El por qué la ciudad del Vaticano prohibió adorar a estos ángeles

340
El por qué la ciudad del Vaticano prohibió adorar a estos ángeles

RECIBE MÁS NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO!

Suscríbete a nuestro boletín de noticias y conoce las historias de las que todo el mundo habla diariamente.

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Durante el año 2002, la ciudad del Vaticano lanzó un contundente mandamiento a todos sus seguidores: no adorar a aquellos ángeles que no apareciesen en los textos de la biblia. En pocas palabras, que solamente se podía hacer cultos y oraciones dirigidas hacia los únicos arcángeles; Miguel, Gabriel y Rafael. De acuerdo a la Iglesia Católica Apostólica y Romana, había considerado como seres angelicales y benévolos para la humanidad únicamente a estos seres, debido a que el resto solamente eran ángeles caídos, es decir, demonios o seres malignos para la Tierra. Entonces, nace una interrogante ¿Quiénes era y de dónde vinieron esos ángeles y por qué la iglesia los prohibió?

Anuncios

El por qué la ciudad del Vaticano prohibió adorar a estos ángeles

¿Por qué la ciudad del Vaticano prohibió adorar a otros ángeles?

Los textos apócrifos que aparecen en el libro de Enoch, se muestran a estos seres como ángeles caídos o vigilantes de los cielos, pero también como los principales responsables de la unión carnal entre las mujeres de la Tierra, con las que tuvieron hijos híbridos que gobernaron el mundo. Con estos actos transgredieron la Ley de Dios. El libro apócrifo de Enoch no menciona solamente a estos ángeles, sino también a todas sus actividades.

Anuncios

En la Biblia, en el libro del Génesis 6:1-4, menciona que cuando los hombres empezaron a multiplicarse sobre la faz de la Tierra, y nacieron hijas a ellos, y los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, las tomaron para sí, escogiendo entre todas.

Anuncios

Según Enoch, fueron doscientos ángeles caídos los que descendieron de los cielos o la cima del monte Hermón, en la Tierra y estaban observando la belleza de las mujeres humanas, y usando sus nuevos cuerpos materiales, tuvieron relaciones sexuales con éstas.

El por qué la ciudad del Vaticano prohibió adorar a estos ángeles

Anuncios

Los vigilantes que la ciudad del Vaticano no quiere que adoremos

En Génesis 6:4, se menciona que esta situación debió desencadenar la ira de Dios por haberse mezclado razas entre los ángeles y los mortales,  esto fue lo que provocó la creación de una descendencia mitad humano, mitad angelical.

De forma tradicional, se enumeran a los Ben Elohá, conocidos también como los hijos de Dios, como varias criaturas que descendieron a la Tierra y se llegaron al monte Hermón, una región donde están las tierras de Cananeos y de los hebreos, que finalmente en sus laderas, construirían santuarios para adorar a los dioses Baal, Zeus, Helios y la diosa Astarte.

Los ángeles caídos también eran conocidos como los vigilantes, los Grigori y los Irin. En la mitología judía, los Grigori eran en principio una orden superior de los ángeles que vivían en lo alto del cielo, junto a Dios y que se parecían mucho a los humanos.

A través de estos puntos, se hace referencia a las actividades de los ángeles, a sus conocimientos cósmicos estos híbridos que procrearon por unión con los humanos, el nacimiento de la nueva humanidad y la negación de algunos ángeles en reconocerla como una civilización con sus derechos y finalmente, la serpiente que sedujo a la madre de la humanidad, Eva.

Anuncios

¿Relación con la creación extraterrestre y los ángeles caídos?

¿Esta historia bíblica que aparece en los antiguos textos bíblicos les suena conocida? Es normal, por qué es la misma leyenda que está escrita desde el principio de las civilizaciones, los sumerios, los egipcios e incluso, aztecas y mayas.

En la mitología de estas civilizaciones milenarias, los dioses bajaron de los cielos para crear a la humanidad y convivir con ellas, utilizándola o ayudándola a desarrollarse. Gracias a esta leyenda, muchos teóricos de conspiración y estudiosos de la ufología han asegurado que los humanos somos una especie de raza híbrida y que, incluso, aún tenemos ADN extraterrestre en nuestra «cadena de datos».

¿Será por esa razón que la ciudad del Vaticano ha decidido prohibir la adoración de estos ángeles que fueron considerados dioses en la Tierra? ¿Existe una relación? No es la primera vez que esta institución nos esconde información importante sobre nuestra historia.

Anuncios