Oración contra la envidia y todo mal (Protección divina)

108
Oración contra la envidia y todo mal (Protección divina)

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

La maldad abunda en el mundo y actualmente está presente tanto en niños como en los adultos incluso cuando estos se encuentran en una edad bastante avanzada. La envidia por ejemplo, es el claro signo de malicia que cualquier persona puede experimentar y aunque para muchos esto no tenga mucha importancia, es el sentimiento negativo que más daño genera no solo en la persona que lo siente sino en aquella a la cual va destinada. Gracias a este factor, es importante que cada uno de nosotros empiece a protegerse de la malicia que abunda en la tierra y realizar una oración contra la envidia.

Anuncios

La protección no se basa en obtener un arma o saber sobre defensa personal, esto solo te sirve para defenderte de algo físico, pero ¿Cómo puedes protegerte de algo tan intangible como la envidia? Esto es sencillo, necesitas del poder de una oración contra la envidia, pues sólo ella en conjunto con el santo, ángel, arcángel o entidad celestial que invoques podrán hacer que la envidia sea erradicada y que solo abunden los buenos deseos en tu vida. Existen infinidades de oraciones que puedes emplear para comenzar a cuidar tus espaldas, algunas más efectivas que otras.

Cuando hablamos de la oración, debemos recordar que necesitaremos tener mucha fe y optimismo, de manera que en tu mente solo existan pensamientos positivos, pues eso hará que la abundancia, dinero, prosperidad, amor, equilibrio y bienestar lleguen a ti de inmediato, las vibras buenas llaman a las energías positivas. En cambio, si al momento de hacer la oración contra la envidia tienes dolor y odio en el corazón o pesares y dudas, entonces solo atraerás cosas malas, incluso pueden llegar entidades malignas a tu vida para terminar de empeorar la situación.

 

Myriams-Fotos / Pixabay

De acuerdo a la oración que lleves a cabo necesitarás colocar una ofrenda o vestir de una manera determinada, por lo general las personas suelen vestirse con ropa blanca, pues ese color representa la pureza y limpieza espiritual, ideal para alejar las cosas malas y atraer energías y vibraciones positivas. Las ofrendas se basan en velas blancas o de un color en específico, flores, aromatizantes, etc. Todo depende del santo o entidad celestial que invocas. Emplea algunas de estas oraciones para que tu vida cambie sin problemas.

Anuncios

Oración contra la envidia invocando a San Miguel Arcángel

Las oraciones a San Miguel Arcángel contra la envidia son las más efectivas y no es para menos, después de todo, fue él el que combatió al diablo en la guerra entre los ángeles. San Miguel es la deidad celestial especial para alejar la maldad de los humanos, es capaz de brindarle paz al corazón y hacer que avancemos hasta el éxito. Cuando sientas cargas pesadas en tu espalda, mucha tensión en tu vida y las cosas no te salgan del todo bien, no dudes en decir esta oración, pues en seguida tus plegarias serán concedidas.

“Poderoso San Miguel Arcángel, deidad divina con dones celestiales inigualables, aquel destinado a defender a los humanos de la maldad que abunda en el mundo, Arcángel que no ha sufrido ninguna derrota, ese que gana cualquier batalla incluso cuando satanás intenta hacerlo cambiar de bando, opinión y posición. Hoy me dirijo a ti para que me brindes tu protección y que con tu espada logres vencer todas las adversidades que se me presentan en toda hora y momento. Has que me mantenga fuerte frente a mis problemas y que la envidia de las personas no recaiga sobre mi.

Anuncios

Con el permiso de Dios padre Todopoderoso te coloca esta vela blanca para que utilices esa luz como una guía hasta mi persona, para que me encuentres y, a partir de allí, empieces a guerrear conmigo hasta que todo el mal haya sido erradicado. Ayúdame a mantenerme sano y compasivo, dame orientación para caminar por el sendero divino e ir de la mano de Dios a combatir mis batallas, te pido de todo corazón que jamás me abandones, pues solo tu, fiel guerrero celestial, puedes dejar a un lado la envidia que los demás tienen contra mi.

