¿El fin de los ataúdes? – Entierros ecológicos convierten los cuerpos en semilla para un árbol

26220
¿El fin de los ataúdes? - Entierros ecológicos convierten los cuerpos en semilla para un árbol
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Cuando un funeral entra en una conversación, los primeros pensamientos de todos son de tristeza, por supuesto, junto con los ataúdes, las lápidas, los grandes cementerios, etc. En su mayoría, estas son cosas completamente normales asociadas con la muerte y los procedimientos funerarios. Sin embargo, una empresa llamada Capsula Mundi está experimentando con un método de entierro único que convierte al difunto en un árbol.

¿Cómo funciona?

La idea que subyace es bastante simple y el proceso es esencialmente el ciclo de vida de un árbol. El difunto será colocado en una de las vainas con forma de huevo especialmente fabricadas por Capsula Mundi que actuará como una semilla. La vaina se enterrará en el suelo con un árbol encima. Gracias a que está hecha de un plástico de almidón, la cápsula es 100% biodegradable y se descompondrá por sí misma en el suelo. El cuerpo en el interior también comenzará a descomponerse y a transformarse en nutrientes, que a su vez serán absorbidos por las raíces del árbol que se encuentra justo encima.

Obtener Libro

Esta idea permitiría a los seres queridos vivir para siempre como parte de un árbol. También haría que los sitios de entierro, como los cementerios, fueran un lugar mucho más feliz y vibrante. En lugar de tener líneas de lápidas, sería un exquisito bosque conmemorativo donde los amigos y las familias pueden visitar, cuidar sus árboles y pasar tiempo con los que han perdido.

Proceso funerario

La vaina, que está sustituyendo al ataúd tradicional, es en realidad completamente orgánica y biodegradable, lo que permite que el árbol crezca. Para permitir esto, el cuerpo humano se transforma en nutrientes una vez que está en la vaina de entierro. Suena bastante peculiar al principio, pero es un proceso totalmente natural. Los cuerpos tendrán que ser puestos en las vainas antes o después del rigor mortis ya que reduce demasiado la flexibilidad.

Después de ser encapsulados en la vaina de enterramiento en posición fetal, se plantará una semilla de árbol o una planta de árbol real encima de la vaina. El tipo de árbol dependerá de lo que la persona fallecida haya seleccionado de antemano. De manera similar a la selección de un ataúd, hay una amplia gama de opciones, pero esta es mucho más orgánica.

Urnas Biodegradables

Aunque esta idea está avanzando muy rápidamente, todavía hay algunas torceduras que deben ser resueltas antes de que pueda ser liberada completamente. Hasta entonces, sin embargo, Capsula Mundi ofrece una urna biodegradable que funciona más o menos de la misma manera, pero con cenizas para los que fueron incinerados.

Al igual que la cápsula, la urna se entierra bajo tierra con el difunto dentro, luego se coloca un árbol encima de ella y con el tiempo, la cápsula se descompondrá, permitiendo que el árbol absorba todos los nutrientes que una vez fue un ser humano, permitiéndole seguir viviendo en otro lugar.

Por mi parte, no me importaría seguir viviendo como un árbol, mientras que al mismo tiempo ayudamos a salvar el planeta. ¿Y a ti?

Obtener Libro
COMPARTIR