ALERTA MUNDIAL misteriosa señal viene del espacio cada 157 días

88
ALERTA MUNDIAL misteriosa señal viene del espacio cada 157 días
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Parece ser que la señal FRB121102 está revelando realmente un patrón artificial. Durante cuatro años que se observa esta señal espacial ha estado repitiéndose en un patrón que no puede ser natural. Ahora los científicos están alerta porque podríamos estar ante la primera señal de una civilización extraterrestre.

A principios de este año, los astrónomos anunciaron un deslumbrante descubrimiento. Una rápida ráfaga de radio llamada FRB 121102 no sólo se estaba repitiendo – se estaba repitiendo en un ciclo discernible.

Durante unos 67 días, la fuente está en silencio. Luego, durante unos 90 días, se despierta de nuevo, escupiendo repetidas ráfagas de radio de milisegundos antes de callar, y el ciclo completo de 157 días se repite.

Sin embargo, los rápidos estallidos de radio son extremadamente misteriosos, y no había ninguna garantía de que el ciclo continuara. Así que es bastante emocionante que la fuente haya estallado de nuevo, justo en el momento oportuno – consistente con las predicciones de su ciclo de actividad.

Esto sugiere que hay un valor significativo en el monitoreo de las fuentes de ráfagas de radio rápidas conocidas, pero también en continuar observando el FRB 121102 para tratar de entender qué podría estar causando el fenómeno.

Un rápido repaso: las ráfagas de radio rápidas son, como su nombre indica, ráfagas de ondas de radio muy rápidas, de sólo unos pocos milisegundos de longitud, que provienen de galaxias situadas a millones o miles de millones de años luz de distancia. Pero también son extremadamente poderosas; dentro de esos milisegundos, pueden descargar tanta energía como cientos de millones de soles.

Obtener Libro

La mayoría de las veces, se encienden una vez y no hemos sabido nada de ellos desde entonces, lo que hace que sean imposibles de predecir y muy difíciles de rastrear. Y no sabemos qué las causa, aunque la evidencia reciente apunta bastante a un tipo de estrella de neutrones llamada magnetar.

Pero se han detectado un puñado de fuentes de ráfagas de radio rápidas que se repiten, y éstas podrían ser una de las claves que ayuden, al menos parcialmente, a resolver el misterio.

Antes de que su ciclo fuera descubierto por el astrónomo de la Universidad de Manchester Kaustubh Rajwade y su equipo, FRB 121102 ya era famosa por ser la ráfaga de radio rápida más activa descubierta hasta ahora, escupiendo ráfagas repetidas varias veces desde su descubrimiento en 2012.

Debido a que se repite, los astrónomos podían observar la actividad, y rastrearla hasta una galaxia fuente. Fue la primera ráfaga de radio rápida que se localizó, a una región de formación de estrellas en una galaxia enana a 3.000 millones de años luz de distancia.

El descubrimiento de la periodicidad de su actividad, basada en datos de cinco años, podría poner algunas limitaciones importantes en lo que podría ser.

Por ejemplo, los binarios de rayos X de alta masa en la Vía Láctea – aquellos que contienen estrellas de neutrones – pueden tener períodos orbitales de hasta cientos de días. Pero hay algunos tipos de sistemas binarios con períodos mucho más cortos – estos podrían ser descartados para FRB 121102.

Y ahora, la periodicidad se apoya en nuevos conjuntos de observaciones – aunque el tiempo puede necesitar una revisión.

Un equipo dirigido por Marilyn Cruces del Instituto Max Planck de Radio Astronomía detectó 36 estallidos de FRB 121102 usando el Radiotelescopio Effelsberg de 100 m entre Septiembre de 2017 y Junio de 2020. Combinados con los datos de la investigación de Rajwade, el equipo derivó una periodicidad de 161 días, en un nuevo papel preimpreso cargado en arXiv.
Este papel da fechas entre el 9 de julio y el 14 de octubre de 2020 para el período activo de la fuente.

Pero Cruces y su equipo no son los únicos que están buscando. Un equipo dirigido por Pei Wang del Observatorio Nacional de Astronomía de China usó el radiotelescopio esférico de apertura de quinientos metros para monitorear la ubicación del FRB 121102 en varias fechas entre marzo y agosto de 2020.

Entre mediados de marzo y finales de julio, no detectaron ninguna explosión. Pero el 17 de agosto, FAST detectó al menos 12 ráfagas del FRB 121102 – sugiriendo que la fuente está una vez más en fase activa – aunque el equipo calculó una periodicidad diferente tanto del equipo de Rajwade como del de Cruces.

“Combinamos las ráfagas recogidas en Rajwade et al. (2020) y Cruces et al. (2020) con estas recién detectadas por FAST en 2019 y 2020, y obtenemos un nuevo período de mejor ajuste de ~156,1 días”, escribieron en un aviso publicado en el Telegrama del Astrónomo.

De acuerdo con los cálculos del equipo de Wang, la fase activa debe terminar entre el 31 de agosto y el 9 de septiembre de 2020. Si FRB 121102 continúa mostrando actividad más allá de estas fechas, esto podría sugerir que o bien la periodicidad no es real, o que ha evolucionado de alguna manera, anotaron en su post.

Por supuesto, también es posible que los cálculos de la periodicidad necesiten ser refinados. Lo que significa que debemos seguir vigilando el FRB 121102.

“Alentamos más esfuerzos de seguimiento de otros observatorios de radio”, escribieron los investigadores.

Obtener Libro
COMPARTIR