¿Psicosis de una familia entera o un fraude nacional? La historia de la avenida 112

508
¿Psicosis de familia entera o fraude nacional? la avenida 112 de Amityville

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Para muchos, lo que sucedió en la casa 112 de la avenida Ocean en Amityville no fue más que un montaje para poder crear una historia lucrativa tras el suceso. Para muchos otros, es seguro que los horrores que sucedieron ahí dentro son claros fenómenos paranormales. Como sea, los datos policiacos están ahí, las sentencias fueron claras y los testigos hicieron declaraciones contundentes. Aun así, la historia detrás de la masacre de Amityville sigue siendo una incógnita tan fascinante como grotesca.

Anuncios

¿Qué sucedió realmente en Amityville: Un fraude o un evento para normal?

Lo primero que puede causar escepticismo es que, después de que la familia Lutz abandonara el hogar, los nuevos inquilinos jamás presentaron alguna queja de eventos extraños o algo que se le pareciera y, hasta día de hoy, continua olvidada, a excepción del relato conocido.

El primer evento trágico de la número 112 ocurrió el día 13 de noviembre del 74. Ese día, el hijo mayor de la familia, de tan solo 23 años de edad, decidió drogar a los seis miembros de la familia, incluyendo hermanos, hermanas, padre y madre, tomó un runa escopeta y se paseó por cada una de las habitaciones de la casa, mientras estos dormían y fue disparándole a quema ropa a cada uno de ellos a las 3:15 de la madrugada.

Anuncios

Todos recibieron un disparo en la espalda, menos a su madre a la cual decidió accionar el gatillo apuntando a la cara ¿Por qué? Hasta el día de hoy, no sabe, incluso, el por qué los mató. Algunos lo achacan a problemas con la mafia del que era miembro el hijo mayor de los DeFeo, drogas, algún desequilibrio mental a incluso, a que fue poseído por alguna entidad paranormal. Aunque el jurado no consideró ni el desequilibrio, ni mucho menos a la entidad demoniaca en el juicio y Ronald DeFeo fue sentenciado a 25 años de cárcel por cada uno de sus crímenes.

Anuncios

Pero esta no es la historia que causa sospechas en el público en general .De hecho, esta tragedia está registrada y Ronald DeFeo continúa pagando cárcel.

El terror de la familia Lutz.

Tan solo un año después de la masacre, la familia Lutz se mudó a la enorme casona de la avenida Ocean. Debido a los acontecimientos, la aseguradora prácticamente la estaba regalando en las ventas. A pesar de que la misma empresa se encargó de ocultar lo mejor que pudo los hechos, no quería arriesgarse y el precio era muy pequeño, por lo que los Lutz no desaprovecharon la oferta, a pesar de que sabían lo que había sucedido.

Anuncios

La familia, muy creyente, llamó a un sacerdote para que bendijera la casa como una forma de «limpiar» el hogar. El sacerdote vino y mientras esparcía agua bendita por las habitaciones, enfermó. Sin más. El malestar y la sensación de incomodidad era tal que decidió marcharse antes de lo previsto. Según declaraciones posteriores del sacerdote, solamente su postura y fuerza de voluntad consiguieron mantenerlo cuerdo dentro de esa casa.

¿Psicosis de familia entera o fraude nacional? la avenida 112 de Amityville

Pero todo se quebró días después.

Daniel era el hijo menor de la familia y con tan solo nueve años para aquel entonces, aún recuerda como si fuera hoy todo lo que padecieron: las ridículas nubes de moscas que revoloteaban por la sala y el sótano, lo que les impedía tener visitas. La sustancia negruzca que salía de los escusados y su olor repugnante.

De igual forma, recuerda con precisión las manchas verdes de moho que aparecían en las paredes y que jamás pudieron quitar y, obviamente, todos los sucesos paranormales que vivieron en su estancia. Ventanas que se cerraban bruscamente cuando alguno de ellos se asomaba por ellas (quizás con l intención de lastimarlos), los muebles que se movían a plena luz del sol o como los juguetes de él y sus hermanos parecían moverse por las noches y, como no, los susurros y murmullos que los atormentaban.

Anuncios

Hay muchas versiones del por qué solo la familia Lutz han sido los únicos que han sufrido estos extraños fenómenos dentro de la casa. Para Daniel Lutz, todo se debe a que su padrastro había empezado en la brujería y las sesiones las llevaba a cabo dentro del hogar. Otros aseguran que no era más que una treta entre el abogado de DeFeo y la familia para «crear» una historia que pudiera salvar a su defendido. Como sea, el misterio sigue vivo (y siendo explotado), pero la incógnita continúa hasta día de hoy.