Un terrorífico encuentro con el hombre lobo en la carretera

1171

Las solitarias carreteras en horario nocturno suelen ser el lugar preferido para las manifestaciones de entidades espirituales y criaturas míticas que aterrorizan a los conductores, tal como le ocurrió al muchacho que compartió este testimonio en las redes sociales indicando que hace unos años cuando aún era adolescente, tomó prestado el auto de sus padres y se fue por la vía interestatal de California a Colorado a visitar a un amigo, cuando de pronto alrededor de la media noche sintió demasiado sueño y se detuvo a la orilla del camino, pero una extraña criatura parecida al hombre lobo apareció para convertir sus sueños en pesadillas.

Desagradable sorpresa

Cuando ya tenía como 90 minutos estacionado durmiendo, un hombre delgado y huesudo le toca la ventana ordenándole con voz ronca y actitud amenazante “ábreme la puerta”, el joven ignoró la orden y pensó que solo se trataba de un transeúnte que quería gastarle una broma, no obstante, procedió a empuñar un afilado puñal para defenderse en caso de cualquier eventualidad.

Inesperadamente a pesar de que el auto tenía vidrios ahumados el misterioso hombre pudo ver que el muchacho había tomado el cuchillo, por lo que evidentemente tenía mirada infrarrojo o algo parecido. Cuando la criatura vio que el muchacho se encontraba armado se enfureció y comenzó a comportarse de forma más agresiva, emitiendo estremecedores aullidos y jadeando como un canino, mientras seguía intentando abrir la puerta del coche a la fuerza.

Anuncios

El joven conductor estaba decidido a salir del auto para enfrentarse cuerpo a cuerpo con el enfurecido caballero, pero cuando se disponía a hacerlo pudo notar que no estaba solo pues del monte salían dos criaturas más pequeñas y horripilantes que el engendro original que parecía ser el líder del grupo.

Anuncios

Al sentir que su vida corría peligro en ese lugar el muchacho procedió a encender el auto para irse de allí, pero a pesar de que al principio el individuo que parecía ser el hombre lobo intentó detenerlo haciendo un bestial derroche de fuerza, al final el carro arrancó y justo cuando el muchacho pensó que había logrado escapar, miró por la ventana percatándose de la presencia del misterioso hombre lobo corriendo a un lado del coche que se desplazaba a 60 kilómetros por hora.

La veloz criatura seguía tocando la ventana y solicitando la entrada al auto, pero el joven desconfiaba de sus intenciones, por lo que encontrándose aterrorizado procedió a romper los límites de velocidad permitidos y aceleró el auto lo más que pudo logrando dejar atrás al temible hombre lobo, aunque, aún evita manejar por cualquier vía de noche pues esa experiencia marcó su vida y no quiere repetirla bajo ninguna circunstancia.

Anuncios

Te invitamos a contarnos tus experiencias nocturnas en las carreteras en nuestra sección de comentarios y a compartir este articulo en todas tus redes sociales.

Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: