Kepler 63b, el exoplaneta que pudiera confirmar la existencia del Planeta X

662
Kepler 63b, el exoplaneta que pudiera confirmar la existencia del Planeta X

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Unos de los descubrimientos hechos este año de planetas extrasolares, confirmó la existencia de un cuerpo planetario el cual posee una órbita con un movimiento perpendicular al ecuador de su estrella Madre. A pesar de lo que la ciencia conservadora declara, solamente hay un objeto espacial al cual se le ha atribuido una órbita similar, y es el Planeta X. El planeta extrasolar al cual hacemos mención es a Kepler 63b, quién podría cambiar todo lo que conocemos sobre los planetas.

Anuncios

¿Un planeta extrasolar confirmó la existencia del Planeta X?

Una vez más, los hallazgos hechos por el telescopio espacial Kepler, el cual contribuyó al descubrimiento de más de 100 plantas y alrededor de 69 sistemas solares descubiertos desde su lanzamiento, ha vuelto a impactar sobre el mundo astronómico y científico, esta vez pudiendo confirmar un hecho que la comunidad científica ha debatido durante décadas.

Anuncios

Kepler 63b, el exoplaneta que pudiera confirmar la existencia del Planeta X

Esta vez nos referimos al exoplaneta que se descubrió a principios de años con ciertas características de su órbita que han provocado un acalorado debate sobre ciertos conceptos que se han establecido por «descontado» dentro de la ciencia acerca de los movimientos y las dinámicas de los Sistemas Solares. Cuando se descubrió Kepler 63b, se pudo observar que su movimiento alrededor de su estrella es diferente al resto, pues este presenta una inclinación de 90 grados respecto al ecuador de la estrella.

Anuncios

Desmontando teorías para confirmar que el Planeta X existe

De acuerdo a la astronomía moderna, cuando un planeta, por el motivo que fuese, tenía una variación considerable dentro de su rotación normal en relación con el ecuador de su estrella madre, esto provocaría un inevitable final que terminaría con desequilibrio total del planeta y, por último, su destrucción. Sin embargo, cuando se descubrió Kepler 63b y se observó su órbita inclinada, un balde de agua fría cayó sobre toda la comunidad científica conservadora y, una vez, el debate empezó.

Los científicos del Centro Astrofísico de Harvard, los encargados del descubrimiento, han sugerido que esto solamente quiere decir que existen más planetas que órbitas igual de erráticas. Algo que, hasta la fecha, solo era una hipótesis que generaba burlas en la comunidad.

Anuncios

De la misma forma, el debate sobre el Planeta X vuelve a salir a la luz pública y, en todo lo que va de año, no ha parado. Recordemos que, de acuerdo a lo que la misma historia de la civilización sugiere, el Planeta X pudiera tener una órbita tan extensa e inclinada que tardaría más de 3000 años en dar una vuelta alrededor del Sol, pudiendo desestabilizar todo el Sistema Solar.