¿Cómo quedaría la Tierra después de una gran tormenta geomagnética?

1082
¿Cómo quedaría la Tierra después de una gran tormenta geomagnética?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

El evento Carrignton, también conocido como la Gran Tormenta Solar de 1858, fue una inmensa tormenta geomagnética que azotó al planeta para la época en que, por suerte para la humanidad, aún no era tan vulnerable para las consecuencias de este evento.

Anuncios

Sin embargo, los efectos devastadores si se pudieron observar, más allá de las hermosas auroras luminosas que se formaron en el cielo, telégrafos de toda Europa y Norteamérica vieron una increíble disminución ya que los equipos comenzaron a fallar, provocando incluso que estallaran. Los que nos hace pensar ¿Qué tan vulnerable somos en la actualidad?

¿La humanidad está mucho más vulnerable actualmente a una gran tormenta geomagnética?

La eyección de masa coronal que ocurrió en 1858 en la magnetósfera de la tierra envió corrientes eléctricas tan potentes que se extendieron por toda la superficie del planeta, causando efectos desastrosos en los aparatos eléctricos de la época, lo que haría suponer que el escenario para la actualidad sería mucho más negativo, a pesar de que nadie puede asegurarlo. Sin embargo, en los últimos años, la humanidad se ha vuelto cada vez más dependiente de una maquinaria tecnológica y eléctrica que superan por mucho a los aparatos que se utilizaban en los años 1850.

Anuncios

¿Cómo quedaría la Tierra después de una gran tormenta geomagnética?

Anuncios

¿Hay antecedentes que nos dan pistas?

Posiblemente, la pista más importante de nuestra vulnerabilidad sean los extraños eventos que sucedieron en 1989, cuando una tormenta solar potente, pero que ni se asomaba a alcanzar el nivel de Carrington, alcanzó a la Tierra. Las bellas auroras se presentaron en el cielo una vez más y muchas personas pensaron que una nueva Tercera Guerra Mundial estaba comenzando y se pensó que los ataques serían nucleares, pues los satélites, sistemas de comunicación, señales de radio y más aparatos de los ejércitos fallaran.

Sin embargo, lo que provocó esto fueron las partículas cargadas de la tormenta geomagnética que quedaron atrapadas en el campo magnético terrestre.

Anuncios

Quebec, Canadá, fue el lugar más afectado por el evento, pues esto provocó que la red eléctrica fallara por completo, dejando alrededor de seis millones de personas a oscuras, aunque no se sabe realmente si fue por horas o por días.

Una gran tormenta solar podría llevarnos una vez más a la Edad Media

La posibilidad de que una Tormenta Geomagnética como la de Carrington pueda azotarnos, no solo provocaría que los sistemas eléctricos fallaran por completo o que las comunicaciones se cortaran por días, incluso años. Sino que dejaría inactivos los sistemas de GPS, satélites, teléfonos  celulares, la señal de internet, sistemas de seguridad, sistemas de eléctricos de automóviles, trenes, metros, aviones. Prácticamente, provocaría que el mundo entero se desconectase por completo en cuestión de horas.

Aunque suene a una película distópica, no se trata de algo sacado de un libro o una película de Steven Spielberg.

En el mejor de los escenarios, una Gran Tormenta geomagnética únicamente interrumpiría de una manera limitada los sistemas de comunicaciones. Pero como ha sucedido durante toda la historia, incluso ese pequeño fallo podría generar un caos total.

Anuncios

La opinión de los expertos

Francis O’Sullivan, director investigativo de MIT, ha declarado en más de una ocasión que no se trata únicamente de un apagón de luces. Una gran tormenta geomagnética provocaría fallos en sistemas bancarios, generando que cuentas bancarias desaparezcan totalmente. La Bolsa de valores quedaría desconectada, quizás un mes o más, o las líneas de comunicaciones podrían caer por tiempo indefinido. Una tormenta geomagnética podría ser una de las amenazas más considerables de la historia humana y el mundo, sin duda alguna.

Lo que nos ha llevado a preguntarnos ¿Es posible defenderse de una tormenta geomagnética? ¿Los gobiernos más importantes del mundo ya tienen métodos para proteger sus intereses? ¿Se están preparando o tienen un «plan B» en dado de que el mundo colapse?

Anuncios