¿La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús?

180
La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Ha pasado mucho tiempo desde que se generó este increíble e histórico hecho. Exactamente hace unos 20 siglos, o unos dos mil años, sin embargo, aún no se consigue encontrar una respuesta coherente, lógica y que realmente nos muestre si realmente Jesús fue un ser humano común y corriente, si perteneció a este mundo.

Anuncios

Resulta increíblemente extraño que, sin ser «alguien» en la sociedad de la época y en tan solo tres años, fue un gran influente en la vida de toda la humanidad, al grado de que la marcaría para toda la historia. La Ciudad del Vaticano parece esconder la verdad sobre si realmente Jesús perteneció a este mundo.

La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús

¿La Ciudad del Vaticano nos ha ocultado que Jesús no pertenecía a este mundo?

No es un secreto que, desde que nació, supuso un misterio para toda la humanidad. De acuerdo a los relatos que se han podido leer en  los diferentes textos bíblicos, Jesús fue concebido por obra y gracia del «Espíritu Santo», en una región sumamente humilde, sin lujos y totalmente desprovisto de las distenciones y honores que un mesías todopoderoso, el cual influiría totalmente en la historia de la humanidad merece.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, aunque nació pobre, aun así tres Reyes que provenían del Oriente y llegaron hasta la ciudad de Belén con el único motivo de venerarle. La biblia cuenta que estos fueron avisados por «un Ángel», quién anunció que el nacimiento del Mesías, por lo cual, después, fueron guiados por una presunta estrella durante el viaje que emprendieron hasta el salvador.

Todo el mundo sabe que las estrellas no se mueven, como relata el texto, por lo que los expertos en teorías han sugerido una hipótesis bastante polémica; la supuesta estrella de Belén era en realidad un OVNI, este objeto volador fue el encargado de guiar a estos tres reyes hasta Jesús, de igual manera que habría sido un OVNI quien dirigiera a los Judíos durante el éxodo de Egipto.  La Ciudad del Vaticano podría estar al tanto de esto, sin embargo, jamás se han pronunciado al respecto.

Anuncios

La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús

¿La Ciudad del Vaticano sabe que Jesús podría ser extraterrestre?

De la misma forma, en los diferentes textos bíblicos podemos encontrar una gran cantidad de acontecimientos que podríamos relacionar con la presencia de objetos voladores no identificados, como por ejemplo, el famoso secuestro de Elías que fue arrastrado hasta el cielo.

De acuerdo a lo que ha publicado el escritor serbio, Vlado Kapetanovich, Jesús pudo haber llegado a la Tierra desde un planeta lejano conocido como «Apu» y su nombre real sería «Zay», quien tuvo la misión de encontrar un y solucionar un vórtice negativo que existía en la humanidad. Sin embargo, las actitudes y el egoísmo que naturalmente se manifestaba en los seres humanos de esa época le obligaron a refugiarse como el hijo de una humilde pareja judía que acababa de sufrir una pérdida.

La Ciudad del Vaticano ocultaría el verdadero origen de Jesús

Anuncios

¿Qué tan real puede ser esta hipótesis?

El escritor mantiene que la intención de real de Jesús (o Zay), era la de guiar a la humanidad por el camino de la tolerancia, amor y aceptación por su igual, preparando lo que sería el terreno para el contacto con los seres de su planeta natal, quienes brindarían a la humanidad una gran cantidad de avances y hallazgos en tecnología y espiritualidad.

A pesar de que todos conocemos como finalizó la historia de Jesucristo, el escritor asegura que para el momento de la muerte de Zay, este ya se había «desmaterializado» del cuerpo, por lo que no sufrió en absoluto, permitiendo así que pudiera «resucitar», para dejar una última enseñanza a aquellos lo siguieron y de esta forma, completar la misión que le había sido encomendada.

Creer o no en esta hipótesis es decisión de cada persona. Lo que si no podemos creer es que la Ciudad del Vaticano no se haya pronunciado al respecto, sea para desmentir a afirmar esta teoría, por lo que da a entender que la santa sede sabe algo que nosotros, quizás, desconocemos…

Anuncios