Sonda Osiris-Rex llega cerca del asteroide Bennu

603
La sonda Osiris-Rex llega cerca del asteroide Bennu
TBIT / Pixabay

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Anuncios

La sonda espacial Osiris-Rex llegara cerca del asteroide Bennu

La sonda Osiris-Rex de la NASA ha completado con éxito la primera fase de su expedición: está ahora a pocos kilómetros del asteroide Bennu, del que tendrá que recoger muestras para traerlas de vuelta a la Tierra hacia 2023. Es un asteroide del tamaño de un rascacielos que podría contener compuestos orgánicos esenciales para la vida.
La sonda fue lanzada en septiembre de 2016 y se ha embarcado en lo que puede considerarse una misión sin precedentes en lo que respecta a la investigación de asteroides.

Anuncios

En forma de bellota gigante, Bennu orbita alrededor del Sol aproximadamente a la misma distancia de la Tierra y es importante en este sentido porque los minerales atrapados dentro de su roca podrían contener moléculas orgánicas a base de carbono que datan de los primeros días del nacimiento del sistema solar.
El asteroide también podría contener niveles variables de agua; este último descubrimiento en particular reforzaría la hipótesis de que podrían haber sido cometas y asteroides que bombardearon nuestro planeta durante millones y millones de años en la primera fase de su formación los que trajeron agua a la Tierra.

Sin embargo, el estudio de este asteroide también es importante para otra pregunta: según algunas estimaciones podría haber una probabilidad, aunque baja (hablamos de una en varios miles) de que esta roca pueda terminar impactando la Tierra en 166 años. En este sentido, la sonda Osiris-Rex podría ayudar a científicos y técnicos a comprender cómo el calor irradiado por el Sol puede “guiar” al asteroide hacia un camino más cercano a la Tierra.

Estudiando las muestras directamente, aquí en la Tierra, se puede tener una idea muy precisa sobre las posibilidades de que el asteroide Bennu pueda impactar en nuestro planeta.

Anuncios

La sonda se encuentra ahora en una fase de detección preliminar y se encuentra a unos 15-20 km del asteroide. A finales de este mes debería acercarse aún más hasta que aterrice en la roca, acercándose en espiral a su alrededor. Una vez que esté a sólo dos metros de la superficie, la sonda estirará un brazo robótico para arrancar una muestra y comenzar el viaje de regreso a la Tierra.

Anuncios