Las aterradoras experiencias entre satanás y el exorcista más famoso de la ciudad del Vaticano

334
Experiencias entre satanás y exorcista de la ciudad del Vaticano

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

El ya fallecido padre Gabriele Amorth (1925-2016) fue considerado como el más importante exorcista del Vaticano y de la diócesis de Roma, en esa increíble calidad, se dice que lucho contra el mismísimo diablo en una gran número de ocasiones, hasta el momento de su muerte que fue el 16 de septiembre del 2016, a sus 91 años de edad.

Anuncios

Experiencias entre satanás y exorcista de la ciudad del Vaticano

El padre Gabriele Amorh el exorcista más famoso de la Ciudad del  Vaticano

Según el padre y exorcista Amorth, el éxito mayor que ha tenido el diablo con la humanidad es que “logra hacer pensar a las personas que no existe”. El padre señala que el “logro” del diablo casi lo ha conseguido, inclusive dentro del ámbito de la iglesia. Su estrategia casi siempre es la misma: hace creer a los mortales que el infierno en realidad no existe, que el pecado es “solo mentiras”, y que el pecado es solo una experiencia que hay que vivir para poder disfrutar bien de la vida. Éxito, lujuria y poder, son las tres grandes pasiones en las que se inclina satanás.

Anuncios

El exorcista más respetado del Vaticano señala que el diablo a triunfado gracias a las iglesias

Uno de los inconvenientes, es que tenemos un clero y u obispado que poco a poco ha dejado de creer en la existencia del demonio, en los males extraordinarios que puede causar el mismísimo diablo y en los exorcismos, inclusive, se ha comenzado a dudar del poder que nos ha ofrecido Dios para sacar a los demonios. Desde hace más de 300 años, la denominada Iglesia Latina, al contrario de la ortodoxa y de otras denominaciones que se le tienen en la actualidad, ha abandonado casi por completa el ministerio del exorcismo. Ya que la práctica del exorcismo, sus estudios, y la poco practica que se le ha estado dando a hecho que la creencia del mismo vaya en decadencia.

Anuncios

Experiencias entre satanás y exorcista de la ciudad del Vaticano

¿Cuáles fueron las aterradoras experiencias de Amorth?

Antes me morir, el exorcista señalaba que sus colegas eran muy mal tratados, y en muchas ocasiones son visto como personas que están locas o simples fanáticos de la religión. El exorcista y padre Amorth solía referirse al diablo como el “simio de Dios”, y se encargó durante muchos años a las prácticas del exorcismo, y en cada una de estas prácticas señala que el diablo le deparo más de una aterradora y para anda esperada sorpresa. Una de ellas fue: “en una ocasión una mujer que estaba poseída pro satanás empezó a vomitarme cadenas d hierro, muñecos de plásticos y llaves, si se le hubiesen realizado pruebas con rayos X, no se le hubiesen detectado todos estos objetos, que se iban reproduciendo rápidamente a medida que yo me iba dirigiendo hacia el demonio que la tenia poseída.

Anuncios

Así mismo siguió contando otras de sus anécdotas: “en otra ocasión un hombre adulto termino levitando para poderse escapar de un conjunto de personas que estaban intentando sostenerlo y amainar su rabia, mientras que otro sujeto empezó a huir del agua bendita y las llamadas del Señor, culebreando como una especia de serpiente. Los insultos y el uso de la lengua de los muertos no es necesario contarlos, ya que estos son comunes en la práctica de los demonios”.

Experiencias entre satanás y exorcista de la ciudad del Vaticano

¿Tuvo el exorcista Amorth un encuentro con el mismísimo diablo?

Por medio de una gran cantidad de entrevistas periodísticas que cedió antes de su fallecimiento, el exorcista Amorth revelo a los medios de comunicación algunos detalles de los diálogos que tuvo con el demonio. Un ejemplo de ello fue en febrero del 2012 donde detallo en las páginas de un diario italiano llamado “Libero” algunos se los detalles del primer encuentro con satanás: “de repente tuve la sensación de una presencia demoniaca en frente de mí, el mismísimo demonio estaba mirándome, se movía hacia mi alrededor, intente concentrarme, cerré los ojos y empecé a orar mientras escuchaba que me hablaban al oído en una lengua muerta”.

Anuncios