Según Jhon Kohl ¿Las tormentas solares pueden destruir el mundo?

146
Según Jhon Kohl ¿Las tormentas solares pueden destruir el mundo?

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Durante muchos años, los efectos de la radiación del Sol han sido altamente debatidos. Para algunas personas, los daños se limitan únicamente con la tecnología, pero lo cierto es que la medicina ha mostrado en muchas ocasiones que no es así. En el año 2003, Jhon Kohl, del Centro de Astrofísica de Havard dijo, perplejo, era como si el Mundo estuviera en la mira del cañón de una gigantesca pistola con la que el Sol nos apunta, y disparó dos veces. Esto lo dijo en referencia a las dos grandes nubes de gas que ese año llegaron a la Tierra, formando una tormenta geomagnética.

Anuncios

Según Jhon Kohl ¿Las tormentas solares pueden destruir el mundo?

¿Las tormentas geomagnéticas provenientes del Sol pueden acabar con el mundo?

De acuerdo al Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), son varios los efectos que una tormenta geomagnética tiene sobre la salud, entre ellos se encuentran un aumento de los infartos de miocardio y los episodios de epilepsia. Estas incidencias médicas  aparecen tres días posteriores a la emisión. Esto ha sido documentado por Blanca Mendoza, especialista en investigación solar y planetaria.

Y este no es el primer estudio al respecto. En muchas investigaciones se ha probado que cuando existen estas fuertes actividades en el Sol, incremente de forma abrumadora los ataques cardíacos y los problemas nerviosos.

Anuncios
Anuncios

Algunos científicos creen que dichos trastornos de salud se originan a los campos magnéticos del planeta, los cuales facilitan la penetración de las partículas cargadas en el cuerpo. La información confirma que durante la tormenta geomagnética que se registró en el 2003, incrementaron hasta el doble los infartos del corazón.

Según Jhon Kohl ¿Las tormentas solares pueden destruir el mundo?

Anuncios

Los riesgos en la salud de las tormentas geomagnéticas

Las manchas en la piel y las arrugas son consecuencias menores que originan las tormentas solares en las personas. Mucho más peligrosos son los efectos carcinogénicos o neoplásicos, que derivan en la generación de tumores. En el 10% de los casos de cáncer en la piel se generan por la terrible radiación que generan las tormentas solares.

Las tres lesiones más grandes que ocasionan los rayos ultravioletas que se intensifican en las tormentas geomagnéticas son carcinomas basocelulares, carcinomas espinocelulares y melanomas. La primera causa queratosis solar, la segunda, más peligrosa porque puede provocar metástasis. Sin embargo, la más preocupante es el melanoma, que pueden terminar en la muerte del paciente.

¿Podrían provocar mutaciones las tormentas geomagnéticas?

Por estas razones, muchas personas aseguran que una tormenta geomagnética con la suficiente potencia podría generar mutaciones en el cuerpo humano, como lo hace la radiación. De hecho, la NASA muchas veces ha asegurado que el mayor riesgo de la humanidad es la actividad solar ¿Está el mundo preparado para protegerse de su propia estrella? No, no lo está. No estamos listos para enfrentarnos a una ola de radiación que provoque mutaciones en el cuerpo humano, y, a pesar de que suene a una película de ciencia ficción, es posible.

Según Jhon Kohl ¿Las tormentas solares pueden destruir el mundo?

Anuncios

Los daños a la tecnología

De cualquier forma, las tormentas geomagnéticas no afectan solo la salud, ya que también  provocan grandes daños en la tecnología, tanto la terrestre, como la que se encuentra en el espacio. Las perturbaciones generarían graves fallos en los servicios celulares, señales de televisión en los GPS. De la misma forma, interfieren las ondas de radio, provocan sobrecargas en las redes eléctricas y cambian la trayectoria de las misiones espaciales. Los astrónomos de la NASA afirman que cada nuevo ciclo se puede ver un aumento considerable en la actividad solar, por lo que se continúan buscando maneras de proteger los aparatos que están en el espacio, ya que estos son los que recibirían el primer golpe.

Lo peor del asunto es que ya se han realizado estudios, como el que hizo la meteoróloga inglesa Catherine Burnett, quien ha alertado al mundo sobre las tormentas geomagnéticas que fácilmente pueden destruir el mundo en cualquier momento y solamente contaríamos con 15 minutos para prepararnos.

Anuncios