Expulsión de la masa coronal del Sol: se aproxima una tormenta geomagnética

1756
Expulsión de la masa coronal del Sol: se aproxima una tormenta geomagnética

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Esperando tormenta geomagnética: una eyección de masa coronal (CME) debería golpear el campo magnético de la Tierra en las próximas horas.

Según los pronósticos de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration), hay un 45% de posibilidades de que mañana, 5 de diciembre, la Tierra sea golpeada por una tormenta geomagnética de clase G1: una eyección de masa coronal (CME) debería de hecho golpear el campo magnético de la Tierra en las próximas horas.
Las CME son eventos raros durante el mínimo solar, porque su habitual “plataforma de lanzamiento” (manchas solares) está ausente: la eyección que ocurrió en las últimas horas no fue producida por una Región Activa, sino por un filamento de magnetismo, originado en el hemisferio sur de nuestra estrella.

Anuncios
Anuncios

El miércoles por la noche se espera un espectáculo en el Círculo Polar Ártico, en cuyos cielos podría brillar una aurora colorida y evocadora.

Actividad solar y mínimo solar

¿Hay probabilidad de que la tierra sea golpeada por una tormenta Solar?

La actividad solar se mide por el número de manchas solares que aparecen cíclicamente en la superficie de nuestra estrella. El mínimo solar es el período de menor actividad del Sol en el ciclo solar: durante este período, el número de manchas y erupciones solares disminuye, convirtiéndose en cero durante varios días consecutivos. La fecha exacta del mínimo se obtiene midiendo la actividad de las manchas solares durante doce meses en un período de menor actividad: la identificación precisa de la fecha se registra seis meses después de la fecha real del mínimo. El ciclo solar dura aproximadamente 11 años y varía entre los períodos en los que aumenta el número de manchas solares y en los que disminuye.

Anuncios

El mínimo solar se contrasta con el máximo solar, durante el cual aparecen cientos de manchas solares en la fotosfera de nuestra estrella.

La fase de mínimo solar, sin embargo, no implica una inactividad total: en esta fase se forman extensos y duraderos agujeros coronales (regiones que parecen más oscuras porque emiten menos X y radiación ultravioleta): son capaces de producir ráfagas rápidas de viento solar que, si llegan a la Tierra, pueden desencadenar auroras polares, tormentas geomagnéticas e interferencias en las radiocomunicaciones.

Anuncios

El Solar Minimum también genera numerosos cambios: por ejemplo, las emisiones ultravioletas extremas disminuyen, la atmósfera superior de la Tierra se enfría y colapsa. Esto permite que la basura espacial se acumule alrededor del planeta. Además, la heliosfera se contrae, acercando el espacio interestelar a la Tierra. Los rayos cósmicos galácticos penetran el Sistema Solar interno con relativa facilidad: si golpean la Tierra pueden crear problemas para los satélites y los sistemas de comunicación.