El hombre que cayó del SOL en una esfera en Alençon 1790

200
El hombre que cayó del SOL en una esfera en Alençon 1790
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Existe una crónica muy antigua que muestra la historia de una extraña esfera que cayó en el pueblo francés de Alençon. La historia muestra el choque de un OVNI en la colina y una explosión que dejó impactados a los testigos. Al parecer hay algo más extraño que el propio caso cuando investigamos su fuente…

El inspector de policía Liabeuf, en presencia de varios funcionarios locales, presenció e investigó un acontecimiento extraordinario durante el verano cerca de Alençon, Francia.

Obtener Libro

Un gran globo rojo voló a través de algunas tierras de cultivo, quemando hierba y árboles. El globo aterrizó y un hombre emergió y habló a la multitud reunida que no le entendió. Poco después el globo explotó en pedazos y el hombre desapareció.

El informe parece estar bien documentado y corroborado y es aún más sugerente porque ocurrió en el año 1790!

Según Antonio Fenoglio, visitó los archivos de la Academia Francesa de Ciencias de París, y descubrió el siguiente informe presentado a la misma. En 1975, el Dr. Jacques Vallée citó el relato y pareció indicar que él mismo había visto el informe…

En junio de 1790, el inspector de policía Liabeuf fue enviado desde París a Alençon, al oeste de la ciudad (entre Argentan y Le Mans). Sus órdenes eran investigar a fondo un incidente inquietante, ya que algunos de los observadores eran de alto nivel.

Liabeuf visitó la ciudad y el siguiente es su informe, presentado a la Academia de Ciencias.

“A las cinco de la mañana, el 12 de junio, varios agricultores vieron un enorme globo terráqueo que parecía estar rodeado de llamas. Primero pensaron que tal vez era un globo que se había incendiado, pero la gran velocidad y el silbido que provenía de ese cuerpo los intrigó.

El globo disminuyó su velocidad, hizo algunas oscilaciones y se precipitó hacia la cima de una colina, desenterrando plantas a lo largo de la ladera. El calor que emanaba era tan intenso que pronto la hierba y el pequeño árbol comenzaron a arder. Los campesinos lograron controlar el fuego que amenazaba con extenderse a toda la zona.

Por la noche esta esfera estaba todavía caliente y ocurrió una cosa extraordinaria, por no decir una cosa increíble. Los testigos fueron: dos alcaldes, un médico y otras tres autoridades que confirman mi informe, además de las docenas de campesinos que estaban presentes.

Esta esfera, que habría sido lo suficientemente grande como para contener un carruaje, no había sufrido todo ese vuelo. Despertó tanta curiosidad que la gente vino de todas partes para verla. Entonces, de repente, una especie de puerta se abrió y, ahí está lo interesante, una persona como nosotros salió de ella, pero esta persona estaba vestida de una manera extraña, con un traje ajustado y, al ver toda esa multitud, dijo algunas palabras que no fueron entendidas y huyó al bosque. Instintivamente, los campesinos retrocedieron, con miedo, y esto los salvó porque poco después la esfera explotó en silencio, arrojando trozos por todas partes, y estos trozos se quemaron hasta quedar reducidos a polvo.

Obtener Libro
COMPARTIR