Apophis el asteroide más temido llegara en diez años

108
Apophis el asteroide más temido llegara en diez años
AlexAntropov86 / Pixabay

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

La amenaza de los asteroides es más grave de lo que se cree y, como también dijo el director de la NASA, Jim Bridenstine, tenemos que empezar a tomarla en serio.

La mejor manera de conocer a los asteroides, para encontrar una manera de contrarrestarlos en caso de una amenaza real, es, por supuesto, estudiarlos. En diez años, un asteroide de unos 335 metros de altura, llamado 99942 Apophis, pasará a 30.000 kilómetros de la Tierra.

El asteroide se acercará mucho a la Tierra, incluso más que algunos satélites que orbitan en la atmósfera, pero los científicos ya han descartado cualquier posibilidad de colisión, y será como ver una estrella caer al cielo.

Rabino señala que Apophis es el asteroide de las profecías bíblicas

Esta trayectoria tan cercana a nuestro planeta, sin embargo, ofrece una tentadora oportunidad para los científicos, que ya están planeando la mejor manera de estudiar a este visitante celestial.

Los astrónomos ya quieren discutir la posibilidad de enviar una nave espacial al asteroide, y lo harán durante la próxima semana, al menos según un comunicado de prensa del Jet Propulsion Lab (JPL) de la NASA.

Esta reunión forma parte de la Conferencia de Defensa Planetaria 2019, en la que varios científicos y especialistas en la materia se reunirán para discutir posibles formas de prevenir y localizar cualquier amenaza de los objetos celestes.

“Apophis es un representante de unos 2.000 asteroides potencialmente peligrosos conocidos actualmente”, dijo en el comunicado de prensa Paul Chodas, director de la división JPL, “Al observar a Apophis durante su vuelo sobre 2029, adquiriremos importantes conocimientos científicos que algún día podrían ser utilizados para la defensa planetaria”.

Los investigadores, que estudian el cuerpo celeste, podrán obtener mucha información que podrá ser utilizada para protegernos de posibles colisiones futuras.