría pedido a la vidente que se mudara con ella y que hiciera diferentes sesiones espirituales para hablar con los espíritus que poco a poco llegaban al lugar. Se dice que entre las tantas habitaciones de la mansión, una de ellas, bautizada como el cuarto azul era el lugar en donde se hacían las sesiones mediante una tabla Ouija.

El personal que sigue laborando en esa mansión alega que evitan transitar por el tercer piso del lugar cuando es de noche, pues dicen que se escuchan desde voces hasta pasos merodeando el lugar. Hay misterios en ese sitio que no se han podido resolver, pero no cabe duda de que algo paranormal controla la inmensa casa.

La película basada en la mansión Winchester y sus leyendas

El filme ha sido ambientado con un estilo gótico, plasma la historia de Sarah Winchester, aunque dando más detalles acerca de las supuestas apariciones fantasmales y añadiendo la presencia de un Psiquiatra que evaluaría el estado mental de la viuda, de manera que este pudiera confirmar que estaba loca y sacarla permanentemente de la empresa de rifles, sin embargo, todo salió de la manera menos esperada.

El propio Psiquiatra, quien se conoce en el filme como Dr. Price, fue testigo de algunas apariciones del más allá desde el primer momento en el que pisó la mansión, entonces se dio cuenta de que su paciente no estaba tan loca como todo el mundo pretendía hacerle creer.

La película tiene algunas escenas filmadas en la propia mansión y aunque lo que se quiere plasmar es el hecho misterioso que la envuelve y originar debates sobre lo que realmente inspiró a Sarah a mudarse y edificar la mansión, también tiene un mensaje oculto: Incentivar a las personas sobre el tema del porte y fabricación de armas en los EE.UU.

La mansión Winchester como sitio turístico en California

Como se mencionó con anterioridad, la mansión actualmente es uno de los sitios turísticos más visitados de California, los guías turísticos no permiten que los visitantes se separen del recorrido que ellos mismos han elaborado para evitar inconvenientes. Algunas de las personas que han logrado visitar la mansión alegaron que han sentido escalofríos en ciertas zonas de la mansión, también se han sentido observados desde lugares imposibles, así que el aspecto terrorífico de la mansión sigue latente.