Llegan más señales de radio provenientes de una galaxia cercana

2123
Llegan más señales de radio provenientes de una galaxia cercana

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Un equipo de astrónomos logró rastrear el origen de un rápido destello de radio, en una galaxia espiral a unos 500 millones de años luz de nosotros.

Un equipo internacional de científicos ha identificado con precisión el origen de algunas explosiones rápidas de ondas de radio, detectadas ya en 2018, y conocidas como “FRB 180916”. Mediante el uso de los ocho telescopios de la red europea VLBI (wide range interferometry), los investigadores han precisado el origen del fenómeno determinando la distancia desde la que se originan, a 500 millones de años luz de la Tierra, en un entorno totalmente distinto al de la fuente del otro radio, el FRB 121102. Según los investigadores del Telescopio Gemini North, ubicado en Hawai, FRB 180916 vino de una zona de baja emisión en una galaxia espiral similar a la Vía Láctea, a una distancia seis veces menor que la otra emisión, conocida por el nombre código de FRB 121102.

La emisión de FRB 121102, según la hipótesis, podría estar localizada en una nebulosa circundante o en un agujero negro cerca de un brazo espiral de la galaxia en forma de V. Pero si la región de donde provienen ambas emisiones es clara, lo que las produce sigue siendo un misterio. ¿Pero qué es un FRB? Es un rápido flash de radio, un fenómeno astrofísico de alta energía que se manifiesta con un pulso de radio que dura unos pocos milisegundos. Estos son destellos muy brillantes en la banda de radio que vienen de regiones del cielo fuera de la Vía Láctea. Se han sugerido explicaciones tanto naturales como artificiales para el origen de los aún desconocidos flashes de radio rápidos.

Misteriosas señales de radio provenientes del espacio continúan atrapando las mentes de los astrónomos de todo el mundo. Como una misteriosa señal de radio, o más bien una rápida ráfaga de radio (Fast Radio Burst, Frb), cuyo origen hemos logrado finalmente descubrir hoy en día. Para reportarlo en un estudio que acaba de ser publicado en Nature fue un equipo de investigadores internacionales, según el cual este Frb que se repite en el tiempo se originaría en un área diferente y mucho más cercana a las observadas anteriormente, y más precisamente en una galaxia espiral, ubicada a unos 500 millones de años luz de nosotros.

Recuerde que los rápidos flashes de radio están entre los misterios más extraños del Universo. Son potentes ráfagas extremadamente cortas de radiación electromagnética detectadas por radiotelescopios, que no duran más de unos pocos milisegundos como máximo y pueden generar más energía que 500 millones de soles. La mayoría de los Frb hasta ahora sólo han sido detectados una vez, lo que hace extremadamente difícil entender su origen y lo que los genera.

Pero en los últimos años hemos empezado a encontrar Frbs repetitivos, es decir, que se repiten en el tiempo: el primero, llamado Frb 121102, fue descubierto en una galaxia enana a unos 3 mil millones de años luz de nosotros. El año pasado, además, gracias al experimento Chime en Canadá, se detectaron hasta ocho nuevos Frbs repetitivos (un total de 10 descubiertos hasta ahora), incluyendo una señal de radio llamada Frb 180916.J0158 + 65 (abreviado Frb 180916), que el equipo de astrónomos ha logrado ahora rastrear.

Para ello, el equipo utilizó ocho telescopios de la Red Europea de Interferometría de Muy Larga Base para realizar observaciones en la dirección del Frb 180916. Durante cinco horas de seguimiento, los investigadores pudieron rastrear el origen de la señal, una galaxia espiral muy similar a nuestra Vía Láctea, llamada SDSS J015800.28 + 654253.0.

Un origen, explican los investigadores, muy diferente al de Frb 121102. “Los múltiples destellos que presenciamos en el primer Frb repetido descubierto, de hecho, emergieron de condiciones muy particulares y extremas dentro de una galaxia enana”, explicó el astrónomo Benito Marcote del Joint Institute for Vlbi Eric. “Este descubrimiento fue la primera pieza del rompecabezas, pero también planteó más preguntas de las que resolvió, por ejemplo si había una diferencia fundamental entre Frb repetitivo y no repetitivo. Ahora, hemos localizado el origen de un segundo Frb repetitivo, que cuestiona nuestras suposiciones previas sobre cuál podría ser la fuente de estas explosiones”.

Las posibles explicaciones para el enigmático Frb propuesto hasta ahora por la comunidad científica han sido las estrellas de neutrones, los agujeros negros, los púlsares, un tipo de estrella llamada blitzar o magnetar, variaciones del campo magnético ultra intenso de las estrellas de neutrones. Aunque esta última investigación no proporciona todavía una respuesta definitiva, puede comenzar a excluir algunas hipótesis propuestas. “Estamos en el punto en que una teoría tiene que explicar esta diversidad o tenemos que empezar a pensar seriamente en la presencia de diferentes tipos de fuentes para Frb”, dice el coautor Jason Hessels. “Si los Frbs no son todos iguales, sino que derivan de una variedad de acontecimientos, eso podría explicar por qué todos ellos nos parecen tan diferentes.