¿El Gran Colisionador de Hadrones podría crear agujeros negros?

119
¿El Gran Colisionador de Hadrones podría crear agujeros negros?
geralt / Pixabay

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Un túnel subterráneo de 27 kilómetros de circunferencia, tan gigantesco que recorre a través de Francia y Suiza. Eso es el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), un acelerador y colisionador de partículas que se encuentra en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, o como se conoce popularmente, CERN.

Anuncios

Este colosal aparato fue activado ya hace más de 10 años, por lo que es posible que conozcas algo de él. Algunos científicos tienen bastante tiempo advirtiendo que las colisiones de partícula del Gran Colisionador de Hadrones podría provocar pequeños agujeros negros en la Tierra.

¿El Gran Colisionador de Hadrones podría crear agujeros negros?

Está de más decir que la fuerza de gravedad de uno consume todo lo que le rodea, incluyendo la luz. Por lo que, en tan solo una fracción de segundo, este pequeño agujero podría consumir al colisionador mismo, a Francia, Suiza y después, el resto del mundo e inclusive, el Sistema Solar. A pesar de que los trabajadores aseguran que esa posibilidad es mínima, continúa siendo razonable, mucho más cuando se sabe el increíble poder de esta máquina y la escala de destrucción que puede provocar.

Anuncios

Agujeros negros y más. El peligro del Gran Colisionador de Hadrones para el universo.

Anuncios

El Hombre ha aprendido a manipular los agujeros negros

Es cierto que durante los 10 años que lleva operativo el LHC no ha ocurrido ningún incidente grave,  o al menos, que se sepa públicamente, sin embargo, continua siendo una verdad irrefutable que mientras se sigan realizando experimentos con él, el mundo continua en un estado de alerta constante. Y es que, además de los pequeños agujeros negros, existe otra amenaza. El profesor Lord Martin Rees, astrónomo real británico, advirtió que la Tierra podría convertirse en tan solo una masa densa de solo unos 100 metros de ancho si los experimentos con los aceleradores de partículas provocan eventos catastróficos.

Anuncios

En el último libro que publicó «Sobre el Futuro: Perspectivas para la Humanidad», que fue publicado por la editorial Princeton University Press, el profesor Lord Rees, describe cada una de las amenazas que existen y a la que debe enfrentarse el mundo, las cuales incluyen el cambio climático, las guerras nucleares y la inteligencia artificial.

¿Las agujeros negros artificiales llevarían a la humanidad a la destrucción?

En uno de los capítulos sobre si la humanidad está destinada a fracasar, asegura que los científicos que están llevando a cabo experimentos que destruyen átomos en quarks, como protones o neutrones, teóricamente podrían eliminar a la humanidad.

Agujeros negros en miniatura chocan contra la Tierra

Es posible que se cree un agujero negro y luego absorber todo lo que le rodea.  Así lo aseguro Lord Ress. La segunda posibilidad perturbadora es que los quarks, que no son más que una clase de partícula elemental, cuya existencia nunca se crea de manera aislada, se «re ensamblen» en objetos comprimidos conocidos como strangeles, que son diminutos fragmentos de materia desconocida.

Anuncios

Eso, en sí mismo no sería peligroso, pero, bajo ciertas hipótesis, un strangelet sería capaz de convertir cualquier otra cosa que se encuentre en una nueva forma de materia, transformando al mundo en una esfera hiperdensa de unos metros de diámetro.

El Universo mismo podría estar en peligro

El profesor, quien además es presidente de la Royal Society, menciona que el tercer riesgo de los aceleradores de partículas, como el LHC, era una catástrofe que podría ser capaz de involucrar al mismo espacio.

El astrónomo británico dedujo que las partículas de energía mucho más altas que las que se genera en los aceleradores ya colisionan seguidamente en la galaxia, sin desgarrar el espacio. Pero advierte de que la comprensión actual de las fronteras físicas continúa siendo sumamente débil y que podría ser presuntuoso no creer en la posibilidad de que suceda un accidente a nivel de un cataclismo, con el mundo terminando en su destrucción.

El profesor termina advirtiendo a sus colegas de profesión sobre los peligros que conllevan estas investigaciones tan extremas para el mundo y el universo.

Anuncios