EEUU se prepara para una posible tormenta geomagnética extrema

944

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Barack Obama sorprendió al mundo entero en Octubre del año 2016 al dedicar una orden presidencial a la Coordinación de esfuerzos para preparar a la nación ante el eventos del clima espacial, ahora, el presidente Donald Trump hace lo mismo, al tomar una gran cantidad de medidas contundentes que apuntan a la misma dirección: «Necesitamos proteger a los Estados Unidos Américas de los efectos peligrosos de una posible tormenta geomagnética extrema o de un ataque de arma de destrucción masiva de tipo electromagnético que podría estar al alcance de ciertos grupos terroristas internacionales». Así lo dejó saber Donald Trump.

EEUU se prepara para una posible tormenta geomagnética extrema

Donald Trump ordena tomar medidas para proteger Estados Unidos de una tormenta geomagnética masiva.

Este martes, la Casa Blanca hizo público toda una nueva orden ejecutiva de la presidencia, proveniente del mismo presidente Trump, sobre la coordinación de la resiliencia nacional ante los pulsos electromagnéticos.

Muy similar a la que posición que había tomado el propio Obama, si bien con una pequeña variación, tomando en cuenta que en esta ocasión el pulso electromagnético podría ser artificial. Esto, tomando en cuenta que las tormentas geomagnética que se tomaron en cuenta en la orden presidencial de hace tres años son consideradas como un «pulso electromagnético natural», o GIC, de acuerdo a sus siglas en inglés.

La misma Casa Blanca ha dado un paso hacia delante mediante su declaración oficial, llamada «Mejorando la preparación de América ante eventos de clima espacial», y en el que se anunciaba una aprobación en simultáneo de una estrategia y plan reciente nacional para proteger al país de actividad solar extrema.

EEUU se prepara para una posible tormenta geomagnética extrema

Las tormentas geomagnéticas que crearían un escenario apocalíptico en la Tierra actualmente

Durante 1859, la mayor Tormenta geomagnética que se ha registrado en la historia desencadenó un evento de pulso electromagnético poderoso extremadamente peligroso, o EMP, que provocó cortocircuitos en las líneas de telégrafos y generó varios incendios. En 1989, la Tierra volvió a ser víctima de un nuevo evento espacial peligroso, provocando un gran corte de energía de nueve horas en Quebec y provocando daños a los componentes de res eléctrica en los Estados Unidos.

Recientemente, en Suecia, los eventos meteorológicos del 2003 y el 2015 provocaron apagones de energía eléctrica, desvío de vuelos comerciales y cierres en el espacio aéreo de Suecia durante toda una hora. Es por ello que la administración de Trump ha publicado un nuevo plan y estrategia de la nación para preparar de una mejor manera toda la infraestructura crítica y la seguridad de nuestra nación para recibir un nuevo evento del clima espacial. Mencionaba el comunicado de la Casa Blanca.

Todo este enfoque parte, definitivamente, por reconocer desde un principio que las tormentas geomagnéticas y EMP son eventos que afectan la seguridad nacional y ante la que se debe realizar una coordinación perfecta entre todos los niveles administrativos junto a los actores del sector privado y la sociedad, mejorando los mecanismos de detección, alerta y respuesta y haciendo de las medidas de resiliencia y protección uno de los elementos más importantes, de modo que se pueda disminuir en mayor medida los efectos de este tipo de eventos. De esta manera proteger toda la población estadounidense sería mucho más sencillo.

EEUU se prepara para una posible tormenta geomagnética extrema

¿Estados Unidos sabe que un evento electromagnético peligroso viene a la Tierra?

Las nuevas medidas se encuadran dentro de una actividad sin precedentes llevada a cabo en los últimos meses, con la gran cantidad de informes y llamados desde las Fuerzas Armadas del país, del Consejo Nacional Asesor sobre Infraestructuras, o con diferentes medidas para que la Marica de los Estados Unidos y el propio cuerpo de Marines, revisen las capacidades que tienen ante este tipo de eventos extremos para conseguir garantizar su operatividad en sostenimiento del Gobierno Federal.

El hecho de que una nación como Estados Unidos se esté tomando tan en serio la protección de la nación ante una posible tormenta geomagnética extrema a gran escala y ante la seria amenaza de EMP artificial, y con una preocupación palpable, además, sobre la inmediata adopción de medidas efectivas ante ambos tipos de amenazas, quiere decir que algún evento se está acercando.