Himsan / Pixabay

Invoco también a los Querubines y Serafines para que me brinden su bendición, me obsequien paciencia, me liberen de pecados y llenen mi corazón de mucho amor, pues son los sentimientos positivos los que me permitirán seguir adelante junto con todos mis protectores espirituales y celestiales. Ángeles del cielo, protejanme de los robos, de la muerte, de los delitos, de las personas que quieren hacerme daño y de todo enemigo oculto. Eliminen la maldad en ellos y en su lugar llenenlos de amor, comprensión y misericordia.

Invocando al trono celestial, aquel donde está sentado el padre de todo el universo, pido que todos mis protectores espirituales, en especial San Miguel Arcángel, eviten que sea controlado por fuerzas oscuras, que nadie me manipule ni tenga poder alguno sobre mi mente, cuerpo y corazón. Que la corrupción, abusos, maldiciones, brujeria, hechizos, malos pensamientos, intenciones, acciones negativas que puedan llegar a perjudicar mi vida. Pido que las bendiciones lluevan y que perfeccione mi manera de pensar para ser una mejor persona.

Anuncios

San Miguel, que sean las Dominaciones quienes intercedan por mi para darme entendimiento e inteligencia a la hora de actuar, que los Poderes escuchen mis peticiones para hacerme honesto, humilde, amable y servicial, que las Virtudes me den su mano para liberarme de aquellos que son malcriados, pesados, con malas intenciones, sin vergüenzas, enemigos, celopatas, envidiosos, embusteros, agresores, violentos y de todos los que busquen herirme con tal de sentirse superiores a mi o a cualquiera de los míos.

Anuncios

Arcángel bendito, habla con los principados para que se unan a esta noble causa y se conviertan en mis protectores, que creen un ejército angelical capaz de erradicar la envidia y protegerme a mí y a mi familia. Espero que el resto de ángeles y arcángeles puedan ayudarme y que seas tú el que los comande. Pido perdón por los pecados cometidos y disculpas por pedir tanto aun cuando se que no merezco nada, pero como humano me he equivocado y aprendido de mis errores, como persona estoy consciente de la existencia del mal y mi intención es seguir el camino bendito de nuestro señor padre de todo.

Padre glorioso, Dios todopoderoso, gracias por darme la vida y escuchar mis plegaria, te agradezco por todo lo que me has dado y negado, solo tú sabes sobre mis necesidades y deseos. Escuchen mis palabras Dios mío y San Miguel Arcángel, amén.

Oración contra la envidia invocando a San Benito

Para que esta oración tenga efectividad, es necesario obtener la medalla de San Benito, bendecirla en una iglesia y tenerla en la mano cuando se rece. Lo ideal es decir esta oración en voz alta todas las noches antes de acostarte y durante el día antes de salir a la calle, de manera que San Benito nos proteja a toda hora y aleje las malas intenciones, personas y deidades. Te en cuenta rezar 3 padres nuestro, dos ave maría y un credo al finalizar la plegaria. Sería de mucha utilidad y fuerza rezar esto todos los 21 de cada mes.

“Patriarca de los monjes, divino San Benito, señor con mucha bondad, amabilidad y amor para el prójimo, hoy vengo ante ti para hacer varias peticiones. La primera es que me bendigas hoy, mañana y siempre, la segunda es para solicitar tu protección porque estoy consciente que hay personas en mi entorno que quieren verme mal, necesito estar seguro en mi día a día, sin preocupaciones y sin nadie que intente hacerme daño en cualquier momento.

Anuncios

Por eso, con el permiso de Dios padre todopoderoso, Jesús bendito que se sienta a la derecha del padre y el espíritu santo, te pido que seas tú el que combata a la envidia y al rencor. Que la santísima trinidad venga a la tierra no solo para bendecirme a mí sino a todos aquellos que pasan por una situación similar a la mía. Te pido que me otorgues la paz que tanto clamo, que me ayudes a salir adelante y me hagas una mejor persona merecedor de tu amor y misericordia Santo de credibilidad y paciencia.

