Analizan minúsculas distorsiones en la primera luz del universo

727
luz-universo-cosmos-cientificos

Científicos investigan pequeñas anomalias en la antigua luz del universo para entender los filamentos cósmicos

Un nuevo estudio publicado en Nature Astronomy describe los nuevos intentos de un grupo de científicos de estudiar esas débiles distorsiones en los modelos de la primera luz del universo que han formado entonces la vasta “red cósmica, en forma de filamentos, cuya concepción podría producir avances significativos en la comprensión de la materia oscura misma.

Utilizando grandes cantidades de datos a los que se han aplicado tecnologías de reconocimiento de imágenes, el grupo científico, compuesto por investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory-Lab (Berkeley Lab), está tratando de entender la formación y evolución de esta red cósmica que, desde el Big Bang en adelante, se ha desarrollado a gran escala abarcando toda la materia del universo, por lo tanto también la materia oscura.

Según los científicos, la materia oscura está formada por filamentos que pueden estirarse o doblarse a distancias que incluyen cientos de millones de años luz. Estos filamentos, a través de los llamados “halos”, forman grupos de galaxias ligadas gravitacionalmente entre sí.

Anuncios

Según Shirley Ho, el científico del Berkeley Lab es uno de los autores del estudio, “Normalmente los investigadores no estudian estos filamentos directamente – analizan galaxias en observaciones. Utilizamos los mismos métodos para encontrar los filamentos que Yahoo y Google utilizan para reconocer imágenes, como los que se utilizan para reconocer los nombres de las señales de tráfico o para encontrar gatos en las fotografías.

Los filamentos, que pueden cambiar en escalas temporales de cientos de millones de años debido a la fuerza de la gravedad que compite con la expansión del universo, “son parte integrante de la red cósmica, aunque no está claro cuál es la relación entre la materia oscura de abajo y los filamentos”, según informó Simone Ferraro, una de las autoras del estudio.

Anuncios