¿Cómo realizan los científicos la detección de un Planeta extrasolar?

87
¿Cómo realizan los científicos la detección de un Planeta extrasolar?
skeeze / Pixabay

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Aquellas civilizaciones humanas que datan de miles de años de existencia, dejaron múltiples estructuras y registros sobre sus avances en materia de investigación de la astrología. En este campo, las civilizaciones más destacadas vendrían a ser la de los antiguos griegos, los egipcios, los mayas, oriente medio, entre otros.

Anuncios

Esta realidad histórica da fe de que, tanto ellos como nosotros, se tomaron su tiempo para reflexionar si había algo más allá del planeta Tierra tal y como lo conocemos.

En las últimas décadas, a través de la ciencia ficción, diversos autores han recurrido a plasmar a través de libros, películas, cómics, videojuegos y televisión su visión del contacto con otros planetas, tanto positivamente como de una perspectiva catastrófica. A raíz de ello ha nacido la imagen colectiva de los “hombrecitos verdes”, los xenomorfos o los alíen, que tan arraigada está en la cultura popular, como  una forma de dar cabida a la imagen ficticia de la humanidad del fenómeno extraterrestre.

Por ello, queda claro que la sociedad nunca ha dejado de preguntarse: ¿estamos solos en el universo? ¿Ha habido nueva detección de planetas? Y, los astrónomos de la actualidad no han dejado de realizar esfuerzos para aclarar estas preguntas.

Anuncios

Ha sido gracias a los sofisticados equipos con los que contamos en la actualidad y los últimos avances en lo que respecta a la ciencia moderna, que se ha podido avanzar significativamente para responder a las incógnitas ya mencionadas.

Esto implica logros en la detección de planetas como el encuentro de señales de radio sin explicación, localización de atmósferas similares a las de la Tierra en planetas distantes e inclusive el descubrimiento de agua en planetas como Marte.

Anuncios

Los métodos modernos de detección de planetas

Como es natural pensar, encontrar nuevos planetas puede a su ves repercutir en detectar vida. Sin embargo, hasta ahora ese no ha sido el caso. Pero eso no significa que, a largo plazo esto no vaya a cambiar. De hecho, los científicos esperan que el encuentro de un nuevo planeta con vida extraterrestre sea cuestión de tiempo.

Esta teoría parte de que la vida afecta al desarrollo de la atmósfera de un determinado planeta. Los gases que la conforman son como son porque reaccionan de tal forma tras la interacción con aquellos componentes que habitan el planeta. Además, si están allí es porque ha de haber un mecanismo produciéndolos continuamente, muchas veces estos mecanismos son de algún tipo de organismo vivo.

Por tal motivo, los científicos centran gran parte de sus esfuerzos actuales en la localización de oxigeno en los exoplanetas. En el caso de la Tierra, éste abunda en su corteza mediante la fotosíntesis producida por las plantas.

Anuncios

Ahora bien, aunque es probable que gases atmosféricos inusuales sean un indicativo de vida planetaria, no es una regla estrictamente hablando. Por ejemplo, moléculas de azufre en la atmósfera vendrían a ser gases inusuales, pero no generados por vida sino provenientes de algún volcán activo. Con el oxígeno sucede lo mismo, puede producirse también mediante la irradiación de luz ultravioleta de origen estelar, como a través de los seres vivos.

Anuncios

Por otra parte, aun cuando se detecten este tipo de cambios químicos, es complicado discernir cuál sería la forma de vida que los produce. Estudiar la detección de vida mediante el análisis de las atmosferas podría permitir descubrir planetas que albergan vida, pero no arrojaría muchos detalles sobre las características de tal vida.

Los mejores candidatos para albergar vida

A estas alturas vale la pena preguntarse qué tipo de exoplaneta es el más adecuado para poseer vida. La respuesta es simple: aquellos cuyas condiciones sean similares a la tierra.

Específicamente tendría que hablarse de planetas rocosos, de un tamaño parecido al de nuestro planeta, así como también de su masa. Además es vital la presencia de agua en estado líquido.

Por otra parte, también se toma en cuenta la posibilidad de que dicho planeta, si bien no tenga vida, sea habitable. Razón por la cual los científicos le dan una importancia clave a la distancia en la que se encuentre.

Anuncios

Un planeta capacitado para albergar a la raza humana, calculan los científicos, debería de estar a menos de 30 años luz de distancia (Un año luz es aproximadamente 5.9 billones de millas o 9.5 billones de kilómetros), ya que sería lo razonable para poder visitarlo, en cuanto se desarrolle la tecnología adecuada. Hasta ahora no ha sido localizado un planeta así de cercano que cuente con las características necesarias para mantener a flote la existencia humana.

¿Y en nuestro Sistema Solar?

Actualmente los científicos se encuentran investigando también los exoplanetas de nuestro Sistema Solar, con el objetivo de conocerlos más a fondo. Las lunas de Saturno, Titán y Encelado, están lo bastante cerca como para poder analizarlas por medio de sondas espaciales, capacitadas para extraer muestras y tomar fotos. De igual forma, la NASA ha enfocado gran parte de sus últimos esfuerzos en investigar Marte a profundidad, pues se sabe que en el pasado tenía agua en estado líquido, razón por la cual, si bien de momento no se considera un candidato para albergar vida, es muy probable que en el pasado fuese un planeta similar a la tierra.

Detección de planetas por Señales de radio

Es un error pensar que la ciencia se limita a buscar señales de vida extraterrestre, también centra sus esfuerzos en investigar aquello que estarían “escuchando”.

Anuncios

Debido a esto, el programa SETI, ha enfocado una parte importante de sus investigaciones en el monitoreo de señales de luz y longitudes de onda de radio a grandes distancias, las cuales podrían llegar a ser un indicio claro de vida extraterrestre e, inclusive, de tecnología muy avanzada.

Para esta función es utilizada la matriz de telescopios Allen de 42 antenas, cuyo alcance es aproximadamente de entorno a 20000 estrellas enanas rojas cercanas a la tierra.

Cabe destacar que investigar las enanas rojas ha sido uno de los campos más recientes que ha incorporado el programa SETI. Esto debido a que hasta hace algunas décadas atrás se creía que las estrellas parecidas al sol, las enanas amarillas, eran las mejores candidatas para albergar vida. Sin embargo, los últimos avances demostraron que no es así, sino que son las estrellas enanas rojas las que, más probablemente, se hospedan cerca de planetas posiblemente habitables.

Con todo lo ya mencionado queda claro que el universo que conocemos es mucho más asombroso de lo que parecía siglos atrás. Cada vez que es respondida una incógnita es sucedida por varias más. Pero esto no puede ser infinito, eventualmente se llegará a un punto en que el conocimiento científico sea lo bastante vasto como para desarrollar herramientas que  garanticen la detección de planetas óptima, y, probablemente, la posibilidad de conseguir un nuevo hogar para la humanidad.