Estoy seguro de que hay amor en tu corazón, así como también esperanza y misericordia, también sé que Dios haría cualquier cosa por sus hijos y que no nos dejaría desamparados, por eso me arrodillo ante ti Divino Padre invocando a San Benito y a todo aquel que pueda protegerme de mis enemigos para que me cuiden. San Benito, el terror de los malditos, el rompedor de cadenas, el mediador del Padre, contigo me regocijo y pido misericordia, pues aunque soy pecador, también necesito de tu divina ayuda e intercesión.

Poderoso San Benito, venciste al demonio, olvidaste sus palabras, pasaste sus pruebas y lograste seguir el sendero de Dios a pesar de todas las dificultades que se te fueron impuestas, pido en esta hora y sagrado momento que me ayudes a combatir la envidia, resentimiento, terror, odio, rencor, vergüenzas, injurias y todo lo malo que los demás puedan desear en contra mía. Que Dios me escuche y todos los ángeles digan amén.

Intercesión de los protectores espirituales mediante oración contra la envidia

Godsgirl_madi / Pixabay

En este momento de desdichas y tropiezos, pido ante Dios todopoderoso, Jesús misericordioso y al santísimo espíritu santo que intercedan por mi para erradicar la envidia que me está trancando los caminos. Si no puede hacerla a un lado o eliminarla completamente de mi vida, entonces hagan que las personas que tienen intenciones negativas contra mi persona recapaciten y puedan volverse sujetos de bien, encaminados directamente al sendero divino para obtener un lugar en el cielo después de la muerte.

Anuncios

Señor, se que no soy digno de tus visitas, de tu bondad o de tu cariño, se que soy pecador y que en algún momento volveré a pecar, no soy perfecto, cometo errores y trato de aprender de ellos en la medida de lo posible, pero como humano estoy ante ti solicitando ayuda porque no puedo hacerlo solo. Confío en el poder la oración y en las bendiciones que siempre me mandas, así que coloco una vela en tu nombre y rezaré dos padres nuestro, un avemaría, un gloria y un salve, de manera que eso sea suficiente para vivir mi vida a plenitud, amén.

Plegarias contra la envidia y enemigos ocultos

Esta oración es especial para las personas que, lejos de percibir la envidia de los demás, la sienten ellos mismos. Recordemos que en algún momento de nuestras vidas vamos a estar tentados por ese sentimiento negativo, nadie se salva de ellos, por eso es necesario encomendarnos a dios y orar diariamente.

“Padre celestial, me inclino ante ti porque he pecado, he cometido uno de los pecados más horribles que pueden existir. Tengo pensamientos negativos hacia una o varias personas de mi entorno. Pido perdón por eso, no se como alejar este mal sentimiento de mi, no tengo idea de cómo acabar con la envidia que está naciendo en mí y por eso te imploro santo Dios que me ayudes con esta carga tan pesada que llevo en mi espalda. Quiero ser una buena persona, anhelo dejar de enfrascarme en lo material, deseo ser humilde y bondadoso, tal como tú lo eres con todo el mundo.

Hay veces en las que quiero tener las mismas cosas que tienen los demás, hay ocasiones en las que mi corazón se llena de odio, en muchas noches he deseado ser otra persona. Dios, te pido, te imploro que elimines esto tan amargo que siento, no es algo digno de un hijo tuyo, no puedo seguir por este camino. Angeles benditos, Arcángeles del cielo y santos protectores, intercedan por mí ahora y siempre, amén”.

Por otro lado, si tienes enemigos o tienes el presentimiento de que hay personas que quieren hacerte daño pero no sabes quienes son, puedes hacer esta oración por las noches y encender una vela para protección.

“Padre mío, tú que tienes el poder de ver a todas las personas de la tierra, te imploro que alejes a todos aquellos que busquen hacerse daño. Si tengo enemigos, has que puedan redimirse, si están ocultos, intenta que salgan a la luz y se arrepientan. Pido que la maldad, la desdicha, rencor y todo aquellos que sea de una connotación negativa se vaya de mi vida en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Espero que mis plegarias sean escuchadas en esta hora y santo momento, amén”.

Cada oración las puedes hacer en las noches o en el horario que mejor te resulte, recuerda tener mucha fé y proyectar tus buenos deseos para que tu vida cambie en el futuro.