Los misterios que envuelven la existencia del Planeta Nibiru

3011
nibiru-planeta-nasa-espacio

Planeta Nibiru, los pros y contras en la busqueda acerca de la verdad

Son muchos los misterios que rodean al planeta X, también conocido como “Nibiru“, cuya existencia fue teorizada por el escritor Zecharia Sitchin gracias a sus estudios sobre antiguos textos sumerios. Su nombre deriva de la lengua acadia y significa cruce o punto de transición.

Sitchin concluyó que Nibiru es un planeta diferente y desconocido. En su construcción teórica une el planeta Nibiru con el planeta Tiamat. Este último habría existido estando entre Marte y Júpiter. Asume que fue un mundo próspero con selvas y océanos, cuya órbita fue destruida por la llegada de un gran planeta y una pequeña estrella que cruzó el sistema solar entre 65 millones y 4 mil millones de años atrás. La nueva órbita asumida por Tiamat habría hecho que chocara con Nibiru. Los escombros de esta colisión habrían dado vida al cinturón principal de asteroides, la Luna y la Tierra.

En particular, esta última parte de la teoría aborda el origen científicamente probado del sistema solar, es decir, la agregación de polvo interestelar dentro de una nebulosa.

Otra tesis de los partidarios de la existencia de Nibiru es la identificación de esta última con Némesis, la hipotética estrella enana marrón o roja asociada al Sol, planteada por Richard A. Muller para explicar la presunta regularidad de las extinciones masivas observadas en la historia de los fósiles.

El astrónomo afirma que la Némesis, al atravesar la nube de Oort a intervalos de varios millones de años, interrumpiría con su gravedad las órbitas de los objetos de la misma nube, provocando la entrada en el sistema solar de un enjambre de cometas, aumentando la probabilidad de una colisión que llevaría a una posible extinción masiva.

Anuncios

Una parte de la comunidad científica sostiene que este objeto es el mismo “Planeta X” ya buscado por los astrónomos para explicar las discrepancias en las órbitas de Urano y Neptuno. El científico que más dedicó atención a la investigación de este cuerpo celeste fue Percival Lowell, quien planteó la hipótesis de que la gravedad de un gran e invisible noveno planeta podría perturbar la órbita de Urano y Neptuno lo suficiente como para explicar las irregularidades.

Algunos científicos y “plotters” también dicen que en los últimos meses se ha producido el contacto más llamativo y obvio con este planeta: lluvias inusuales, frías temperaturas invernales y severas heladas en un lado del globo, mientras que en el otro lado del planeta las anómalas temperaturas estivales reflejan los efectos del cambio climático que han afectado a nuestro planeta. Hay que recordar que hace 50 años las Naciones Unidas advirtieron que la humanidad estaba entrando en una “era de eventos climáticos extremos”, una predicción que parece haberse afirmado al recordar eventos trágicos como terremotos, maremotos y erupciones volcánicas.

Anuncios

Por último, pero no por ello menos importante, es el reciente descubrimiento por parte de la NASA de un planeta con características físicas y astronómicas muy similares a las de la Tierra, o Kepler-16 (AB)b, que ha dado crédito a una posible existencia del Planeta X, y que podría convencer a algunos científicos de iniciar investigaciones para confirmar o no la existencia de este último.

Anuncios

Sin embargo, no sólo hay argumentos a favor de la existencia de Nibiru, sino también una tesis que desacredita totalmente su existencia. Para muchos, Zecharia Sitchin, la famosa escritora que apoya la existencia de este cuerpo celeste, inventó la teoría de su existencia de una manera sana para propagar el pánico en el público en general, ganando así mucha fama. ¿Ustedes que opinan?

Además, según una extraña teoría propuesta en 1995 por Nancy Lieder, sin ninguna base científica pero apoyada por mucha gente, este planeta estaría en curso de colisión con el nuestro, una teoría que ha sido negada, sin embargo, porque si un planeta estuviera en curso de colisión con la Tierra, este supuesto cuerpo sería el objeto más brillante en el cielo después del Sol y la Luna. Pensemos que planetas como Júpiter, a más de 700 millones de kilómetros del Sol o Saturno, aún más lejos, son claramente visibles en nuestros cielos.

Anuncios

Finalmente, gran parte del mundo de los estudiosos del cosmos está de acuerdo en afirmar que si un planeta como Nibiru estuviera tan cerca de nuestro Sistema Solar, las anomalías que tendrían que ocurrir irían mucho más allá de los terremotos que conocemos, o de los rangos de temperatura ocurridos en los últimos 200 años; hablaríamos, en cambio, de variaciones catastróficas de las órbitas de los planetas que también podrían conducir a la destrucción de toda nuestra galaxia.

¿Y qué piensas al respecto? ¿Está usted de acuerdo con la hipótesis de la posible existencia de este planeta, o apoya la idea más racional de que es el fruto de la imaginación humana?

Anuncios
Loading...

¿Te intereso la noticia? Deja tu Comentario: