HAARP y Camp Sky-Hi, la obsesión de Estados Unidos por manipular el clima

255
HAARP y Camp Sky-Hi, la obsesión de Estados Unidos por manipular el clima
COMPARTIR
Obtener Libro

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Cuando hablamos de manipulación climática, rápidamente se nos viene a la mente el proyecto HAARP y todos los rumores y teorías que existen detrás. Sin embargo, el proyecto financiado por la Marina y las Fuerzas Armadas no es el único el único en el que los Estados Unidos se ha visto envuelto, ya que se ha descubierto que también ayudó financiando un proyecto que ha sido conocido como Camp Sky-Hi, el cual tiene como primicia estudiar el Efecto Aurora en el Ártico y la Antártida, sin embargo, al igual que su investigación hermana, se ha demostrado que este también es un experimento de manipulación climática.

HAARP y Camp Sky-Hi, la obsesión de Estados Unidos por manipular el clima

¿HAARP no es el único proyecto de manipulación climática de los Estados Unidos?

El llamado Efecto Aurora, a veces conocido como luces polares, es un fenómeno natural que se crea en los polos terrestres. Ese se genera cuando la magnetósfera está tan saturada por el viento solar siguiendo la forma de electrones y protones en la atmósfera superior por el campo magnético del planeta. En el año 59 se creó el United State Antartic Programme, y dos años más tarde, se fundó el proyecto Sky-Hi, el cual fue dirigido por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), junto a la Marina de Palmer Land.

Obtener Libro

Camp Sky-Hi funcionaría para investigar las mediciones que se harían de forma simultánea al campo magnético del planeta junto a otra base que se encuentra en el sitio del hemisferio norte en Quebec, Canadá.

Sin embargo, Aaron y Melisa Dykes han presentado una teoría que podría poner en evidencia al proyecto. Esta hipótesis fue presentada como una especie de documental en YouTube, el cual lleva por nombre «Los verdaderos secretos que la Antártida oculta».

Después de haber realizado una serie de investigaciones para el programa, los especialistas aseguran que en realidad, lo que se comenzó a investigar en la Antártida fue la posibilidad de manipular de una manera diferente el clima.

HAARP y Camp Sky-Hi, la obsesión de Estados Unidos por manipular el clima

¿Pruebas diferentes a la de HAARP?

Aaron Dyke asegura que controlar el clima es algo que tanto el gobierno como la Armada estadounidense siempre han querido hacer. Es por ello que han establecido dos proyectos para que estudien la posibilidad, el HAARP, que es quien se lleva toda la atención, y uno con mucho menos perfil, lo cual facilita sus trabajos de investigación y pruebas, como el Camp Sky.Hi, quien se ha convertido en la primera estación de atmósfera superior ubicada en la Antártida.

De acuerdo con los imágenes que se presentaron, el proyecto ha llevado kilómetros completos de cables, los cuales han sido colocado dispersamente por todo el hielo con los cuales estimulan los efectos de una aurora artificial al mismo tiempo que lo hacen en Canadá.

Otra persona que comparte esta teoría es William Buckley, periodista que visitó el Polo Sur y comentó sobre el uso que le están dando al proyecto para manipular el clima, después de interactuar con científicos que estaban estudiando la dinámica del núcleo terrestre de la misma manera que lo hacían con los efectos geomagnéticos sobre el clima.

HAARP y Camp Sky-Hi, la obsesión de Estados Unidos por manipular el clima

¿A merced de proyectos como HAARP y Camp Sky-Hi?

Por otro lado, Melissa Dyke también reveló que Harry Wexler, científico jefe de las expediciones estadounidenses en la Antártida en la actualidad, también mostró desde su época como estudiante un gran interés en el control del clima. De acuerdo a la investigadora, Wexler fue la persona detrás del bombardeo de la ionósfera con armas nucleares durante el proyecto Argus, de 1.958. Su intención era provocar un efecto de aurora artificial a cientos de kilómetros de distancia.

Los avances que se han hecho en el entendimiento del escudo electromagnético que protege a la Tierra han llevado a la milicia y a los científicos de Estados Unidos a conseguir la habilidad de manipular el clima. La Marina de los Estados Unidos prácticamente confirmó esto después del Proyecto Argus, al amenazar que podrían bloquear la comunicación satelital y radio de sus enemigos con una explosión a una gran altitud.

Obtener Libro
COMPARTIR