El extraño vinculo entre la glándula pineal, el DMT y la reencarnación (VIDEO)

548
El extraño vinculo entre la glándula pineal, el DMT y la reencarnación (VIDEO)

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

El Dr. Rick Strassman, un médico estadounidense, ha encontrado fascinantes similitudes entre el desarrollo del feto humano y las descripciones del Libro de la Muerte. Podría existir una relación entre el alma y la glándula pineal.

Anuncios

En su libro DMT: La Molécula del Espíritu, Strassman sugiere que el alma humana se encarna en un cuerpo en la séptima semana después de la concepción, por medio de la glándula pineal como canal espiritual.

El DMT es una sustancia psicodélica poderosa que ocurre en la glándula pineal y que parece estar relacionada con las experiencias cercanas a la muerte (NDE). Según los investigadores, el descubrimiento de la glándula pineal como fuente de DMT, “refuerza la idea del enigmático papel estelar en estados inusuales de conciencia”.

Activedia / Pixabay

La glándula pineal está altamente relacionada con los sueños, estados de conciencia que generan experiencias cercanas a la muerte y todo tipo de experiencias místicas.

Anuncios

Lo más interesante es que la glándula pineal es visible en el feto humano a los 49 días, que es, como hemos dicho antes, el número de días que un alma tarda en reencarnar, según el Bardo Thodol (El Libro Tibetano de la Muerte).

Todavía hay mucha gente que no cree en la existencia del alma como sustancia inmaterial. Por ejemplo, Platón creía que el alma crea el cuerpo. René Descartes localizó el alma en la glándula pineal, algo que ahora puede ser completamente probado. Sin embargo, no cabe duda de que la coincidencia encontrada por Strassman es impresionante y reveladora.

Anuncios

La glándula pineal es considerada una de las partes más importantes del sistema nervioso central, aunque hasta hace poco estaba casi envuelta en misterio.

Cada vez más eruditos oficiales y no oficiales se están dando cuenta de que esencialmente la glándula pineal es una antena espiritual, el místico “tercer ojo” del que hablan las tradiciones antiguas.

Activedia / Pixabay

Durante eones en todas las poblaciones y tradiciones humanas, el tercer ojo ha sido visto como un medio para alcanzar niveles más altos de conciencia, y conciencia, mientras que existe y está presente en un cuerpo físico.

Anuncios

La forma de la glándula pineal, que recuerda a una pequeña piña (de ahí el nombre de Pineal), está situada cerca del centro del cerebro, entre los dos hemisferios, escondida en una ranura en la que se unen los dos cuerpos talámicos redondeados. En la imagen de arriba se puede ver la correspondencia entre el ojo de Orus, y el sitio anatómico de la glándula pineal.

Anuncios

El concepto de que la glándula pineal es el asiento del alma o la puerta espiritual para todos los reinos de todos los tamaños, sirve para entender su funcionalidad.

Por ejemplo, Descartes estaba obsesionado con entender la esencia del ser humano, cuestionándolo todo. Su declaración más famosa es: Cogito Ergo Sum. Observó que los sentidos pueden ser engañados, que la mayor parte de lo que creemos conocer es una ilusión, señaló la posibilidad de que nuestra identidad como individuos no sea real.

Concluyó que, si es posible tener dudas sobre el concepto real de existencia, debe haber también alguna “cosa” capaz de experimentar esta duda mediante la observación:

Aunque el alma se une con todo el cuerpo, hay una parte del cuerpo (la pineal) donde ejerce su función más que en ninguna otra parte… La pineal se suspende así entre los pasajes que contienen el espíritu animal (guía y razón, trayendo sensación y movimiento) hacia el alma… El cuerpo de la cámara se forma de tal manera que cada vez que la glándula es estimulada de una manera u otra, por el alma o por cualquier otra causa, empuja al espíritu hacia el cerebro animal”. Descartes.

Anuncios
pixel2013 / Pixabay

La idea de que la glándula pineal es el órgano de interfaz en el que el espíritu humano tiene acceso al alma hacia el cuerpo humano, viene incluso antes que Descartes.

Erofilo, un médico griego trescientos años antes de Cristo, fue el primero en hablar de ello.

Efilo diseccionó cadáveres y documentó lo que observó. Sus especialidades eran el sistema reproductivo y el cerebro.

Antes de Efilo se creía que el asiento de la conciencia humana era el corazón.

Anuncios

Efilo sabía bien que el cerebro era el centro de control.

Efilo escribió muchos volúmenes de anatomía e ilustraciones relacionadas, como Leonardo Da Vinci siglos después, pero desafortunadamente su obra no sobrevivió a la destrucción de la biblioteca de Alejandría, Egipto, donde se guardaban sus manuscritos.

La glándula pineal está asociada a capacidades paranormales, pero es extremadamente vulnerable al entorno que la rodea, al estilo de vida que revela nuestro materialismo, muy a menudo una expresión de depresión e insatisfacción.

En 1958 se dio un nuevo paso adelante. Aaron Lerner descubrió que la melatonina (una molécula vital) fue producida en la glándula pineal por otro neurotransmisor común, la serotonina.

Lerner validó el hecho de que la producción de melatonina varía, deteniéndose durante el día para aumentar en la oscuridad. Se aprendió que la melatonina, es responsable de la relajación y la regulación del sueño.

Activedia / Pixabay

En los vertebrados generalmente la melatonina influye en la modulación de la vigilia/sueño, los patrones y las funciones estacionales.

A través de la retina del ojo, muchos vertebrados, incluidos los humanos, desencadenan una reacción enzimática dentro de la glándula pineal que regula los ritmos circadianos.

La Pineal es la llave que abre la puerta a interpretaciones metafísicas de las cuales los antiguos hablaban muy sabiamente.

Otros estudios han encontrado correlaciones entre la melatonina y la práctica de la meditación yóguica.

La glándula es visible dentro del cráneo, a través de rayos X, en la mayoría de los casos se calcifica.

La calcificación también está correlacionada (también demostrada por varios estudios) con la acumulación de fluoruro.