¿Encuentran una exoluna? primera luna orbitando un planeta extrasolar

225
¿Encuentran una exoluna? primera luna orbitando un planeta extrasolar

La búsqueda por encontrar un planeta adecuado para la vida fuera de nuestro sistema solar ha dado muchos misterios desde hace años. El último descubrimiento es que, a 8000 años luz de distancia, un equipo de especialistas ha podido encontrar lo que parece ser la primera luna o, como ellos la llamaron, exoluna, orbitando alrededor de un planeta extrasolar. Las evidencias apuntan a que esta luna podría ser del tamaño de Neptuno y utilizaron dartos del telescopio espacial Hubble y Kepler para detectarla.

¿La primera luna orbitando un planeta extrasolar?

En 1995 se encontraron las primeras evidencias de planetas extrasolares y, desde ese momento, los astrónomos han creído que muchos de ellos deberían poseer algún satélite como la Tierra, peor hasta el momento no se había descubierto el primero. Si ya era complicado encontrar un planeta, un satélite más pequeño lo era mucho más.

¿Encuentran una exoluna? primera luna orbitando un planeta extrasolar

Kepler es el instrumento predilecto para su detección y este telescopio insinuó la existencia de una posible luna orbitando Kepler -1625b y, en estos momentos, grupos de científicos parecen haber confirmado su existencia.

El primer e inusual hallazgo ya tiene inconvenientes, es que ni en nuestro propio sistema planetario existe una luna de tal tamaño, hecho que sugiere volver a estudiar todos los datos recibidos por los encargados de la investigación.

Anuncios
Anuncios

No nos encontramos solamente con este enorme satélite, el planeta que orbita también es un gigante gaseoso, mucho más masivo que Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, el cual tiene una luna a una distancia parecida a la que existe entre el Sol y la Tierra.

El proceso del hallazgo de la luna en el planeta extrasolar.

Para encontrarla, los astrónomos estuvieron mirando al planeta justo al momento de su paso por delante de la estrella, reduciendo su brillo. Pero en ese momento encontraron una desviación en la curva de luz que los extrañó.

El planeta fue observado por el telescopio Hubble durante las 7 de la noche, en su tránsito y cuando finalizó, este encontró una segunda disminución en el brillo, el cual duró tres horas y media, muy consistente a una luna tras el planeta.

Anuncios

Sumado a ello, Hubble también pudo detectar el tránsito del planeta una hora antes de lo previsto, lo que es sólido con los modelos de lunas.

Anuncios