Agujero negro Sagitario A* se puede observar gracias a la realidad virtual

325
Agujero negro Sagitario A* se puede observar gracias a la realidad virtual
insspirito / Pixabay

Logran simular un Agujero negro  implementando la realidad virtual

Un equipo internacional ha desarrollado una simulación que, gracias al uso de un visor, permite conocer el objeto situado en el centro de la Vía Láctea.

Los agujeros negros son uno de los aspectos más misteriosos y fascinantes del universo, además de ser un tema particularmente querido por el físico Stephen Hawking. Para remediar la imposibilidad de la observación directa de este fenómeno por parte de los seres humanos, los investigadores de la Universidad de Radboud, en los Países Bajos, y de la Universidad de Goethe, en Alemania, han colaborado en el desarrollo de una simulación virtual destinada a recrear el agujero negro Sagitario A*, situado en el centro de la Vía Láctea. El estudio, aún no aprobado por la comunidad científica, fue publicado en la revista Computational Astrophysics and Cosmology, y permite al público en general abordar un tema que a menudo se considera demasiado específico y complicado.

Del entrenamiento espacial al agujero negro

La tecnología de realidad virtual le permite recrear varios tipos de entornos: una oportunidad que la Agencia Espacial Europea utiliza, por ejemplo, para entrenar a sus astronautas para misiones espaciales. Del mismo modo, el equipo de investigación internacional utilizó los conocimientos de que ya disponía la comunidad científica para desarrollar la simulación del agujero negro de Sagitario A*. Gracias al trabajo realizado, basta con vestir a uno de los espectadores clásicos para sumergirse en una realidad virtual a 360° que reproduce el objeto misterioso, como si estuvieras dentro de él.

Anuncios

Los agujeros negros explicados al público en general

La simulación producida por los investigadores gracias a la realidad virtual tiene al mismo tiempo un carácter científico y didáctico. Por un lado, como señala Jordy Davelaar de la Universidad de Radboud, la obra “recrea de manera realista el entorno inmediato del agujero negro y nos ayudará a entender cómo se comporta”.

Además, al destacar la imposibilidad para el hombre de viajar a un agujero negro, Davelaar explica que “vistas inmersivas como ésta nos permiten saber más sobre estos sistemas sin movernos”. Pero la fascinación de la realidad virtual se presta a atraer incluso a un público menos especializado, incluido el más joven, en un intento de crear interés por la astrofísica. Finalmente, Heino Falcke, uno de los autores del estudio, explica que el gran progreso de la ciencia permite ahora representaciones mucho más precisas: “Ahora los agujeros negros se ven muy diferentes de como siempre los imaginamos”.

Anuncios